El valor de las lágrimas

18:28



Vivimos en una sociedad en la que llorar se señala como un signo de debilidad. En las mujeres se medio tolera pero en los hombres se castiga de forma más directa. No me voy a liar a juzgar o criticar a la sociedad, constato un hecho.

Cuando alguien llora en publico pide perdón, se considera de gente con poco temple, con poco valor y no es así. Las lágrimas forman parte de nuestro Ser como lo son otras expresiones emocionales. Tacharlas de negativas es como amputar una parte de nuestro cuerpo.

Al no ser socialmente aceptable llorar -excepto en raras ocasiones- no se ha profundizado en su verdadero valor, su potente poder sanador porque, las lágrimas, son realmente mágicas

Lo son porque curan el Alma, porque vacían los depósitos internos que están cargados de tensión. Liberan emociones tóxicas, permiten respirar mejor y te abren el corazón. Limpian todo aquello que está manchando tu Ser y no te permite resplandecer.

En el camino de la Llama Gemela creo que las lágrimas van en el paquete, y van muchas, tantas que hay que aprender a llorarse bien porque es vital para poder continuar. Hay varias formas de llorarse, aquí van unas cuantas.
Verás que lo llamo llorarse en vez de simplemente llorar porque creo que en este sendero nos damos cuenta del daño que nos hemos hecho con nuestros pensamientos, actos o palabras. Puede que a los demás los hayamos salpicado pero nuestras principales víctimas hemos sido nosotros mismos. Así que yo me lloro por ello. Y me pido perdón.

A lo mejor te sorprender el hecho de saber que puedes llorar de muchas formas. Llorar no deja de ser un soltar lastre, un perdonarse, un sentir profundo y eso se puede hacer por varias vías.

Puedes escribir todo lo que te daña por dentro, tus penas, esas cosas que son tan dolorosas y profundas que no puedes ni articularlas. Escríbelas y luego las quemas. Cuando el humo se eleve imagina que todo ese peso se libera de tu Ser y te purificas. Ya no están.

Pinta, pinta aunque no sepas pintar, pero haz garabatos, monigotes, representaciones de esas penas, de esas lágrimas. Desahógate a base de bien y cuando acabes rompe el papel en pedazos y a la basura. Una vez has tirado los papeles ese dolor se ha esfumado. Respira, seguro que te sientes mejor. 

Grita. Pon un cojín que amortigüe el ruido y grita, lo puedes hasta morder. Suelta rabia, pena, todo. Pégale si así lo sientes. La violencia no lleva a ningún lado pero mejor descargarse en un cojín que en uno mismo o en las personas de nuestro alrededor.

Pon una peli que te haga llorar y cuando esté el grifo abierto, aprovecha y saca todo lo que llevas en esa mochila pesada interior.

Otra forma de llorar es reír. No es contradictorio ¿Cuántas veces no has empezado a reír mucho y has acabado llorando? Libera. Busca algo que te haga reír y ríe hasta que llegues a las capas profundas.

A lo mejor te parece una tontería esto que voy a decir pero lo hago y me va bien. Me guardo tiempo para llorar cuando tengo semanas estresantes. En una ocasión me dio un ataque de llorera en un acontecimiento publico y me tuve que morder la boca entera para disimular. Me sentí fatal, llevaba tiempo acumulando nervios, estrés y me pilló en el peor momento.

Cuando llegué a casa estuve horas llorando, una pasada, pensaba que me quedaba seca para los restos. Horas y horas de lloro intenso y pensé que nunca más. Cuando se va llenando mi deposito interno me reservo un rato y me lloro. Me lloro escribiendo. Me libero, me limpio por dentro y me quedo nueva.

Y sobre todo, a los hombres que aún creen que llorar no es cosa de chicos... pues es una tontería, todos somos personas y sentimos lo mismo si nos pinchan con un alfiler, y si nos rompen en corazón... así que, si eres hombre y no te has permitido llorar mucho, empieza ya, que lo necesitas más de lo que crees.


QUIZÁS TAMBIÉN TE INTERESE:

0 comentarios

Puedes usar todo el material del blog siempre que respetes el contenido y cites la fuente. Gracias. Licencia de Creative Commons
Este obra está bajo una licencia de Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 4.0 Internacional.

Formulario de contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *

Followers