Por qué me siento agradecida por no estar con mi Llama

21:30



Estoy muy agradecida, en estos momentos, por no estar con mi Llama Gemela, físicamente. Pero que muy mucho agradecida. Ha aprendido un montón de cosas que no habría podido comprender si mi Llama estuviera en mi vida. Cosas como...


Que soy muy capaz de hacer las cosas por mi misma, de levantarme cuando de me caigo, de ser feliz y sentirme plena en mi Unicidad.

No digo que mi Llama Gemela se hubiera interpuesto y me hubiera creado algún tipo de mal pero... si él estuviera ya en mi vida, seguramente, yo -por voluntad propia y sin influencia exterior alguna- hubiera asociado todo lo bueno que me pasa en estos momentos al hecho de estar Unida con mi Llama Gemela.

En cambio, ahora, sé que puedo funcionar perfectamente como parte completa de la Unidad que formamos los dos. Y que puedo Ser, simplemente. No se trata de pensar en Ser sin la Llama Gemela. Hablo de Ser, sin pensar, sólo sintiendo BIENESTAR.

Hoy he tenido un muy buen día, he estado con gente maravillosa que amo y me ama. He disfrutado mucho. Ni me he acordado de mi chico-Llama. De camino a casa he pensado que me gustaría mucho llevarlo a mis lugares especiales y me encantaría compartir con él momentos como los de hoy. Distendidos, divertidos, familiares, cálidos y tranquilos pero eso no le ha quitado nada de valor al hecho, al día en si.

Antes si que me agobiaba más o pensaba que era una lastima que no estuviera en esos momentos a mi lado y los compartiera conmigo o yo con él pero, en estos momentos, da igual. Tampoco tiene que ver con los sentimientos hacia mi Llama Gemela. Han cambiado. Han cambiado porque se han vuelto más intensos  pero, a la vez, más libres. Me siento bien, sin pensar o dejar de pensar en la Llama Gemela.

Ese es el lado bueno de la no-relación Llama en estos momentos. He aprendido que, no sólo mi felicidad depende de mi, he aprendido que tengo mil recursos, mil opciones y una vida completa y maravillosa, sin agobios, sin nervios, sin ahogos, por mi misma.

Tampoco creas que ahora pienso que es mejor estar sin la Llama Gemela. Ni si quiera es eso porque eso no importa. La vida son ciclos y lo único que existe es el eterno AHORA. Él llegará en su momento justo, cuando toque y esté escrito, eso estará bien porque será el momento.

No digo que mi vida sea perfecta y que no quede trabajo por hacer. Aún no soy capaz de reconocerlo y quedan otras cosas pendientes, heridas por sanar... pero son heridas que puedo sanar sola, son cosas que puedo afrontar y solucionar por mi misma y eso es lo importante. Me he dado cuenta de que no lo necesito, que no necesito a mi Llama para Ser pero que cuando nos toque el momento de Ser el equipo que ya somos a nivel energético en este plano y dimensión, todo irá bien porque será un compañero y no un salvador, no el pilar de mi vida porque el pilar de mi vida soy yo. Ahora, puedo compartir porque tengo, antes no tenía, o no veía lo que tenía, y esperaba que él lo cubriera. Ya no. En estos momentos sé dónde están las carencias porque las tengo arrinconadas, y sé que encontraré en mi misma la solución y la abundancia de lo que falta, que no necesito de él a nivel exterior.

Así que no te agobies y creas que todo se arreglará cuando esté tu Llama Gemela físicamente a tu lado, que  será entonces cuando logres la plenitud. No es verdad. La plenitud llegará a medida que vayas sanando y liberándote de todas las emociones, bloqueos, traumas y karmas que cargas, no por el hecho de estar o no estar físicamente unido a tu Llama Gemela porque si no estás sanado... tu Llama Gemela tampoco te satisfará ¿Cómo lo sé? Porque nunca estas separado de tu Llama Gemela pero tampoco te sientes satisfecho.

Namasté.




QUIZÁS TAMBIÉN TE INTERESE:

0 comentarios

Puedes usar todo el material del blog siempre que respetes el contenido y cites la fuente. Gracias. Licencia de Creative Commons
Este obra está bajo una licencia de Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 4.0 Internacional.

Formulario de contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *

Followers