La -famosa- recalibración energética y cómo afecta a nivel de Llamas Gemelas

9:30




La recalibración energética es ese momento de tu vida en el los cambios que has hecho a nivel interno se materializan en el exterior. Es una etapa en la que ya has dejado los viejos patrones por los que te regías y vas adoptando los nuevos.

En mi caso el cambio más espectacular a afectado principalmente a las amistades. En dos semanas he pasado de un entorno a otro, de forma natural. Han sobrevivido cinco personas, cinco personas que me van a acompañar al fin del Mundo si hace falta. No es que las otras fueran mala gente... es que no vibraban conmigo en estos momentos.

Cuando digo natural no digo fácil porque muchas veces no reconocemos las etapas por las que pasamos y creemos que se trata de una prueba o algo similar. Tampoco es fácil porque empiezas por no estar a gusto con las personas o situaciones que anteriormente te parecían normales. No es estar mal pero algo no encaja. Ya no hay esa complicidad, esa conexión y le falta algo. Parece que de golpe hablas un idioma diferente al otro y que por eso no te acabas de entender.

Y lo nuevo llega lentamente. Supongo que para que nos acostumbremos y acomodemos a la nueva vibración que estamos emitiendo y que nos vayamos adaptando a los cambios de la forma más sencilla posible.

Pasa igual con los patrones de conducta, te dejan de importar cosas que antes era de primera necesidad y hay otras, a las que no les hacías mucho caso... que se vuelven vitales para tu bienestar.

Todo esto está muy bien y se puede manejar con comodidad si tienes claros dos conceptos: Adiós y No porque hay que decir Adiós a las situaciones, actitudes y personas que ya no nos aportan nada, desde el Amor, desde la Paz, desde la tranquilidad de haber acabado una etapa. Lo principal es no aferrarse porque los cambios van a suceder. Tampoco hay nada que temer, no va a pasar nada malo, simplemente es diferente. Y hay que decir No al miedo y a los patrones residuales subyacentes que puedan quedar ¿Qué es eso? Eso es decir sí a una persona, actitud o creencia por inercia en vez de basarte en tus percepciones.

Para simplificarlo todo voy a poner un ejemplo que puedes adaptar a modo de ejercicio para tomar conciencia de aquello a lo que ya le puedes decir Adiós y No con armonía y felicidad.

ADIÓS Y NO

Pongamos que he estado trabajando con el tema de la abundancia y tengo muy claro que soy la fuente de la riqueza en mi vida. Confío en el Universo, en mis capacidades y en mi seguridad financiera. Como vengo de corregir un patrón de carencia cuando paso por delante de un escaparate y veo algo que me gusta, que me puedo permitir, que tiene una utilidad, ahora, en mi vida le digo Adiós a los temores y le digo No a la voz que dice que tenga miedo por si mañana me quedo sin nada. Ojo, he dicho: dentro de mis posibilidades. Obviamente una cosa es la confianza y otra el gastar por cubrir una necesidad emocional. Esto se ve claro cuando antes de comprar algo te preguntas si lo vas a usar y lo adquieres sólo y únicamente cuando sabes que sí. De esta forma te evitas los gastos inútiles y tienes más espacio en el armario.

Ahora imagina que vas por la calle y te encuentras con alguien al que tienes aprecio pero que sólo abre la boca para criticar a los demás. Sabes que esa actitud te carga los cuerpos y, realmente, no te apetece enredarte en ese tipo de conversación ¿Qué hacemos? Saludar educadamente, intentar desviar la conversación hacia algo más positivo para ambos y, si no se puede... decirle No a la voz que te pide que aguantes eso por culpa y Adiós a esa persona y situación.

A mi me ha ido muy bien repasar mentalmente las personas, las situaciones y las actitudes actuales de mi vida y preguntarme si en estos momentos me aportaban algo o era simple inercia. Haciendo esto fue cuando decidí cortar lazos con personas que estaban ocupando espacio en mi vida. Y ha sido espectacular. De 155 personas que tenía en mi facebook personal 150 no me aportaban nada porque formaban parte de otros momentos vitales pero no cuadran con el actual, pues fue quitarlo y aparecer personas nuevas en mi vida. Personas que me aportan mucho, que me engrandecen, que me apoyan, que me animan ¿Las otras cinco? Cuando amas a alguien mantienes el contacto suceda lo que suceda. Igual con el tema abundancia, con todo... con las costumbres... porque lo que tiene la recalibración energética es que debes dar el primer paso para que las cosas sucedan de forma sencilla para ti porque si esperas por temor o por la razón que sea... los cambios toman un cariz más violento.

Es simple, imagina que estás esperando que te lleguen los muebles para una habitación pero que el requisito principal es que quites los viejos porque... hasta que no retires los que ya no te sirven o gustan, el distribuidor no te los llevará. Pues con la recalibración energética, igual. Antes de que te pille todo por sorpresa, quitas los muebles y el espacio se airea. 

A nivel de Llama Gemela te afecta porque al ser un proceso de depuración y elevación de tu vibración, de apertura de tu Ser vas a pasar por ahí sí o sí. Entonces, sabiendo que es un proceso que vas a experimentar ¿Qué tal si lo haces con comodidad, con facilidad y con ternura hacia tí?

Namasté.

QUIZÁS TAMBIÉN TE INTERESE:

2 comentarios

  1. Hola Creatividad!! Qué bueno tu regreso. Quisiera comentar algo al respecto, con el tema de los muebles antiguos, algo que aprendí hace muy poco hacerlo y además tiene mucho que ver con tu artículo escrito. Y es que a veces no hay que tirar los muebles viejos,en mi caso fue muy bueno y positivo volver a darles vida, por ejemplo recicle un juego de sillas estilo escandinavo, las lije con una lija para madera, las pinté de color blano, compré telas y las retapaice, quedaron nuevas!!!. En realidad lo que quiero decir.. no se trata de tirar lo viejo, se trata de reciclar, de volver a reciclarnos como nuevos seres humanos. me entiedes Creatividad!! Reciclando un mueble o un objeto viejo, también le hacemos un gran favor a nuestra querida tierra.
    Como siempre muy positivo tu blog. Con AMOR y LUZ Vane..

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Vane,
      Estoy de acuerdo contigo con lo de los muebles pero cuando se trata de energía creo que elevarla (reciclarla) ya es cambiarla porque dejamos de vibrar con lo antiguo y vibramos con lo nuevo. Y algunas veces se trata, justamente, de desprendernos para liberarnos. Está muy bien reciclar lo que se puede pero hay muebles que tienen tanta carcoma que no se pueden salvar ¿No? Todo depende del caso, por eso siempre digo que cada uno tiene que reconocer su verdad y adaptarlo todo a su situación y realidad, porque sólo nosotros mismos sabemos si eso nos vale o no nos vale.
      Te entiendo Vane, y me encanta tu reflexión porque me encanta que todo crezca y no se quede en lo que yo digo, si no que sea lo que vosotros veis y elegís hacer. Eso es lo que realmente vale y me gusta, que se parta de una idea pero que crezca en cada uno de vosotros de forma única porque todos somos únicos.
      Por cierto, me encanta que seas tan creativa y espero que esa creatividad la expandas a toda tu vida ;)
      Un placer, mil gracias y mil besos.

      Eliminar

Puedes usar todo el material del blog siempre que respetes el contenido y cites la fuente. Gracias. Licencia de Creative Commons
Este obra está bajo una licencia de Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 4.0 Internacional.

Formulario de contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *

Followers