Bendito Seas

18:38




Te dejo una oración, una bendición. Esta oración nació en una meditación, viendo el aura de mi Llama Gemela. Tenía -y tiene- tales colores que lo único que fui capaz de articular fue: Bendito seas. Al día siguiente busqué el significado de bendecir y apareció esto que comparto contigo:

Bendecir  significa reconocer una belleza omnipresente, oculta a los ojos materiales... 

Es imposible bendecir y juzgar al mismo tiempo. Mantén en ti ese deseo de bendecir como una incesante resonancia interior y como una perpetua plegaria silenciosa, porque de este modo serás de esas personas que son artesanos de la paz, y un día descubrirás por todas partes el rostro mismo de Dios.

Bendecir significa desear y querer incondicionalmente, totalmente y sin reserva alguna el bien ilimitado – para los demás y para los acontecimientos de la vida - haciéndolo aflorar de las fuentes mas profundas y más íntimas de tu Ser. 

Esto significa venerar y considerar con total admiración lo que es siempre un don del Creador, sean cuales fueren las apariencias. Quien sea afectado por tu bendición es un ser privilegiado, consagrado, entero

Bendecir significa invocar la protección divina sobre alguien o sobre algo, pensar en él con profundo reconocimiento. Significa también llamar a la felicidad para que venga a él.

Y esta es la oración, la comparto contigo para que la puedas repetir tantas veces quieras. Al final de la oración original -no he tocado nada, está tal cual me salió de dentro- hay otra más general, para dar Luz al Mundo.

BENDITO SEAS

Yo te bendigo, yo te bendigo, yo te bendigo mi amor. 
Bendito seas entre los hombres, bendita tu alma y bendito todo tú. 
Te bendigo y te doy las gracias por tus dulces miradas, por tus palabras sabias, por entregarme los tesoros de tu Ser, por prestarme tu hombro para llorar. Bendito seas por aprender, por ir siempre más allá, por las lágrimas que derramas y que compartes conmigo.

Bendigo tu buen corazón, tu serenidad y paciencia, tu risa... bendigo todos tus momentos, todos tus sentimientos y todos tus pensamientos. 
Eres Luz, una Luz brillante y Divina. 
Eres mi Dios, un Dios amoroso y muy puro de corazón. 
Te bendigo por ser la pura expresión del amor incondicional.

Bendigo tus manos, tus brazos, tu cuerpo entero. 
Bendito sea tu corazón, porque es luminoso y grande, y profundo y es lo más bello que he visto en este u otros mundos. 
Tienes el corazón tan puro y bondadoso y compasivo... tan increíblemente hermoso que tengo ganas de vivir en él, en ti, eternamente porque se está calentito y es suave y dulce y luminoso.

Bendito seas tú que representas a todos los hombres, que eres todos los hombres siendo mi hombre.

Te bendigo y te doy las gracias. 
Gracias por tu amor, por enseñarme tanto, por protegerme, por cuidarme, por hacerme reír, por abrazarme al llorar, por abrir tu corazón, por luchar por mi, por todo amor. 
Te bendigo y doy gracias por ti y por todo. 
Bendito seas

YO TE BENDIGO 
Desde mi corazón Divino, bendigo a todos los seres del Universo y les mando Amor.
Bendigo la buena voluntad en los hombres  y las mujeres. 
Bendigo y doy gracias a todos los Seres encarnados y a los Divinos. 
Benditas sean las palabras dulces, benditos los actos amorosos y benditos los pensamientos bellos. 
Yo te bendigo, yo te bendigo. Yo te bendigo. 
Bendita sea la Madre Tierra y todos sus reinos. Bendito el Universo entero. Bendito seas de nuevo

Namasté. 

QUIZÁS TAMBIÉN TE INTERESE:

0 comentarios

Puedes usar todo el material del blog siempre que respetes el contenido y cites la fuente. Gracias. Licencia de Creative Commons
Este obra está bajo una licencia de Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 4.0 Internacional.

Formulario de contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *

Followers