Como conciliar el crecimiento espiritual con la vida cotidiana

22:44




Seguramente pensarás que esto de crecer a nivel espiritual requiere mucho tiempo y esfuerzo. Tiempo y esfuerzo que a lo mejor entran en conflicto con tu ritmo de vida.

Te voy a dar claves para que cada día dispongas de tiempo y formas de trabajo que sean cómodas, efectivas y adaptables a todo tipo de horarios y situaciones.
Lo primero. Te recomiendo ver menos televisión. Las horas vuelan delante de la caja tonta y muchas veces no estamos viendo lo que estamos mirando. Selecciona aquello que te gusta y el resto del tiempo, apaga la tele. Si la pones para tener ruido de fondo deja que te diga... muy mal. Porque la tele va cargada de mensajes negativos que van calando en tu mente no-consciente y te cargan de todo menos de energía positiva. Te recomiendo sustituir el ruido de fondo por música que te resulte agradable o sonidos sanadores.

Dicho esto. Tenemos cuatro cuerposfísico, mental, emociona y espiritual. Lo ideal sería dedicar un tiempo al desarrollo a cada uno de ellos, pero si vamos apretados...  te presento lo que llamo el sistema exprés, por ponerle un nombre.

-Físico: No hace falta salir a correr o hacer 20 minutos de ejercicio diario. Basta con unos estiramientos cuando te acabas de levantar o unos saltitos. No te rías, funciona. Así activas la energía física.

-Emocional: Para ir rápido y bien, te recomiendo repetir un mantra o palabras clave cuando sientas que tienes cuerpo emocional cargado, osea, que están los nervios a flor de piel. Cuanto más corta mejor: AMOR, PAZ, DIOS, DIOSA...

-Mental: Separa unos minutos para reflexionar sobre un tema o palabra. Reflexionar es dejar que el concepto se exprese. Dicho de otra forma, mientras vas al trabajo en metro o esperas a que los niños salgan del colegio eliges una palabra. Puede ser AMOR, PAZ... una que quieras integrar en ti o comprender. La repites tres veces y dejas la mente en blanco. Verás que con el tiempo las palabras y los conceptos dicen más de lo que parece. También puedes leer un rato.

-Espiritual: Si no tienes tiempo para meditar, respira. Coge aire lentamente por la nariz y suéltalo lentamente por la boca. Muy lento. Llena tu tripa con el aire, que vaya más abajo de los pulmones. Si no sabes como hacerlo pues mete y saca tripa mientras respiras y el cuerpo aprenderá de nuevo a respirar bien. Céntrate en la respiración y en los latidos de tu corazón. Este tipo de respiración se conoce como respiración profunda y va genial para todo.

En total no son más de 20 minutos al día de "trabajo" y ya ves que son cosas que casi puedes hacer en cualquier sitio, lugar y momento. Entiendo que saltar no, todo y que tenía una profesora de danza del vientre que practicaba en la cola del banco...




QUIZÁS TAMBIÉN TE INTERESE:

0 comentarios

Puedes usar todo el material del blog siempre que respetes el contenido y cites la fuente. Gracias. Licencia de Creative Commons
Este obra está bajo una licencia de Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 4.0 Internacional.

Formulario de contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *

Followers