Otra vez más... evito a mi Llama

21:30



He descubierto muchas cosas que no son agradables de reconocer pero que tampoco se pueden disimular y barrer bajo la alfombra.

Lo que sucede es que cada vez que avanzo en algún sentido o que doy un paso significativo, construyo un muro que corta la mitad del proceso y que sirve de freno.

Yo sé que no estoy en la misma vibración que mi Llama Gemela, él está un punto o dos por encima de mi estado actual. No lo digo en plan que el sea mejor, ni mucho menos, hablo de vibración. Si estoy a ocho, pues él está a diez. Lo que se resume en... que hasta que no vibremos en sintonía, en la misma frecuencia, no vamos a poder avanzar de forma conjunta.

Y no vibramos en la misma sintonía porque yo no vibro en mi sintonía por completo. Por eso, cada vez que desplazo mi vibración salen las resistencias al cambio y las cosas no resueltas, que son pocas pero muy duras de roer porque llevo toda la vida anclada a ellas, y no anclada de forma positiva.

Ahora estoy picando la piedra más dura que puedo llevar dentro, la que antes no he podido desmenuzar y disolver. Lo lograré, no sé cuándo, ni cómo, pero... de alguna forma lo haré porque es de esa misma piedra de donde cojo los recursos para construir los muros que me separan de mi Llama Gemela.

Esto que voy a decir es duro, y si lo lee mi Llama Gemela espero que lo entienda desde el punto de vista del Alma y no el terrenal, o que salte el punto y no lo vea, porque no tengo ganas de hacerle daño y no lo digo por decir, o por placer.

Pero es que esos muros se traducen en no querer estar con mi Llama Gemela porque, como siempre, es el factor desencadenante, el disparador que señala que algo que no está del todo bien y es por eso que los muros los construyo en todo lo que tiene que ver con él. Sin darme cuenta, pero lo hago. Lo hago disimuladamente, pero hecho está. Y jode pero creo que sería capaz de tener una relación con otro hombre pero no con mi Llama Gemela, porque él me pone les pelos y los cuerpos a flor de piel, y saca lo mejor y lo peor de mi.

Lo que pasa es que todo este proceso me ha servido de entrenamiento para aprender mucho sobre mi y reconozco cuando un deseo viene del Alma y cuando uno viene del miedo, del ego o de la carencia. Y sé que en mi ruta no hay otra relación, y estoy bien con eso. Podría decidir cambiar de ruta pero he decidido modificar el mapa.

Porque es mi mapa el que causa problemas, porque es mi mapa el que está errado y me lleva a confusiones. Es mi mapa el que no recuerda que esto es un proceso de transformación y aprendizaje que saca todo lo que puede haber. Y es el mapa quién no recuerda que las emociones en este proceso son tan cambiantes como el viento hasta que uno ha llegado a la parte final.

Por eso no me tomo las cosas muy en serio al respecto, y por eso no me preocupa que, en estos momentos, no tenga ganas de Llama porque de lo que realmente no tengo ganas es de ponerme otra vez a trabajar y enfrentarme a ese hueso tan duro de roer al que me enfrento.

Lo bueno es que sé que lo haré, que acabaré moliendo hueso y que trascenderé esa bola que ahora se me antoja gigante, espeluznante y aterradora. Lo mejor de todo es que cuando haya logrado hacer eso... ya no quedará cantera para seguir construyendo muros, para seguir buscando diferencias y para seguir evitando lo inevitable, que es crecer. Tampoco habrá muros que se interpongan entre nosotros, ni con nuestro propio Ser. Y será cuando no hayan diferencias que vibraremos a la vez y se podrá avanzar de forma conjunta, unificada y unida.

Como no soy la única Llama Gemela va fluctúa, que se atranca y que oscila entre el querer y el no querer voy a daros unos consejos. Lo más importante es no tomarse esto como algo personal, ni unos, ni otros. No eres mala Llama Gemela por tomarte un respiro o por pedir tiempo para ordenar tus cuerpos porque será lo que tenga que ser. Si estás en la posición contraria y es tu Llama la que se aparta, pues no te agobies, todo eso se caerá en su momento. Basta con no darle munición para que tenga cualquier excusa para fortificarse en su miedo. Cuando se sienta preparado, ya se pondrá a ello y lo resolverá por si mismo, que es muy capaz de hacerlo.

Namasté.


QUIZÁS TAMBIÉN TE INTERESE:

2 comentarios

  1. Hola amiga, que buen artículo y que bien que me ha llegado, yo huyo como una loca de todo, cada vez que avanzo un paso, retrocedo dos y es tan cansador y agobiante, porque se que es lo que me hace retroceder y no soy capaz de modificar la situación. Lo que no me queda claro, es que si una parte es la que huye, que pasa con la otra? pueden huir las dos al mismo tiempo?. En mi caso claramente soy yo la que huye siempre, en esta y otras vidas, pero como no lo conozco físicamente no puedo saber en que posición esta el. Por telepatía me dice que esta despierto y que quiere conocerme ahora físicamente, pero en eso confío poco, hay momentos que ni si quiera creo en mi misma.

    Muchas luz para ti y tu llama

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola A.S,
      Pues supongo que si una huye la otra persigue, a su forma. En mi caso, que es el que conozco, él me ha estado buscando por medio Mundo jajajajja me da la risa pero tiene que ser muy frustrante buscar a alguien que resulta que vive a media hora de tu casa... eso sí, Mundo ha visto un rato largo. No lo sé, pero cuando vea a mi Llama le preguntaré :) Porque es una duda que comparto contigo.
      Me pasa igual que a ti, soy escapista reincidente, en esta y otras vidas... y te entiendo. Lo único que te puedo decir es que pidas señales claras, concisas y sin lugar a dudas.
      Hoy estaba un poco así, un poco con la tontería encima y desanimada y he pedido señales, pues meditando me ha venido su astral a darme un mensaje y a decirme que no me preocupe por lo que me estaba preocupando. Lo que me ha convencido no han sido las palabras, ha sido la energía.
      Muchas gracias, A.S, por esa Luz, que nos viene muy bien :) Benditos seáis, tú, tu Llama y todas las Llamas del planeta.
      Un besazo!

      Eliminar

Puedes usar todo el material del blog siempre que respetes el contenido y cites la fuente. Gracias. Licencia de Creative Commons
Este obra está bajo una licencia de Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 4.0 Internacional.

Formulario de contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *

Followers