Mi Llama Gemela y vidas pasadas IV: La sanación, el regalo, las reflexiones y un consejo

18:22


Primera Parte

Segunda Parte

Tercera Parte

Tras esa debacle emocional y física, porque el dolor agota y mucho, y tras ver el poder sanador del perdón nos mostraron una vida muy feliz.

En esa vida nos conocíamos de pequeños y lo bonito, o especial, o lo que me tocó el Alma fue que desde pequeños nos comprometimos. Él era un niño que me tiraba de las trenzas y me ponía ranas en el camino, yo se lo dije a mi padre en esa vida y él, medio en broma, me dijo que ese niño era tan malo conmigo porque me amaba.


Te puede parecer una tontería pero mi reacción fue ir a buscarlo y decirle que me iba a casar con él, que ya podía parar de molestarme. Y así fue, tras pasar unos años estudiando fuera volvió para recordarme la promesa que le había hecho y la cumplí.

Ver esa felicidad, ese proceso, fue un regalo en ese momento porque realmente somos como eramos, como es nuestra Alma en la quinta dimensión, o en el Cielo, o como lo quieras llamar. No tuvimos una vida muy espectacular, no vivimos grandes aventuras y no fuimos ricos, famosos o importantes, pero fuimos felices juntos, y estuvimos tranquilos, en paz.

Después de todo este compendio de situaciones e información me tomé un tiempo de reflexión. La verdad es que hasta ahora no he sido capaz de escribir sobre el tema porque aún me causaba mucho dolor.

El perdón está, por mi parte y por la suya. A él le costó más perdonarse a si mismo por todo lo que pasó, por lo que pasamos, pero realmente, cuando ves el por qué actúa así, no justificas nada, pero nace una compasión que va más allá de las palabras habladas o escritas.

Y realmente conoces el poder del perdón, y lo aplicas a todas las áreas de tu vida, a todas las situaciones y personas que antes eras incapaz de perdonar. Todo te parece entonces una tontería y unas ganas de sufrir por sufrir que no lleva a ningún lado. Desde ese instante mi causa es transmitir el perdón a todo el mundo, dar a conocer lo que puede llevar a cambiar tu percepción de vida, tus condiciones.

De verdad, no hay karma que no se pueda perdonar, no hay nada, absolutamente nada que no se pueda perdonar y te lo digo yo, que he visto como la persona que más amo en el Mundo, mi Ser favorito en el Universo entero me violaba y me pegaba hasta la inconsciencia.

No hace falta ser más bueno que nadie para perdonar, no hace falta pasar por todas estas experiencias, porque realmente no te recomiendo hacer regresiones, si no es absolutamente necesario. Es muy doloroso y puede dejar secuelas. Simplemente tienes que querer perdonar, poner voluntad y hacerle entender al ego -que tiene ganas de pasar cuentas- que realmente nadie gana nada, que sólo se perpetua el dolor y el sufrimiento.

En caso de que hagas regresiones, que estás en tu derecho, tienes que saber que tras vivir el hecho traumático hay que hacer un proceso de sanación que consiste en volver a pasar por esa vida eligiendo otras opciones.

En el caso de esa última vida dolorosa la revivimos de nuevo pero yo no le giraba la cara. En vez de huir de el dolor, de él, lo afronté, lo pasamos mal porque los dos llevábamos muchos demonios internos, pero lo superamos, llegamos a separar el ego, el miedo y las dudas con Amor.

Lo logramos a base de superar lo que más temíamos los dos, mostrar nuestros sentimientos al otro, quedarnos indefensos y decir: No sé que tienes o qué me das que no puedo dejar de amarte y te amo de verdad, y no estoy contigo por nada más que el amor profundo que siento por ti. En esa época la mayoría de matrimonios era por conveniencia, el nuestro lo podía parecer... pero fuimos sinceros en uno con el otro y reconocimos que si estábamos ahí era por el otro, y nada más. No era perfecta pero era mejor que la vez anterior.

Hasta aquí las aventuras y desventuras de vidas pasadas. Si quiero que te quedes con algo no es con el hecho de ir a vidas pasadas, que puede parecer muy guay, pero que no lo es... te pido que te quedes con el perdón, que perdones, ahora, todo karma pasado, actual o futuro, que sanes todo lo que puedas sanar perdonando, aquí y ahora, todo lo que hay en tu vida que no has perdonado porque vale la pena no pasar por este mal trago.


Namasté.

QUIZÁS TAMBIÉN TE INTERESE:

0 comentarios

Puedes usar todo el material del blog siempre que respetes el contenido y cites la fuente. Gracias. Licencia de Creative Commons
Este obra está bajo una licencia de Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 4.0 Internacional.

Formulario de contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *

Followers