Ai, por favor... que me resisto!!!

20:00



Aurgh... me resisto. Estoy que me resisto. Ai, este fin de semana pasó algo y me he llevado un gran disgusto, pero uno de esos disgustos del tamaño de una catedral gótica gigante. Un disgustazo que me ha dejado baja de ánimos varios dias ¿Por qué estoy tan disgustada? Bueno, es que el sábado comprendí que mi vida ya no va a ser igual, jamás... y en vez de decir: Ah, pos vale, la será lo que tenga que ser me dio por ponerme en plan... OH ¡NO! ¡Qué horror! ¿Qué será ahora de mi????? Va en serio...

Para no liarme voy a hacerte una secuencia de los hechos. El sábado veo que mi vida realmente está cambiando y que lo que pensaba que sería no va a ser. En ese punto me paso casi tres dias lamentándome por los rincones cual Alma en pena, penita, pena... mientras me pregono ¿Por qué, Mundo Cruel? Claro, mientras estaba contemplando mi dolorido ombligo emocional ¿Qué ha pasado? Que la vida a seguido adelante, sin ningún tipo de consideración por mi estado de ánimo. El resultado a sido que las tareas han ido aumentando -porque no he hecho el huevo en dos dias- y las emociones han ido expandiéndose hacia lugares poco frecuentados. Y han estado explayándose tan libremente, esas emociones tan de copla de toda la vida, que ahora ya puedo correr para ponerme al día.

Esos sueños a los que estaba tan apegada y de los que tanto me ha costado separarme no son lo importante -que a buenas horas me entero... lo importante es que he usado eso como pretexto para no tener que avanzar, ahora que veo resultados guapos ante mi. Exacto, todo este derroche de lágrimas y de pesares a sido la forma que ha tenido mi parte fugitiva de pararme los pies porque estaba llegando a alguna parte.

Mira si es así que hace dos dias mi Llama Gemela, estando en la casita, me dijo: No te vas a rajar ahora ¿Verdaaad? Y yo Noooooooooo... pues no ni poco. Pues sí, me he rajado, con todos los cuerpos...

Me he rajado hasta el punto de no acabar con el trabajo de los chakras, ahora que me falta uno, y me he rajado al punto de pararme en detalles muy pequeñitos para no tener que admitir que aún hay algo que me da miedo respecto a algo relacionado con la Llama Gemela.

Porque esta resistencia no es tanto por el tema de la Llama Gemela si no por todo en general. Esta resistencia es el miedo a dejar lo hasta ahora conocido y adentrarme en un sendero que no sé a dónde llevará. Exacto, me estoy apoyando en la falsa seguridad de pensar que sabía hacia dónde iba mi vida cuando eso no es algo real.

Después de meditar un rato y de ponerme ha hacer lo urgente, para poder pasar a lo importante... me he dado cuenta que no es miedo directo a la Llama Gemela, que es miedo a Ser quien yo soy porque es más cómodo, o lo parece, ser quien te han dicho que tienes ser o quien crees que los otros quieren que seas.

Total, que ahí estamos, topando con los propios límites que pone la mente humana, topando con las resistencias a dejar que las cosas sucedan e, intentando, no volver a salir corriendo.

Por ahora, en eso estamos, poniéndome al día mientras esta canción suena de fondo para darme ánimos...

Sí, yo también creo que se debería prohibir por ley que los roqueros se hicieran cirugía estética*.

Canción que sonó ayer por sorpresa y que me sacó una sonrisa. Era como si el Universo me estuviera diciendo que la esencia siempre va a estar ahí y que recuerde la magia de la vida porque... porque para mi Whitesnake está asociado a la magia de las sorpresas y al mejor cumpleaños de mi vida. Gracias, Universo, porque esta vez la has acertado.

Namasté.

Whitesnake Here I go

QUIZÁS TAMBIÉN TE INTERESE:

0 comentarios

Puedes usar todo el material del blog siempre que respetes el contenido y cites la fuente. Gracias. Licencia de Creative Commons
Este obra está bajo una licencia de Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 4.0 Internacional.

Formulario de contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *

Followers