Cómo seducir a tu Llama Gemela (El baile de mascaras)

15:01



¿Os gustan las analogías? Porque vamos a usar otra analogía para entender por qué lo que conocemos como seducción a nivel terrenal no nos sirve de nada con nuestra Llama Gemela y cuál es el verdadero camino de la unión de Llamas Gemelas ¿Listos?

EL BAILE DE MASCARAS

Imagina que estás en un gran baile de mascaras. Todo el mundo va disfrazado. La gracia del baile, y del juego, es que cada uno encuentre su pareja correspondiente. Para que sea un juego entretenido y no una birria de juego... los disfraces distorsionan la realidad porque si no, por la forma de andar, por la voz y por el color de los ojos todo el mundo se reconocería. Para hacerlo aún más emocionante se han dado unas instrucciones de mentira y unas de verdad porque todo el baile es un enigma. 
Imagina que has reconocido a tu pareja de baile, a tu mitad correspondiente pero... ella te ignora porque aún ve el disfraz y no entiende nada. Te desesperas, te estresas y te pones guapa para ver si así, de una vez, reacciona. Y reacciona, pero no cómo has esperado porque más guapa te pones por fuera, más se aparta de tí. No sirve de nada enseñar cacha, ni lucir escote... como pone en las instrucciones. Cansada, rompes las instrucciones que te han dado en la puerta sobre cómo seducir a tu pareja -porque son una estafa- y te encierras en el baño a llorar. Te desahogas lo que se dice bien, pero se te a estropeado el maquillaje por lo que... te lavas la cara. Te lavas la cara y esa mascara tan chula que tenías pintada... desaparece, de forma que te ves realmente por primera vez en mucho, mucho, mucho tiempo. Sientes curiosidad y pasas de la fiesta porque te quieres mirar. Te miras bien y ves que tienes algún granito, alguna arruguita y alguna berruguita. Te entristeces y empiezas a buscar algo de maquillaje extra en el bolso. Vas tapando hasta que el maquillaje se agota y no te queda otra que mirarte a la cara de verdad. Te vuelves a mirar y te das cuenta que esas cosas no tienen importancia de forma que te empiezas a fijar en los ojos tan bonitos que tienes, en lo suave que es tu piel, en definitiva... en lo bien que te ves. Sigues mirando y descubres más cosas bonitas en ti, tantas que te enamoras de ti misma, profundamente. Eso te hace feliz y ser feliz te da ganas de bailar. Por eso, sales otra vez a la pista de baile, con el vestido desmontado, quizás hecho jirones y... sin nada de maquillaje. Estás bailando cuando de golpe la gente te empieza a mirar y te das cuenta de que otros tampoco llevan ya la mascara en la cara, ni el disfraz. Te ríes, bailas y hablas con ellos cuando, de repente... tu pareja se acerca a ti, sorprendida. Ahora le resultas familiar, ahora algo le atrae de ti. Tú, que ves que aún lleva mascara... lo miras amorosamente y te vas a merendar porque sabes que mientras lleve la mascara completa no va a entender nada porque sigue con las antiguas y falsas instrucciones. 
Cuando tu pareja ve que no le haces caso... se desespera, se enfada... y se pone a llorar. Para que nadie lo vea se encierra en el baño y llora tanto que su mascara desaparece. También sale, también se ve por primera vez y también lo intenta ocultar hasta que... haciendo el mismo proceso que has hecho tú... aprende a quererse. Y cuando se quiere, se reconoce y lo acepta... sale del baño y te busca porque ahí es capaz de reconocerte y de amarte, de verdad. 

En resumen. Mientras te ancles a las antiguas instrucciones y quieras que tu Llama Gemela haga lo que quieres, no vas a avanzar, porque estás invirtiendo mal tus energías. Para que tu Llama Gemela despierte tienes que dejar que se caiga su propia mascara y concentrarte en la tuya, no hay más. La mascara es el personaje, los miedos, los karmas... ¿Cómo vas a lograr desprender los suyos si sigues con los tuyos puestos? No se puede. A demás, deja que te diga que es muy incomodo que alguien te rasque la cara sin pedirte permiso ¿Ves lo que estás haciendo? ¿Ves por qué se aparta? Y no te lo digo a modo de castigo, eso jamás, te lo digo para que te pongas en su lugar y tomes conciencia, que es lo que interesa, sobre todo a ti.

