El Llama-do de la Llama: Vamos que nos vamos o segunda parte

21:30




Primera Parte

Creatividad miró a Viajero de reojo sabiendo que tal como dijera lo que estaba pensando, él se negaría. Estaban reunidos en una de las zonas de preparación pre-encarnación, diseñando su vuelta a la Tierra. Toda la sala era un hervidero de ideas, de propuestas, de posibilidades y de emociones. El Universo entero estaba volcado en esa expedición, vibrando en alegría, en gozo y en ilusión. El Maestro asignado observó a Creatividad y le mandó una mirada de compasión. La apoyaría en su decisión pero le entristecía lo que ella iba a hacer.



Había intentado hablar con ella antes de entrar en preparación, había, incluso, pedido refuerzos a uno de sus compañeros que tenia pasión por Creatividad y Creatividad por él pensando que, a ese Maestro, no le podría negar nada y que entraría en razón. No hizo caso. Tampoco hizo caso a su querida hermana Tharah, ni a Madre, a nadie. Se acercó a ella, con suavidad, para mostrarle su apoyo pues era el momento de hablar.

Creatividad notó a su amado Maestro cerca y supo que era ahora o nunca. Carraspeó un poco para llamar la atención del grupo, que la miraron sorprendidos. Sabían que tenía tendencia a cargarse de trabajo pero pensaban que esta vez, dada la importancia y el trabajo que requería la misión, ella... ella habría bajado el listón.

Viajero no fue capaz de mirarla. Negó con la cabeza y se alejó, no quería escuchar lo mismo otra vez, no quería volver a repetir la misma situación, no. No quería volver a tener que recoger los pedacitos de su compañera nuevamente, como pasaba en cada encarnación que ella llevaba culpa extra.

El grupo estaba en silencio, Creatividad no necesitó hablar para que todos la entendieran. Nadie osaba decir la primera palabra, por eso todo el mundo se sorprendió cuando Viajero se giró, la miró directamente y dijo:
-Está bien, es tu decisión, sólo dime... Cómo puedo ayudarte... y prométeme que... que aceptarás una condición.
-Vale... -dijo sorprendida Creatividad.
-Prométeme que esta vez me vas a mirar, que me vas a ver, por favor, promételo.
Ella asintió. Él cerró los ojos y también asintió. Viajero ya se arrepentía de la decisión, ahora... faltaba ella se diera cuenta.

Todos se tomaron un momento para recuperarse y empezaron de nuevo, partiendo de la idea de Creatividad. En momentos como este a Viajero le hubiera gustado mandar el libre albedrío un rato a paseo... Maestro se acercó a él y le dijo con la mirada que nunca la abandonaría. Jamás. Viajero se lo agradeció y, tras tomar un momento cósmico para calmarse, se concentró nuevamente en su tarea.

Viajero y Creatividad encarnarían cerca geográficamente. Tendrían edades similares y los mismos patrones familiares pero gustos y círculos sociales completamente diferentes. Ella llevaba peso extra voluntariamente porque creía que así purgaría la culpa por los errores que había cometido en otras encarnaciones. Él tenía la esperanza que ella se diera cuenta pronto de la inutilidad de todo y que, más temprano que tarde... reaccionaría. Con todo, Viajero cumplió con su palabra y eligió un disfraz y una vida que a ella le ayudaría crecer, purgar y evolucionar. 

Cuando estaba todo preparado y faltaba poco para que Viajero marchara, pues era el primero en aterrizar, se retiraron a hablar un momento, en soledad.
-Sabes que no hace falta ¿Verdad? Podemos cambiar el plan, tenemos tiempo... o podemos quedarnos ¿Quieres que nos quedemos?
-Viajero...
-Tengo que intentarlo, Creatividad... tenía que intentarlo...
-¿Me perdonas?
-No hay nada que perdonar... Anda, ven y dame un beso de buena suerte. Te voy a añorar hasta que nos encontremos.
-Y yo a tí.
-¿Seguro que me vas a reconocer?
-Seguro ¿Dudas Viajero?
-No me tires de la lengua que nos conocemos -le dijo mientras le hacia cosquillas estelares para aliviar la tensión.
-Nos vemos, Brujita.
-Nos vemos, chico guapo.

Y con la promesa en los ojos de encontrarse en la Tierra veintidós años lineales después se dijeron adiós. 





Los Suaves Nena, te voy a dejar

Tercera Parte

Cuarta Parte

Quinta Parte

Sexta Parte

Séptima Parte

Namasté.

QUIZÁS TAMBIÉN TE INTERESE:

2 comentarios

  1. QUEDA POCO PARA EL REENCUENTRO...Y LO SABEMOS ¿O NO?
    ABRAZOSSSSS
    ARIEL

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ayer te hubiera dicho que no... hoy, me lo creo todo...
      Un beso de cereza!

      Eliminar

Puedes usar todo el material del blog siempre que respetes el contenido y cites la fuente. Gracias. Licencia de Creative Commons
Este obra está bajo una licencia de Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 4.0 Internacional.

Formulario de contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *

Followers