El dinero y la evolución espiritual

9:53



Durante mucho tiempo todo lo espiritual se ha disociado del mundo material que nos rodea. He sido la primera que ha creído que para evolucionar y crecer a nivel espiritual debía apartar de mi vida todo lo que fuera material. Mi cuerpo y el dinero eran, para mi, un lastre, algo que me impedía Ser.

Este paradigma está completamente errado. No hay posible evolución espiritual alejada del cuerpo y de la materia.  Más habitamos nuestro cuerpo material, más fácil le resulta a nuestro Ser estar presente, crecer y evolucionar.

Lo mismo sucede con el dinero. Muchas son las corrientes o escuelas iniciáticas que han renegado de lo material y lo han cargado de negatividad. Es imposible evolucionar sin integrar la energía del dinero, de la abundancia en nuestras vidas y te voy a explicar el por qué. También voy a aclarar el tema del dinero y los trabajos espirituales. El eterno dilema: cobrar o no cobrar cuando realizamos un trabajo espiritual.


Todo es energía, el dinero también lo es. El dinero es el sistema de intercambio que hay actualmente en la Tierra y no podemos, aunque queramos, separarnos de el. El dinero es una energía neutra, no es buena ni mala, lo positivo o negativo del dinero lo definimos nosotros a través del uso que le damos.

Si compro armas o drogas estoy usando mal la energía pero si uso el dinero para proporcionarme bienestar, es decir, para comprarme comida de calidad, procurarme cuidados y convertir mi entorno en un lugar bello y cómodo, estoy usando esa energía de forma positiva porque, como dijo BUDA: La felicidad ES el Camino.

Difícilmente podré ser feliz y crecer si no tengo para comer o mis necesidades básicas no están cubiertas. La Ascensión es la felicidad completa y absoluta, esto significa que tengo los recursos que necesito y que los uso de forma adecuada para mi y para los demás.

El dinero es una llave que te permite cruzar ciertos umbrales. También te permite ayudar a los demás. Si eres abundancia ayudas a los demás a ser abundancia porque expandes la energía con entrega y amor.

Cuando pago algo, un objeto o servicio, doy gracias porque eso que compro me va a permitir hacer tal cosa o me da la oportunidad de mejorar o, simplemente sentir placer. El placer también esté incluido en el sendero del crecimiento. El placer que nace del Alma. Por ejemplo, si tengo dinero puedo ir de vacaciones a un lugar mágico que me proporcionará bienestar, alegría y ese placer que te llena con sólo respirar y que no tiene nada que ver con el ego.

También creo en otra forma de hacer las cosas, en el intercambio, en nuevas y creativas formas de trabajo y pagos. Yo he decidido, a nivel profesional, buscar un sistema que me permita ofrecer mis dones y talentos a todo aquel que lo pueda necesitar de forma gratuita pero obteniendo ingresos. A lo mejor hubiera sido más sencillo ir por otro camino pero creo que todo el mundo tiene derecho a acceder a la sanación de forma gratuita.

Desde mi punto de vista, muchas veces quien más necesita sanar es quien menos posibilidades económicas tiene. No critico ni juzgo a la gente que cobra. Lo veo normal, estás invirtiendo mucho tiempo en algo y necesitas comer, pero sí creo que cuando alguien busca un nuevo enfoque, lo encuentra. Creo que entre todos podemos enriquecer el sistema actual y darle un giro más amplio y creativo. Un sistema que no sólo se sustente en la energía del dinero.

Si tus creencias entran en conflicto con el hecho de pagar o cobrar por los servicios espirituales... busca alternativas, seguro que encuentras personas que ofrecen sus servicios de forma gratuita o por la voluntad. Tú puedes hacer lo mismo si eres un trabajador de Luz a tiempo completo. Es importante que se intercambie la energía y no sólo dar, también recibir, pero puedes recibir de muchas formas, no solamente cobrando una tarifa.

Yo me siento incapaz de abrir una consulta y cobrar por mis servicios. La idea no me seduce nada, no me veo... y eso que muchas personas me lo piden y que mi situación financiera actual no es la más boyante del Mundo porque estoy empezando a rodar mi propósito y los árboles necesitan de un tiempo para dar sus frutos. No pasa nada, en poco tiempo las cosas cambiarán, y mientras los frutos llegan el Universo me proporciona lo que necesito de formas increíblemente mágicas. Me proporciona lo que necesito pero no siempre coincide con lo que deseo, pero esto es harina de otro costal.

Es mi elección, la que se adapta a mi, a mis creencias, a mis gustos, a mi Ser y es tan correcta como cualquier otra siempre que nos haga felices y encaje con nosotros.

QUIZÁS TAMBIÉN TE INTERESE:

0 comentarios

Puedes usar todo el material del blog siempre que respetes el contenido y cites la fuente. Gracias. Licencia de Creative Commons
Este obra está bajo una licencia de Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 4.0 Internacional.

Formulario de contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *

Followers