Cartas sanadoras de despedida y reconciliación

9:30



Hay un sistema muy simple y efectivo de sanación que se puede aplicar a casi cualquier campo de nuestra vida. Es tan simple y tan efectivo que nos va genial en el proceso de la Llama. Genial porque todo lo que nos ayude a realizar el máximo avance en el mínimo tiempo, sin saltar etapas, nos quita mucho de peso de encima.

Como habrás adivinado por el título del post, se trata de escribir cartas de despedida y de reconciliación con aquellas áreas, situaciones o personas en  tu vida que no vibran en armonía. Te he puesto como ejemplo la carta a la niña o niño interior pero escribe lo que sientas según el tema, tu momento vital y la situación actual. Puedes hacer tantas cartas como desees pero te voy a dar una guía con varias recomendaciones.

CARTAS DE DESPEDIDA

Sugiero que te despidas del:
-Desamor. Incluye todas las sensaciones de desamor que has sentido durante tu vida, sea o no con tu Llama Gemela. Esa vez en el jardín de infancia, también.
-Apego. Al despedirte del apego te libras de él, en parte porque al escribir la carta vas tomando conciencia y así se sana.
-Ego. Al ego no hace falta presentarlo.
-Pobreza. Si, te puedes despedir de la pobreza.
-Miedo, ira, rencor acumulado...
Lo básico es que te despidas en positivo. Esto quiere decir que les vas a dar las gracias por ser los maestros que te han enseñado a crecer, a a avanzar y a superarte. Escribir estas cartas te ayudará a sacar dolor y a liberarte emocionalmente. Cuando acabes, haces con ellas lo que quieras.

CARTAS DE RECONCILIACIÓN
Reconcíliate con:
-Contigo. Con lo que consideras virtudes y defectos, con los éxitos y los fracasos, con tu historia personal, con tu vida, con tus decisiones...
-Tu niño o niña interior. Abajo tienes la carta de ejemplo, la puedes adaptar.
-Con cualquier persona de tu pasado o presente, incluida tu Llama Gemela, que te genere sensación de dolor o malestar de cualquier tipo.
-La riqueza y la abundancia de todo bien.
-Con la confianza, la seguridad en ti mismo y con tu autoestima.
-Con tu Llama Gemela. No es la carta-Llama, no es necesario entregársela, simplemente es un instrumento, una herramienta de sanación.
En este caso los ingredientes son el perdón y la posibilidad de decir lo que realmente sientes sin la presión de tener a la persona delante. Esto es bueno porque todo lo que te guardas te hiere, pero lo que expresas, se  sana. 


CARTA A LA NIÑA O NIÑO HERIDO
Estas palabras, están escritas y pensadas para que te las leas a ti misma o a ti mismo, para que las recibas y abraces en tu interior, para que se las digas a esa niña o niño que necesita saber que todo está bien, que es buena/o y querida/o.

Sólo tienes que escribirlo de tu puño y letra, firmar y hacer con la hoja lo que te parezca. Puedes ir leyendo el mensaje hasta que cale hondo o lo puedes quemar y dejar que, con el humo, desaparezcan las heridas y las penas. Eso lo decides tu.

Seria genial si uno de tus padres, un familiar, un amigo o amiga e, incluso, tu Llama Gemela -si está por la labor...- te lo pudieran leer en voz alta porque, a veces, necesitamos oír este tipo de cosas también en el exterior.

Querida niña de mi interior, 

Deja que te diga que te amo. Que te amo por encima de todo y  que te amo profundamente. 
Deja que te dé un abrazo y te diga que eres una niña maravillosa y esplendida. No has hecho nada malo, no te mereces ningún castigo y, si te has equivocado, ha sido sin querer. Ya está todo perdonado. 

Te libero, ahora, bella niña, de todas las cargas y responsabilidades que te han cargado con el paso de los años. No eras la responsable del estado de ánimo de mamá, ni de los problemas de papá, no eres quién los debía salvar. Ellos también han tenido sus niños heridos... perdónalos mientras abandonas esa bolsa llena de penas que cargas a tu espalda. 

Cuando te miro, veo a una niña que desea y merece ser feliz, una niña que desea y merece estar sana, una niña que desea y merece ser profundamente amada y aceptada tal como es.

Deja que te seque las lágrimas, que te lave la cara, que te bese con el Alma. Deja que a partir de ahora yo me encargue de todo, de tu bienestar y de mi bienestar. 

Me comprometo a ser amable contigo y conmigo, a escucharte y escucharme, a amarte y amarte, pase lo que pase. Dejo, ahora, de imponerte e imponerme falsas expectativas, dejo de mentirte y mentirme y dejo de exigirte y exigirme ser quien no soy. 

Te abrazo, ahora, y me abrazo. Te doy la mano para que andemos juntas el resto del camino. Tu regalándome tu alegría y yo cuidando de ti. De nosotras. 

Siempre tuya. 

Namasté.

Licencia de Creative Commons
Este obra está bajo una licencia de Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 4.0 Internacional.

QUIZÁS TAMBIÉN TE INTERESE:

2 comentarios

  1. Ohhhh.... que bonito. Lo haré esta misma tarde. Gracias

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. De nada, Vesta. Va realmente bien, tanto escribirlas como leerlas porque salen muchas cosas ocultas. Es cuestión de soltarse y dejar que fluya lo que hay en nuestro interior.
      Besos.

      Creatividad

      Eliminar

Puedes usar todo el material del blog siempre que respetes el contenido y cites la fuente. Gracias. Licencia de Creative Commons
Este obra está bajo una licencia de Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 4.0 Internacional.

Formulario de contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *

Followers