¿Por qué suceden las cosas como sucenden? Porque Dios lleva la agenda de las Llamas Gemelas

12:50



Estaba yo toda dispuesta a poner orden y viene el portal del próximo sábado y me desmonta los esquemas. Pues vale, nada, es lo que hay, nos adaptaremos. No queda otra. Y es que en esto de la Llama Gemela Dios lleva su propia agenda.

¿Cómo adaptarnos a la agenda que lleva Dios de Llamas Gemelas?

Es primordial abandonar la falsa seguridad a la que estamos acostumbrados. Digo falsa seguridad porque cada día hay una continua sucesión de pequeños acontecimientos sorprendentes y no previsto que dan color a nuestra vida. Digo color porque algunos son más claros y otros más oscuros.

El hecho es que nosotros vamos con una idea fija en mente, siguiendo un orden lineal y viene el Universo y tira al suelo las piezas. Estos imprevistos son la forma que tiene nuestro Ser y el Universo para que nos acostumbremos a fluir y aprendamos a buscar la seguridad en nosotros y no en los acontecimientos.

Como te lo cuento, verás, si tu seguridad va en función de un orden establecido de acciones: me levanto, voy a trabajar a tal hora, comida a las tal... a la que pasa algo que interrumpe ese flujo ordenado ¿Qué te pasa? Que te cagas en todo, te sulfuras y entras en caos. Pero qué sucede si mi seguridad está puesta en mi...

Sucede que cuando pasa algo, como sé que los imprevistos son parte de la vida, los encaro con confianza en mis habilidades, en mis recursos y en mi sabiduría interna. A demás, sé que todo lo que tiene que ver con la Llama Gemela responde a un plan Divino perfectamente sincronizado y ya no me voy a la emoción de: ¿Pero qué es esto? Si no que me digo ¿Por qué razón hemos programado esto de tal forma? ¿Qué me está indicando este hecho, esta señal, este hecho

A demás, al saber que Dios lleva la agenda a nivel de Llamas Gemelas me despreocupo de los tiempos, ya no tengo que pensar o actuar llevada por la prisa porque el Universo se encarga de ello. Me puedo relajar y trabajar en mi de forma cómoda y tranquila pues más fluya yo con la vida, mejor identificaré las señales y antes reconoceré el ritmo de esa agenda que lleva Dios sobre nuestro plan divino.

Y si quiero recordar o acceder al plan divino y saber cuál es el siguiente paso... no me aturullo buscando en el exterior. Voy a mi interior, me relajo, pregunto a mi Alma, a mis guías y a los seres de luz y recuerdo que me contestarán cuando menos lo espere mediante señales. Recuerdo también que lo que yo creo que deseo no tiene porque ser lo que necesito, así que no me enfado, agobio o quejo pues esto que sucede es lo que debe suceder para que pueda aprender y crecer.

Namasté.

QUIZÁS TAMBIÉN TE INTERESE:

0 comentarios

Puedes usar todo el material del blog siempre que respetes el contenido y cites la fuente. Gracias. Licencia de Creative Commons
Este obra está bajo una licencia de Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 4.0 Internacional.

Formulario de contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *

Followers