La trampa del beso y el no-tiempo

15:00



Hace dias que he tomado conciencia de algo. Es algo que me da vergüenza admitir pero como estamos en confianza, me voy a lanzar. Es algo que va en mi línea de cosas del tipo: Ya me vale... Y es algo pequeño que ha ido creciendo hasta tomar unas dimensiones completamente desproporcionadas y que ha resultado ser una trampa que he localizado, desactivado y aprovechado.

Cuando digo que todo tiene un tesoro oculto es verdad, aunque ese tesoro esté realmente casi en el centro de la Tierra y para llegar a él tengas que cribar toneladas de tierra. Es casi un proceso de arqueología emocional. Menos mal que sé leer jeroglíficos y he conseguido llegar. Lo de leer jeroglíficos va en serio, no es broma, pero eso es otra historia.

LA TRAMPA DEL BESO

Si digo que hace años que no me han besado o que no he besado hablo muy en serio. Cuando digo años, me refiero a muchos años, no dos años o tres años. Más, bastantes más. Y dirás ¿Pero estabas casada, no? Sip, pero eso no garantiza los besos, ni los abrazos. Si llevo años sin besos no te quiero contar el tiempo que llevo sin un buen abrazo de Amor. Para ser honesta te diré que puede que en la vida me hayan dado un abrazo de Amor, a nivel de pareja, un abrazo de compresión, de compañerismo, de Amor absoluto... un abrazo de: Tranqui, que no pasa nada, yo te cubro

Y eso, amigas, amigos y compañeros Llama, va minando y creando dolor. Mucho dolor... porque en cierta forma estaba como resignada a no re-hacer mi vida a nivel sentimental. Ya he contado mil veces que he sido muy víctima de mi misma y todo era en plan: Ya está, no ha funcionado una vez y nunca lo hará porque soy un desastre como mujer -esposa, amante, compañera- y, con ese fracaso a cuestas ¿Quién me va a querer? Me sentía como un saldo con tara, tal cual. Entonces llegó el tema de la Llama y mi cerebrito, que todo lo que tiene de listo lo tiene de tonto pensó: Alá, pues si es parte de mi Alma y me va a amar de forma incondicional... le dará igual que sea algo desastrosa y... me besará. Y me hizo ilusión, y me entró la prisa, tanta prisa que realmente el único objetivo en mi mente era llegar al encuentro físico para llevarme el beso-premio. 

A lo mejor te ríes porque tiene parte de gracia pero no sabes lo que he llegado a pedir, a desear, a rezar, a suplicar encontrarme con él y tener, por fin, ese beso que es como de cumpleaños. Bueno, lo del cumpleaños tiene tela porque es lo que pedí, un beso suyo, y no llegó... y me dio casi una depresión del disgusto. Va muy en serio. Cabe decir que mis cumpleaños siempre van acompañados de alguna catástrofe natural, de algún tipo de altercado, atentado... es como si fuera un día maldito a nivel energético-mundial. Comprenderás que cada año empiezo a temblar quince dias antes y que muy fina a nivel emocional esos dias no estoy... en parte, por lo que pueda pasar, y si, este año también ha pasado algo que yo considero no muy bueno a nivel global. Sea como sea, quince dias antes de mi cumpleaños empiezo a temblar y a tener mi crisis-cumpleañera con todas las letras... Al grano, pues este año, sabiendo que no era verdad, sabiendo que no llegaría... ¿Qué hice yo? Poner toda mi ilusión y fantasía en modo producción, soñando que llegaría el beso. Sí, dolió una barbaridad, y sigue doliendo, no te voy a engañar.

Duele por el beso, porque lo sigo anhelando... y duele por la trampa, porque me he desviado mucho del camino y me he descentrado en mi, me he centrado en él y en el beso y en llegar ahí, ya, ahora mismo.

