La actitud y su importancia en el proceso de Llamas Gemelas

15:00




La actitud es el  ingrediente mágico y que cambiar tu vida y tu proceso de sanación. Tener en cuenta la actitud con la que hacemos las cosas puede ser lo que necesitamos para convertir nuestra existencia en algo maravilloso.

Sé que lo que digo parece un poco extraño, y lo es. Lo es hasta que lo pones en práctica y  te das cuenta de su verdadero valor y de su importancia. Poner actitud a los pequeños actos cotidianos los carga tan potentemente que nada vuelve a ser igual.

Llevar el concepto abstracto a la práctica es muy sencillo. Para lograrlo lo mejor es usar truquitos y empezar por cosas pequeñas, dando pasitos, antes de convertir nuestra vida en un movimiento constante de actitud e intención.

Sería muy fácil, en este punto, decir que es muy bueno y muy sano tener una actitud positiva ante la vida y todo lo que acontece en ella, que tenemos que ver las cosas por el lado bueno y todo lo que ya sabemos. Eso está muy bien, y es muy cierto, pero lo que me ha valido y me ha servido para cambiar mi actitud  ha sido ir un paso más allá.

No te preocupes, te lo voy a contar, pero antes quiero apuntar la especial importancia que tiene nuestra actitud en el proceso de la Llama Gemela.

El camino de la Llama Gemela es un proceso energético y espiritual. Todo, en este ámbito, tiene un significado especial, y todo se mueve a un nivel que está oculto a nuestra realidad material. Todo lo que hacemos lleva una carga energética que se vuelve vital en el proceso de la Llama Gemela porque compartimos un lazo energético. Si yo pongo mi actitud en desear que mi Llama Gemela haga lo que quiero y mi actitud es de reproche, se va a alejar porque la energía que recibe es similar a alfileres que le pinchan, es decir, de incomodidad. En cambio, si tengo una actitud amorosa, si hago las cosas con el corazón y de corazón, para que mediante mi proceso de sanación mi Llama también sane, entonces lo que se percibe es algo parecido a estar envueltos en plástico de burbujas amorosas. Hace gracia pero es cierto. Cuanto tu Llama Gemela tiene una actitud amorosa hacia ti te sientes envuelto en algodones. Y te dan ganas de darle las gracias y un beso. Pero para hacer esto hay que estar muy atento y ser muy sincero con uno mismo porque si me pongo a mandarle amor a mi Llama Gemela pero lo hago, principalmente, porque deseo que me responda y no por su bien mayor, lo que estoy haciendo es mandar más alfileres.

TRUCO PARA CAMBIAR NUESTRA ACTITUD HACIA UNA MÁS POSITIVA

La forma que he encontrado para cambiar mi actitud es pensar que estoy trabajando para Dios. Haga lo que haga es algo que me ha mandado Dios personalmente y como eso es algo que me halaga, lo quiero hacer bien. Por eso, cuando estoy haciendo cualquier tarea, por insignificante que pueda parecer, me recuerdo que eso es algo que estoy haciendo para un jefe que está muy ocupado y que me ha pedido el favor. Y me da igual lo que sea, el acto en si, no me importa porque sea que esté cocinando, sea que esté limpiando, sea que esté escribiendo, sea que estoy leyendo, sea que estoy hablando con alguien porque  es algo que me ha encargado Dios. 

Mi concepto de la Divinidad es un concepto amoroso, como el de un Padre-Madre que sólo quiere lo mejor para nosotros y que nos ayuda constantemente. Por eso todo lo que pone en mis manos es especial, porque me lo entrega porque confía en mi y es algo que es para mi bien. Lo malo de tener un jefe tan ocupado es que nunca te cuenta los planes, ni te pone sobre aviso, simplemente te va mandando las tareas. Por eso no me pregunto si lo que hago es importante para mi porque si Dios me lo ha mandado, es importante para él. A demás, Dios nunca nos va a mandar una tarea para la que no estamos preparados. Él sólo nos da aquello que podemos resolver con éxito.

Da igual que te parezca que tu vida es una birria, Dios -o como prefieras llamarlo- te ha encargado esa tarea porque eres la persona especial e indicada para hacerlo. Es un jefe tan productivo que nunca encargaría a alguien hacer algo que no sabe hacer, por eso, no te apures si te parece que no eres capaz. Si tienes dudas lo mejor es preguntarle al jefe si te puede ayudar a resolverlo, pero que sepas que si estás haciendo algo es porque las capacidades las tienes.

Lo importante en este punto es cambiar en concepto mental para pasar al espiritual. Nuestro concepto mental está acostumbrado a medir las situaciones siguiendo un orden de importancia que viene estructurado socialmente pero en la empresa de Dios tan importante son los becarios como los directores, él no hace distinción. No te da una tarea que considere menos importante porque para él TODO es igual de importante y todos somos igual de importantes y únicos.

Puede que ahora estés sin empleo y/o que las cosas no te vayan bien y no acabes de entender la razón de por qué Dios te ha dado esa tarea especifica. Lo único que puedo decirte es que si estás en contacto con otras personas, por el simple hecho de estarlo, ya tienes algo muy importante que hacer. Lo primero, la primera tarea que ya te ha dado Dios es que te ocupes y te sanes a ti mismo, pero también te ha dado la tarea y la oportunidad de ser amable y amoroso con los demás.

Y ten en cuenta que... raramente nos dan una nueva tarea hasta que hemos acabado la que tenemos encargada y nuestra principal tarea es ocuparnos de nosotros mismos. No desde el lado del ego, si no de la sanación.

Da igual si en vez de usar este truco se te ocurre otro, lo importante es cambiar la actitud para dejar de juzgarnos y juzgar a personas y situaciones, y para cargar todos nuestros actos con el poderoso poder del Amor.

Namasté.

QUIZÁS TAMBIÉN TE INTERESE:

0 comentarios

Puedes usar todo el material del blog siempre que respetes el contenido y cites la fuente. Gracias. Licencia de Creative Commons
Este obra está bajo una licencia de Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 4.0 Internacional.

Formulario de contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *

Followers