Por qué lo que parece un fracaso no es un fracaso en el Camino de la Llama Gemela

23:48



Reconozco que yo también he caído en la trampa de pensar que he fracaso en algún momento u otro de este sendero, y, qué narices, de la vida en general... pero realmente ¿Qué es el fracaso?

El fracaso es que las cosas no salgan como nosotros hemos planeado, pero eso no significa que estén mal, aunque nos parezca que vamos para atrás... porque no lo vamos.

¿Por qué no es un fracaso lo que te parece un fracaso en el Camino de la Llama Gemela?

Porque todo nos lleva a aprender, a avanzar, a crecer, por eso no es fracaso. Y porque no tenemos ni idea de qué pasará o qué tiene que pasar, con lo cual ¿Cómo podemos afirmar, realmente, que hemos fracasado? No lo podemos afirmar.

Si tu Llama hace algo que te rompe los esquemas, que fastidia, que te da ganas de darle -muy amorosamente, eh- un collejón, hace algo que sientes como un fracaso... lo mejor que puedes hacer es elevar tu conciencia y preguntar ¿Qué me lleva a afrontar esta situación? ¿Qué tipo de pensamiento, emoción o acto me está reflejando mi Llama Gemela?

También puede pasa que tomes conciencia de algo que has hecho hasta el momento y que de golpe ves que era algo que no te hacia bien. Eso que viene siendo: J***r ¿Yo hago eso? ¿De verdad? Oalá... pues no me había dado cuenta... Y te deja con una sensación de: con razón la cosa no avanzaba, si estaba ahí ..... (rellena los puntos con lo que quieras: apego, baja autoestima...)

Eso te deja un gusto en la boca un poco raro, algo tirando a amargo ¿Verdad? Pero... ese gusto amargo es algo mental, que viene del ego porque la sensación de fracaso viene del ego y no del Alma.

Nos educan y educamos midiendo todo lo que hacemos como un éxito o un fracaso, juzgando... en vez de ver todo lo que nos sucede como una experiencia que nos aporta sabiduría y que hace crecer nuestra Alma, que nos permite avanzar en todos los aspectos.

Es Alma sabe que no podemos fracasar, nunca, porque para el Alma, no existe el fracaso. Así que ya puedes empezar a barrer esa sensación de tu vida, liberarte de ella y recordar que nada puede salir mal.

Ahora, si justo ahora tienes encima esa sensación de fracaso... cambia algo. Deja de hacer algo que te lleva a callejones sin salida por una emoción, pensamiento o acción diferente. Puede que no te lleve allí a donde crees que quieres ir, pero no te volverás a quedar encerrado en el mismo sitio otra vez.

Namasté.


QUIZÁS TAMBIÉN TE INTERESE:

0 comentarios

Puedes usar todo el material del blog siempre que respetes el contenido y cites la fuente. Gracias. Licencia de Creative Commons
Este obra está bajo una licencia de Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 4.0 Internacional.

Formulario de contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *

Followers