El aprendizaje que he sacado es que no existe el tiempo. Ahora vivo en un no-tiempo constante porque sólo hay ahora. No existe el pensamiento de la llegada, el encuentro, la unión porque ya estamos Unidos a nivel de corazón y el tiempo es una ilusión, así que no hay tiempo, ni hay nada por lo que preocuparse o correr. No hay ansiedad. Tengo una agenda donde me apunto las tareas de todos los ahora pero vivir, lo que se dice, vivir, vivo en un estado de no tiempo. No hay ayer o mañana, sólo una armónica sucesión de ahora que se va regenerando de forma absolutamente mágica. Eso está bien, no sé si compensa lo del beso, pero... al menos he encontrado el tesoro.

No sé qué voy a hacer con el beso... porque si te digo la verdad, duele que te mueres... y es algo un poco chorra porque no me da por pensar en la eternidad o en otras mil cosas, me da por ahí... vamos, que ya no me atrevo ni a soñar con el momento o con que llegará porque me hace daño, y lo que hace daño no es bueno, y si algo no es bueno, no lo quiero pero... eso está ahí.

Lo superaré, de alguna forma u otra lograré que me de igual, que el beso no me meta prisa de ninguna forma, ni me cause ninguna emoción de carencia o baja vibración aunque ahora no tenga ni idea de cómo, se presentará la solución. Porque muy capaz soy de intentar precipitar situaciones para acelerar el beso, que me conozco.

No sé si os pasará también, el hecho es que mi punto débil es la cotidianidad. No espero una gran historia de amor súper-cinefila, llena de pasión y de aventuras. Sólo quiero eso, un beso, un abrazo, un sofá+manta+peli, un cogerse de la mano para andar, un hombro, una sonrisa, una mirada...  sin necesidad de grandes gestas o gestos de romanticismo. A lo mejor por eso se me atraviesa tanto todo, porque no acabo de integrar en concepto general de que todo tiene un fin y un propósito para-con la Humanidad y sigo a lo mío, pensando a nivel cotidiano-terrenal.

Tampoco negaré que he tenido oportunidades de besar a otros en este periodo de tiempo, tampoco muchos... aunque algún voluntario se ha presentado, pero ¿Quién quiere a un sucedáneo en estos momentos? Yo no, porque ya puestos, no viene de aquí... y prefiero esperar y llevarme las chispitas y no liarme con nada o nadie más, que luego el lío se lía y es peor. A demás... le he cogido cariño a mi chico-Llama-desconocido y ahora el resto de hombres me parecen como deslucidos. No mal, al contrario, una parte en mi que renegaba de ellos ahora está completamente polarizada y los encuentro a casi todos super-guapos y maravillosos, pero no en el sentido de ese sentido. Están bien pero para los demás, no sé si me explico... es un... están bien pero no me hacen cosquillitas, ni me alteran los nervios o me retan como el chico-Llama, y es que el chico-Llama, es mucho chico-Llama. Tanto que miedo me da reconocerlo. Y en esas estamos...


Sinkope Le voy a cobrar a tus labios tus miradas


Chico-Llama-desconocido, que sepas que me voy a cobrar los besos con intereses... ves preparando un buen protector labial con hidratación, que lo vas a necesitar, porque sea en esta u otra vida, en esta u otra dimensión, en este u otro tiempo, en este u otro Mundo, llegará el momento, y en eso momento... me voy a desquitar a base de bien.

Namasté.

Creatividad 





QUIZÁS TAMBIÉN TE INTERESE:

6 comentarios

  1. Me encanta tu sentido del humor, sigue así, que ser espiritual no significa ser un muermo jaja.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, pues mira que me corto mucho, tomando un té soy mucho más entretenida jajajaja cualquier día me desato y me dejo salir a las bravas.

      Eliminar
  2. jejejej amiga! no eres la única... I mean it!

    ResponderEliminar
  3. Me sorprende lo parecida a ti que parezco ser, más bien me siento super identificada porque los procesos con las Llamas supongo que tienen cosas parecidas, aunque todos seamos un mundo.
    Gracias por tu blog, sigue así!!

    ResponderEliminar

Puedes usar todo el material del blog siempre que respetes el contenido y cites la fuente. Gracias. Licencia de Creative Commons
Este obra está bajo una licencia de Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 4.0 Internacional.

Formulario de contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *

Followers