Cuando la relación con tu Llama no es una relación

13:06



Creo que todos, o casi todos - o algunos más que otros Llama-  damos por sentada la relación con nuestra Llama Gemela porque hay alguna especie de programa mental o archivo interno que da por sentado que es tu Llama, ergo tu pareja, pero dista mucho el hecho de encontrar a tu Llama al hecho de tener una relación con tu Llama.

Tener una relación significa que las dos personas están de acuerdo y que se comprometen la una con la otra. Esto tiene que ver con el Amor y no tiene nada que ver con el Amor, porque entre Llamas el amor está pero eso no significa que la relación empiece en ese punto. En ese punto empieza el proceso pero la relación no llega hasta que los dos lo establecen.

Sabemos que hemos venido a esta encarnación con una misión concreta, y esa misión pasa por Unirnos con nuestra Llama Gemela pero hasta llegar ahí hay un camino pedregoso de crecimiento y purificación y es en ese sendero en el que perdemos las formas.

Esto significa que no puedes pedir a tu Llama que se comprometa contigo, que te sea fiel, que responda a tus necesidades o que te demuestre sus sentimientos si antes no se ha establecido que hay relación y los límites de esta.

A lo mejor te suena a chino lo que estoy diciendo, pongamos un ejemplo. Me encuentro con mi Llama mañana cuando voy a comprar el pan. Nos vamos a tomar un café y nos decimos lo que nos echamos de menos, lo duro que es el camino y lo que nos vamos a reír cuando pase la tormenta y el tiempo, y ahí queda la cosa.

Ahí se queda hasta que uno de los dos da por sentado que hay una relación y se cabrea porque el otro va a la suya y no le contesta los mensajes o no le responde las llamadas o no está siempre disponible para quedar y en cambio, sí tiene tiempo para otras cosas.

Si hay terceras personas implicadas es peor porque damos por sentado que pasamos por delante de la otra relación, que la relación Llama es prioritaria o más importante. Esto sucede porque, aunque lo sabemos a nivel de Alma, no comprendemos a nivel mental que esa relación también forma parte del proceso de crecimiento.

Y creemos que la otra persona va a responder igual a los impulsos, que sus sentimientos se expresan de igual forma que lo hacemos nosotros, y caemos en las viejas creencias adquiridas sobre el Amor, que no entienden de nada más que: Si me quisieras harías esto, lo otro o actuarias así

Tenemos que entender que somos Únicos y que cada uno tiene su forma de sentir y de expresar esos sentimientos, y hay que recordar que este proceso pasa por abrir el corazón y sólo se pueden abrir las cosas que están cerradas. Por eso no le puedes pedir a alguien que todavía tiene tapiado el pecho que se abra en canal ante ti.

No tengo una formula mágica para solucionar el tema más que integrar que hasta que no decidáis los dos que os comprometéis el uno con el otro y aclaréis la situación no hay nada a reclamar o por lo que tengamos derecho a pedir que nos rindan cuentas.

Es muy diferente cuando sí hay un compromiso por las dos partes, puede ser un compromiso de cualquier tipo. Puede ser que tu Llama te diga: Ahora no estoy preparado o preparada para tener una relación contigo, no puedo estar disponible, ni abierto, ni receptivo a ti, pero cuando sienta que es el momento y que estoy preparado o preparada te avisaré. Mientras, me comprometo a no jugar con tus emociones y a no mentirte. Pero te pido que esperes a que yo me ponga en contacto contigo. En este caso hay que buscar un acuerdo que satisfaga a ambos o respetar la postura del otro, por mucho que duela.

Namasté.



QUIZÁS TAMBIÉN TE INTERESE:

0 comentarios

Puedes usar todo el material del blog siempre que respetes el contenido y cites la fuente. Gracias. Licencia de Creative Commons
Este obra está bajo una licencia de Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 4.0 Internacional.

Formulario de contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *

Followers