Cuando las creencias chocan

17:47



Es muy posible que tus creencias choquen con aquello que ves, sientes o vives en estos momentos. Creo que es algo general en el camino de las Llamas Gemelas porque muy pocos, o nadie, está preparado para hacer un giro tan brutal a nuestro Ser.

Porque el camino de las Llamas Gemelas nos mueve todas las células de todos los cuerpos y niveles habidos y por haber. Nos pone del derecho y del revés varias veces e, incluso, nos centrifuga a ratos.

Es muy duro vivir un choque de creencias porque pierdes las referencias. Las creencias son la base de nuestros pensamientos, emociones y acciones. Vivir con creencias opuestas es imposible, o se cambian o se mantienen, pero no puedes poner un píe para caminar por el sendero de la derecha y otro para ir por el de la izquierda.

Y este sendero es puñetero en ese sentido porque arrasa con todas las áreas de la vida. No sólo te gira el mundo en lo referente a la realidad, transforma la visión que tienes de las relaciones, del mundo, de ti mismo.

Si en estos momentos tus creencias te generan un conflicto y estás un poco perdido te voy a pedir que hagas un ejercicio.

Haz una lista con las creencias que ahora mismo se están peleando y discutiendo en tu interior y las enfrentes.

Le puedes pedir a alguien de confianza que te ayude, o hacerlo en solitario. El tema es dejar que las creencias hablen entre ellas. Imagina qué dicen, escucha. Si hace falta las escribes. Primero lo que diría una y luego la otra.

Pongamos un ejemplo. Nunca has creído en el amor verdadero pero estás en el camino de las Llamas Gemelas y algo en tu interior te resuena, te dice que ahí hay verdad.

Pon una creencia a cada lado y escucha por turnos. Escucha sus voces, cómo hablan. Seguramente descubrirás que las creencias tienen una voz familiar, eso es porque las has adquirido de alguien. A lo mejor la creencia de que el Amor verdadero no existe tiene una voz parecida a la de un padre, una madre, un abuelo...

Escucha lo qué dicen, cómo lo dicen y ponles nombre porque así verás que el conflicto lo causa el hecho que todas tus creencias son adquiridas, no decididas o creadas. Todas se instalaron en ti cuando eras un niño. Ahora, de adulto, puedes identificar esas creencias y apartar aquellas que no te apetece tener o que te causan daño.

Ahora puedes crear un sistema que concuerde con tus emociones, con la realidad que vives, con aquello que eres y ves, de forma que no sólo superas esta etapa tan ... eso, si no que también te ayuda a evolucionar. Esto se debe a que ya no eres víctima de las creencias, eres su creador, director y dueño. Las pones a tu servicio y ya no estás al servicio de ellas.




QUIZÁS TAMBIÉN TE INTERESE:

0 comentarios

Puedes usar todo el material del blog siempre que respetes el contenido y cites la fuente. Gracias. Licencia de Creative Commons
Este obra está bajo una licencia de Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 4.0 Internacional.

Formulario de contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *

Followers