La intención en el proceso de Llamas Gemelas

15:00



Nuestra intención es una herramienta sumamente poderosa porque allá dónde ponemos nuestra intención es allá donde vamos a llegar. La intención marca la dirección en el camino.

La mejor forma de reconocer nuestra intención es preguntarnos ¿Qué estoy haciendo y por qué lo estoy haciendo? Es decir, por qué estoy haciendo las meditaciones o leyendo algunos libros o haciendo determinados ejercicios. Porque si lo hago por probar, por hacer algo, ese es el resultado que voy a obtener, algo... pero nada concreto. En cambio, cuando sé que estoy haciendo y por qué lo estoy haciendo, ya he llegado. Si yo pienso: Estoy haciendo trabajo de sanación para liberar aquello que me impide Ser en plenitud y para sanar todo lo que tenga que sanar respecto a la Llama Gemela voy a obtener unos resultados maravillosos, porque estoy poniendo toda mi intención en ello.

Ahora vamos a ver formas de poner intención con comodidad y con facilidad porque al principio, hay que concentrarse un poco :)

PONER INTENCIÓN
Poner intención es muy sencillo y hay muchas formas de hacerlo. Te voy a resumir lo que me resulta más práctico pero sabes que lo puedes adaptar a tus necesidades y crear tu propio sistema.

Lo que hago y que me da buenos resultados es declarar por la mañana que pongo mi intención ese día en aprender, en crecer y en evolucionar para mi propia sanación y para la de mi Llama Gemela. Antes de acostarme dedico unos minutos a mandar bolitas de colores a lo que he hecho durante el día. Yo he asignado un color para cada cosa y no tener que estar pensando constantemente que a esa situación, persona o cosa le estoy mandado amor, sanación, perdón... porque ya sabemos que me va lo práctico.

Lo ideal sería que cada vez que vamos a hacer algo respiremos profundamente, apartemos todo lo que no es aquí y ahora y cargáramos nuestra intención en aquello concreto que estamos haciendo. Eso sería lo ideal... pero es muy complicado empezar por ahí, al menos para mi. Por eso lo hago de la otra forma, porque más vale adaptarlo que no hacerlo ¿No? Eso creo yo.

Lo curioso del caso es que una vez empiezas a poner intención en aquello que haces, parece que todo se carga de una magia extraña y empiezan a colocarse situaciones, personas y cosas que estaban fuera de lugar. A veces de forma que despista un poco porque parece ir a peor, pero se acaba colocando todo.

Verás que tomar conciencia de allá donde pones tu intención te revelará datos y pistas muy interesantes sobre tus creencias y tu mapa mental porque verás que algunas cosas de las que haces no te llevan a ningún lado.

Esto no quiere decir que no te puedas sentar a descansar pero... si mi intención es descansar y recuperar fuerzas, no voy a poner la tele para ver un programa que me baja la vibración y me agota porque es contraproducente, la pondré -si la veo- buscando un programa que me resulte agradable, me divierta y me relaje.

Y este es el maravilloso poder de la intención, darte cuenta de hacia qué lugar te diriges y lo que estás haciendo para llegar ahí. Yo, ahora, voy a poner mi intención en ayudar a comprender a mis Llamas Compis algunos conceptos para que muevan su intención hacia aquello que les hace felices y plenos :)

Namasté.


QUIZÁS TAMBIÉN TE INTERESE:

0 comentarios

Puedes usar todo el material del blog siempre que respetes el contenido y cites la fuente. Gracias. Licencia de Creative Commons
Este obra está bajo una licencia de Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 4.0 Internacional.

Formulario de contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *

Followers