Por qué aspectos que parecen sanados vuelven a rebrotar en el proceso de la Llama Gemela

9:30



Hay veces que crees que tienes un aspecto sanado, curado y concluido hasta que, pasado un tiempo, vuelve a surgir de nuevo el mismo problema, otra vez. Para entender por qué sucede esto y aprender a distinguir si realmente hemos acabado con ello o hace falta trabajar más vamos a usar como ejemplo al sagrado y sabio cuerpo humano.

El proceso de la Llama Gemela consiste en sanar, sanar, sanar, hasta ahí lo tenemos claro... pero ¿Qué sucede con las heridas abiertas en el cuerpo?

Que algunas se infectan y otras... cierran en falso. La piel crea una capa superior que oculta en interior de la herida, que sigue abierta. Nosotros miramos la piel, la vemos cerrada, nos relajamos y... flipamos cuando de golpe, esa herida se vuelve a abrir, otra vez. Bien, el tema es que la primera vez no estaba curada, la primera vez nos a parecido que estaba curada pero era una falsa percepción, nada más. Lo mismo se puede aplicar al Alma, parece que cura pero no tiene la herida cerrada.


Para saber si algo está completamente sanado o si sólo es una falsa percepción temporal de tranquilidad vamos a mirar al exterior. Nuestro entorno, nuestras relaciones, nuestro estado exterior es un gran espejo que refleja aquello que llevamos internamente. Si mi cuerpo tiene dolores, si mis relaciones no van bien, si no hay paz en algunas áreas de mi vida... es porque su correspondiente en mi interior está mal. Recuerda que el proceso de la Llama Gemela es un proceso integral que incluye el tema trabajo, familia, propósito divino, abundancia... no sólo es la cuestión de la pareja y fin de la historia.

Normalmente se cierran las heridas en falso cuando metemos a la parte mental no divina en la cuestión. Nuestro ego o nuestra cabeza dicen: Ya he hecho esto, me siento algo diferente ¡Curado! Bien, pues no, porque el ego y la mente engañan. La forma, como he dicho, de ver realmente si ha concluido es fijarse en los cambios exteriores.

Ejemplo: Te pones a trabajar el desapego de tu Llama Gemela. Te sientes mejor que en dias anteriores y crees que el tema está resuelto pero tu Llama sigue con la misma actitud, y... cuando la ves, repites el patrón emocional del apego. Por eso hay que buscar la certeza en el exterior del cambio interior. Si trabajo el desapego y lo sano, pensaré y veré a mi Llama Gemela desde un nuevo punto de vista y mis emociones para con él y la situación cambiarán.

Así que... a partir de ahora me fijo en el exterior. Cuando mi actitud hacia la persona o la situación cambian o cuando la situación cambia o lo hace la actitud de la persona, sé que he sanado.

Recuerda, que el Ser es como un cebolla, que tiene muchas capas. Puede que hayas sanado el desapego desde el punto de vista de miedo al abandono pero quizás queda algo a nivel de karma. Por lo que... si tienes la sensación de haber sanado, de haber dado un paso, pero no hay un reflejo exterior... sigue trabajando el tema pero desde otro ángulo porque seguramente has dado puntos certeros para coser la herida pero aún te falta un poco para acabar de suturarla completamente.

Namasté.


QUIZÁS TAMBIÉN TE INTERESE:

4 comentarios

  1. Muy buena la explicación, me encantó!!!
    besos
    Laura

    ResponderEliminar
  2. Hola Almita!!
    Muchas gracias por compartir tus conocimientos y reflexiones, eres muuuuuuuuuuuy generosa. Que Dios te bendiga a ti y a tu llama. Cariños, Daniela :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Daniela! Es un placer compartir camino con vosotras... también me dais mucho!!! Apoyo, cariño, escucha... estamos a la par!

      Besos

      Eliminar

Puedes usar todo el material del blog siempre que respetes el contenido y cites la fuente. Gracias. Licencia de Creative Commons
Este obra está bajo una licencia de Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 4.0 Internacional.

Formulario de contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *

Followers