Sanado a Gaia: Ecología emocional

16:20



Todas nuestras emociones y pensamientos tienen vibración. Cuando pensamos algo o sentimos algo lo estamos proyectando a nuestro exterior. Los sentimientos y pensamientos se quedan "flotando" en el aire, formando cuerpos invisibles.

Esto sucede porque se funden con los pensamientos y sentimientos similares que otros seres humanos están lanzado. Dicho esto, si todos mandamos sentimientos de carencia, miedo o culpa, esos sentimientos se quedarán en el aire e irán a parar al cuerpo emocional de la Tierra, que los absorberá. O a su cuerpo mental en el caso de los pensamientos.

La ecología emocional -no sé si existe ya el termino- consiste en tomar conciencia de aquellos residuos vibracionales que estamos lanzando al exterior de igual forma que hacemos con la materia.

Hay que reciclar los deshechos de todo tipo e, igual que tiramos los envases al contenedor amarillo, debemos reciclar todo lo demás porque, tanto como Llamas Gemelas como Seres Humanos, tenemos una responsabilidad para con nuestra amada Madre Tierra.

La Tierra es el hogar de la energía femenina, es nuestra nutridora amorosa, al cuidar de ella estamos cuidando del femenino colectivo, de la Madre Arquetípica, del Universo.

Nuestra misión como Llamas consiste en ayudar a sanar a la Lady Gaia, así que  ¿Por qué no empezar ya con los recursos que tenemos?

Te propongo un juego de ecología emocional y mental para empezar, desde este momento, a ayudar a la Tierra en su proceso de sanación, o por lo menos, para ayudar a limpiar sus cuerpos mental y emocional. Lo puede hacer todo el mundo, incluidos los niños.


Elige cuatro cajitas o envases de cristal, da igual. Las cajitas van bien porque puedes coger los colores de los contenedores y asociar cada color con uno de los cuerpos.

Por ejemplo:
El marrón, que es el de lo orgánico, puede servir para todo lo relacionado con la materia. Como problemas de dinero o salud.
El amarillo, los envases, con lo relacionado con las ideas o pensamientos. 
El verde, el cristal, puede ser el contenedor de las emociones. 
El azul, papel, el contenedor de lo espiritual.

Cada vez que tengas un pensamiento o sentimiento de baja vibración, coge un papel, lo escribes y lo tiras al contenedor correspondiente. Recicla los malos hábitos en el contenedor marrón, pon el karma en el azul, los miedos en el verde y los pensamientos de la mente no-Divina en el amarillo. Esto lo puedes hacer también en forma de visualización pero al Universo le gustan mucho las acciones simbólicas.

Cuando pongas algo en el contenedor pide que sea reciclado en Luz para que vuelva elevado en vibración. Una vez llenes los "contenedores" puedes quemar los papeles o simplemente tirarlos a la basura. Lo importante es que te deshagas de las bajas vibraciones cuando llegan para que no puedan unirse al cuerpo sutil colectivo y cargar más a nuestro planeta.

Purifiquemos sus cuerpos como hacemos con los nuestros porque somos Uno con ella.

Namasté. 

 

QUIZÁS TAMBIÉN TE INTERESE:

0 comentarios

Puedes usar todo el material del blog siempre que respetes el contenido y cites la fuente. Gracias. Licencia de Creative Commons
Este obra está bajo una licencia de Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 4.0 Internacional.

Formulario de contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *

Followers