Resistencias, Llamas Gemelas y otras tareas pendientes

13:30



Bien, estoy frente a una resistencia. Una muy grande, gorda y antipática. Me resisto a aceptar la verdad de mi corazón, de mi Alma pero también me resisto a resistirme.

Sé que no puedo atacar a la resistencia de frente porque voy a chocar y  voy a huir de nuevo, así que intento desmantelarla, con suavidad, para que no sé de cuenta y se vuelva chiquita, chiquita, chiquita y la pueda apartar, o tirar al río, o disolver con facilidad.

¿Cómo disuelvo las resistencias?

Primero, una resistencia es eso que sabes que tienes que hacer para estar bien pero que eres incapaz de hacer porque hay una fuerza en ti que encuentra razones, excusas, mentiras y otras estrategias para que eso siga ahí.

Eso puede ser la resistencia a trabajar en ti el tema de la Llama Gemela. Tú sabes lo que tienes que hacer, porque lo sientes, pero no lo haces y sigues con el patrón anterior, que te queda chico, y duele y aprieta a base de bien el corazón.

Yo me resisto a reconocer a mi Llama Gemela, hay quien se resiste a aceptar otras cosas, el tema es: ¿A qué me resisto y cómo puedo resolverlo para avanzar?

...

¿A qué me resisto?
En mi caso me resisto a ver la verdad, a soltar algo, sea un patrón, sea un concepto o sea una creencia. Es algo que no tengo claro y no sé si algún día veré con claridad. Pero está ahí y me afecta.

Sé que hay algo que no estoy haciendo bien, de forma correcta, lo sé porque algunas veces me duele el chakra corazón. Esa es la forma que tiene mi Alma de avisarme, de decirme: Creatividad, estás haciendo algo que no es bueno para ti.

No nos basamos en el juicio de bien y de mal a nivel general, se trata de hacer las cosas que van con tu Alma y no las que van contra tu Alma, esa es mi definición de correcto o incorrecto pero tampoco te quedes ahí, porque de todo se puede sacar un aprendizaje pero, a veces, necesitamos unos parámetros que nos ayuden a medir o explicar las cosas. En este caso voy a referirme a hacer las cosas bien (sentimiento de bienestar y plenitud) o mal (sentimiento de angustia o dolor).

¿Cómo puedo resolverlo y dejar de resistirme?
En mi caso es algo que viene del pasado. Como a nivel consciente no logro acceder a ello me siento a sentirme, pido a los Maestros, Ángeles y guías que me den pistas y me abro a recibirlas.

Y recuerdo que ayer llegó a mi una forma de limpiar karma familiar y me doy cuenta que acabo de ver una forma de limpiar el árbol familiar, y me doy cuenta que puede que no haya acabado de ver las pistas y que de lo que se trata realmente es de sanar algo en mi estructura familiar para liberar el bloqueo y no ir tanto por la parte mental buscando la conexión y la lógica entre ambas cosas. Y me da la risa porque eso que he vuelto a ver hoy me recomendó hacerlo mi profe de danza del vientre en noviembre y la ignoré...

El tema de la sanación es simple y complicado a la vez, por eso muchas veces no hay que atender a razones, y te digo por qué. Yo rechazo a mi Llama Gemela y me están poniendo ante las narices formas de sanar mi sistema familiar, esto significa que el origen puede ser:

-Un tema karmico que se repite en mi familia. 
-Una creencia que he heredado sobre relaciones que choca con la realidad que vivo y por eso de dan patadas. 
-Un tema que tengo que sanar, a nivel de autoestima, que es pandemico en mi familia y que, la forma de mostrarlo es mediante ese rechazo a mi Llama Gemela.

Puede haber mil conexiones entre los dos hechos pero sólo lo sabré cuando haya dado el paso, paso que no he dado porque hay resistencias. Porque ayer, al ver la carta, pensé que lo tenía que hacer pero no lo hice. Y hoy, al ver la forma de limpiar el árbol familiar lo he repetido. Lo tengo que hacer, ya lo haré. Pero no lo haré hasta que decida hacerlo y no lo decidiré hasta que aparte la resistencia.

¿Por qué me resisto?
Me resisto a dar el paso, a sanar por las mismas razones que tú. Porque tengo miedo al dolor que pueda causar el proceso, porque tengo miedo a avanzar ya que no sé lo que hay detrás, porque tengo miedo a salir de mi zona de confort y porque no quiero reconocer -ego- que me equivoco y meto la pata y tengo que rectificar.

Pero por otro lado sé que, por muy duro que sea en estos momentos afrontar las cosas, cuando acabe me sentiré liberada, y muy bien, y estaré sanada. Y sé que mi chico Llama también estará mejor, porque lo reconoceré, que es lo que me está pidiendo que haga.

Así que no miro la hora, no repito las cosas que tengo que hacer -cosas que no son importantes pero a las que les doy importancia porque así tengo una excusa- y busco un momento, que lo tengo si quiero encontrarlo, para hacer el trabajo.

Para ello me preparo a conciencia, buscaré música relajante que me ayude a concentrarme, me iré a un lugar en el que me sienta cómoda dentro de la incomodad y pueda estar tranquila, desconectaré el teléfono, pondré incienso, una vela y pediré a los Maestros, Ángeles y guías que me asistan.

Y me prepararé pañuelos de papel y un té, y respiraré varias veces antes de empezar, y empezaré cuando esté centrada y dispuesta a llegar al centro de mi corazón.

Y ya os contaré cómo ha ido, si he notado diferencia y, con un poco de suerte, qué tipo de relación hay entre el clan familiar y la Llama Gemela.


Muse Unintended

Namasté.

QUIZÁS TAMBIÉN TE INTERESE:

0 comentarios

Puedes usar todo el material del blog siempre que respetes el contenido y cites la fuente. Gracias. Licencia de Creative Commons
Este obra está bajo una licencia de Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 4.0 Internacional.

Formulario de contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *

Followers