El Desapego en el Camino de las Llamas Gemelas

19:30




El desapego es una sensación maravillosa porque ya no sientes esa agonía vital por estar o no estar, simplemente Eres.

Hay varias formas de trabajar el desapego. Te voy a presentar las que se me vienen a la mente y si conoces alguna más, deja un comentario para que podamos añadirla a la lista.
Lo principal a tener en cuenta cuando hablamos de desapego es interiorizar que todo tiene una razón de ser. Todo. Imagina tu vida como un puzzle al que le faltan piezas. Obviamente no puedes hacerte una imagen completa, ni puedes acabarlo, no está completo. Así que no centres tu energía en las piezas que faltan, pon tu foco en las que tienes y ponlas en su lugar.

A medida que vayas colocando las piezas que tienes aparecerán más, en el momento justo y de forma mágica. Pero el hecho de estar centrado en las piezas actuales te ayudará a estar en tu centro.

Otra cosa que puedes hacer para llegar al desapego es meditar. El apego viene del ego, de la necesidad de tener algo, de pensar que no estamos completos por nosotros mismos, de decirnos que necesitamos algo exterior para alcanzar la felicidad o nuestras metas. No es cierto, lo tienes todo en tu interior. Cuando te sientas a ti, cuando estés unido a ti, feliz en tu compañía y contigo, el desapego aparecerá tocando las castañuelas en tu vida.

La compasión también forma parte del paquete del desapego. Cuando eres capaz de mirar a tu compañero o compañera y sentir compasión por él o ella te deshaces de los nudos del apego. La compasión no es pena. No sientes compasión si hay un sentimiento de carencia, de pensar: Pobre, como no sabe, como no puede... Compasión es sentir que la otra persona es un Ser maravilloso y completo en si mismo que está haciendo las cosas lo mejor que puede, como todos. Compasión es mirarlo y sentir su proceso, comprenderlo y acompañarlo pero sin engancharnos a él.

También hay ejercicios que puedes hacer, te dejo uno aquí y otro aquí.

Me acaba de venir una imagen mental, una metáfora sobre el desapego que creo que te puede ayudar mucho. Desapego es ser jardinero. El amor o nuestros compañeros son las flores. El jardinero no atosiga a la flor para que crezca. Él la riega, la cuida, quita las malas hierbas... se preocupa por ella, la observa, pero la deja crecer a su ritmo, a su aire. Sólo la observa y la ama como es.

No se si eres aficionado a la jardinería pero si lo eres o has visto trabajar a una persona que realmente ama las plantas entenderás perfectamente en qué consiste el desapego. Un jardinero no espera que la flor crezca para amarla, la ama tal como es y aprecia cada momento de su crecimiento pero sin agarrarla porque sabe que eso acabaría con ella.

Te dejo reflexionando. Cada vez que tomes un concepto nuevo reflexiona sobre él. Reflexionar no es pensar en ello, es coger el concepto, sentarlo en tu mente y obsérvalo para que te empape y se exprese por si mismo.



QUIZÁS TAMBIÉN TE INTERESE:

0 comentarios

Puedes usar todo el material del blog siempre que respetes el contenido y cites la fuente. Gracias. Licencia de Creative Commons
Este obra está bajo una licencia de Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 4.0 Internacional.

Formulario de contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *

Followers