Ahora... ¿Qué hacemos cada vez que tenemos ganas de llamar o quedar con nuestra Llama Gemela? Pues hay varias cosas o truquis que te pueden funcionar, dependiendo de tu grado de dependencia y del compromiso que estés dispuesto a adquirir contigo mismo. Puedes...
-Recordar que eso es lo peor que puedes hacer.
-Puedes ir a hacer algo que odies con todas tu fuerzas. Esto no es un castigo, es entrenamiento mental. Si asocias un pensamiento a una acción desagradable vas a desactivar el pensamiento a la de ya. Por ejemplo... cada vez que quieras forzar a tu Llama Gemela a que reaccione, que la quieras llamar o quieras quedar con ella... o que te enfades porque no te hace caso, puedes copiar 108 veces: Me amo profundamente. Copiar es un rollo pero al menos copias algo que te va a ir bien. Mejor eso que: No volveré a llamar a mi Llama Gemela, eso no, que las ideas a base de repetir se instalan. Faltaría más que quitemos una idea no positiva para ti poniendo otra que puede ser peor... NO.
-Hecha la vista atrás e inspecciona tu estrategia, si eso que haces no te ha funcionado hasta el momento ¿Por qué crees que ahora lo hará? Exacto.

Como soy una fiel defensora del refuerzo positivo vamos a girar la tortilla en este punto. Cada vez que quieras llamar a tu Llama Gemela para hacer algo que sabes que no es bueno que hagas y evites caer en la trampa... te vas a dar un gusto, un premio. Pueden ser muchas cosas pero puedes...
-Pactar con alguien que cada vez que evites la trampa, le avisarás y te felicitará. 
-Darte un capricho, dentro de tus posibilidades. Te puedes masajear tu mismo los pies si no te da para un spa.
-Hazte una tarjetita y ponte estrellistas. Sí, como los críos, igual, igual, igual. Cuando tengas diez estrellitas te vas a tomar algo con alguien que quieras, para celebrarlo.
¿Muy simple? Por supuesto, porque lo más simple es lo que va a funcionar. Más simple, mejor y más efectivo.

Estás son algunas ideas, crea las tuyas propias en función a tus necesidades pero vigila dónde pones el foco porque si te haces un cartel que diga: Prohibido llamar a la Llama, te va a dar más ganas de hablar con ella porque eso es lo que vas a alimentar a nivel mental ¿Sip? Espero que te vayan bien.

Namasté.



QUIZÁS TAMBIÉN TE INTERESE:

7 comentarios

  1. Me ha gustado . Pero Carteles?no se ven o no los publicaste.
    .
    G.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola G,
      Gracias.
      Los carteles están donde pone AQUÍ en ¿morado? pero te dejo el enlace directamente aquí
      http://elcaminodelasllamasgemelas.blogspot.com.es/2014/08/llama-gemela-imagenes-animos.html
      Un beso.

      Eliminar
  2. Muy lindo, me encantó, creo que se me van a entumecer los dedos de cortar estrellitas jaja!!!!
    besos
    Laura

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo me he quedado sin desmaquillante ¿Alguien me lo presta?
      Gracias, Laura!

      Eliminar
  3. Ufffff!!!!!!... increible!!.. yo la parte de dejar de llamar... me pasó sin saber mucho del tema de las llamas... y una vez entre en el camino lohe entendido perfectamente... es durisimo...no sólo las ganas de llamar y que te dé una explicación... es esa ausencia la que te entristece como ese mono que se tiene desepués de dejar un vicio...... yo poco a poco lo estoy superando con algunos bajones de llrantina... pero al menos ya me dá solo es de llorar... pero me arrodillo oro y le pido a Dios más fortaleza... pero estos ejercicios....LOS PONDRÉ EN PRACTICA!!!! muchas gracias por lo que haces.... un abrazo de luz desde mi alma... Namasté!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Justamente lo comentaba con una chica hoy, parece exactamente que te estás quitando de una adicción jajajaja pero esa adicción viene de la parta mental y de los miedos. Tenin, todo saldrá bien, llora y patalea, desahógate. Ya eres muy fuerte, sólo necesitas conectar con tu interior pero no te agobies. Llevas muy poco y lo estás haciendo muy bien, esto no es nada fácil y te estás esforzando mucho, le estás poniendo mucha voluntad, se nota en tus palabras. Sé amable contigo misma, permite que salga lo que tenga que salir y no te pongas el listón muy alto, en el sentido de exigirte mucho. No seas rígida contigo misma, al contrario, se amable y compasiva hacia tí. Va, ánimos, que sois todos unos campeones con una sabiduría interna maravillosa. Tenin, ya tienes la fuerza, te falta encontrar la forma de llegar hasta ella. Te mando un gran abrazo lleno de lo que necesites, de los que espachurran y dejan los cuerpos desmontaos y un montón de besos. Si necesitas algo, ya sabes dónde estamos y felicidades, haber llegado hasta aquí es todo un logro, celébralo.
      Namasté, preciosa Tanin, y Namaskar.

      Eliminar

Puedes usar todo el material del blog siempre que respetes el contenido y cites la fuente. Gracias. Licencia de Creative Commons
Este obra está bajo una licencia de Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 4.0 Internacional.

Formulario de contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *

Followers