Karma: El bien y el mal (incluye karma oscuro)

21:00



Como humanos, muchos, tenemos el concepto que el karma es negativo en el sentido de considerar que estamos pagando por nuestras malas acciones en vidas pasadas. De hecho, hay culturas que han llegado a establecer hasta un sistema de castas al respecto según el cual se juzga a las personas según una extraña comprensión de vidas pasadas pero esto no es realmente así. ¿Por qué no es así?

Porque el concepto de bien y mal es un concepto humano que intentamos aplicar a todas las situaciones de nuestra vida. Ergo ¿Qué sucede con el karma? Que también lo definimos como bueno o malo. En realidad, el karma no es bueno o malo porque el karma es aprendizaje.

Cuando un Alma interrumpe la evolución de otra Alma esto no genera, por si mismo, ningún karma porque se tienen en cuenta todos los factores que acabaron desencadenando los hechos.  No se trata igual, a nivel de Karma, una acto derivado del miedo o la defensa de la propia vida que uno que tiene como fin el simple acto de matar, por dinero, por ajustes de cuentas o por temas religiosos, por ejemplo. También se tiene en cuenta el nivel de evolución del Alma. Por ejemplo, un soldado o un juez pueden creer que están haciendo un bien e impartiendo justicia al asesinar o al condenar a alguien a pena de muerte. Y lo pueden considerar como humanos y lo pueden considerar a nivel de Alma también. Por ejemplo, cuando un Alma se escuda en su Dios para arrebatar la vida a alguien, desencarna, y sigue en el mismo estado evolutivo vuelve a encarnar en otra religión, en otro país, en otro momento, pero seguirá creyendo que mata en nombre de Dios. Cuando esta Alma tome conciencia de la verdadera Divinidad y de la vida, seguramente, encarnará en movimientos pacifistas, no para compensar sus actos, si no para sostener la paz.

Esto es algo que suele suceder mucho con lo médicos. Normalmente, cuando una persona tiene una fuerte vocación médica y se implica en ello es porque en vidas pasadas a actuado contra lo que ahora salva. Por ejemplo, no me extrañaría nada que mi médico, el mismo que me salvó a mi la vida, en otra vida hubiera formado parte del mismo tribunal Inquisidor que me causó las quemaduras. Repito, esto no sucede porque nadie nos obligue a ello, esto sucede porque la propia Alma quiere compensar sus actos. En el caso de mi médico puede que antes de encarnar él dijera: Como aún llevas esa herida, herida que yo provoqué -en ti o en otras personas- te pido que me permitas ayudarte a sanarla y a llevarla contigo, mientras la padezcas. Realmente mi médico a sido una persona que ha estado muy implicado en mi evolución y realmente me salvó la vida. Implicado hasta puntos que van más allá de su horario y de su vida privada, algo espectacular y por lo que doy gracias.

Pero ¿Qué sucede con las personas que cometen actos barbáricos? El proceso a nivel de karma dista mucho de cualquier concepto humano que podamos considerar. A nivel de Alma se da la opción de ir encarnando hasta que el Alma toma conciencia del dolor y del sufrimiento que generan sus actos. En ese momento las Almas suele tener un shock y son llevados a un nivel energético que les permite hacer una reflexión sobre sus actos. Después de este tiempo de reflexión hay Almas que siguen evolucionando y otras que son llevadas a otro nivel energético. Ese nivel se parece a una prisión medieval, para hacernos a una idea. Es algo similar a una mazmorra... pero siempre es el Alma la que decide ir ahí, y lo decide porque cree que si se castiga va a purificarse. Lo más curioso es que ahí también van las Almas de las víctimas que no son capaces de perdonar porque es tan baja su densidad que su cuerpo energético pasa directamente a ahí. El tiempo que pasa el Alma en ese lugar lo decide la misma y es retirada de ahí en el mismo momento en el que lo solicita. De hecho, hay muchas personas que están encarnadas, que tienes facultades de mediumcidad, que por la noche, durante el sueño, se dedican a hacer trabajos de este tipo. No son custodios porque el trabajo de evolución en la tierra ya le da trabajo al Alma pero sí van a acompañar a esas otras Almas. Recuerdo que una persona muy cercana, y en la que confío plenamente, me contaba que soñaba con una prisión y como intentaba abrir las puertas. Bien, pues esta persona, mientras duerme, dedica algunos periodos de tiempo a esto, a acompañar a las Almas que se han perdonado y han perdonado los actos violentos a planos superiores.

Realmente nadie castiga a nadie a nivel de Alma, por mucha violencia que haya podido ejercer contra otros. No hay ningún Ángel o Maestro señalando a nadie como bueno o como malo, cosa que como humanos sí hacemos porque si tuviéramos ese grado de evolución pues aquí no íbamos a estar, eso seguro. Siempre ten en cuenta que tan prisionero de si mismo puede ser el agresor como la víctima.

KARMA OSCURO
Comprendemos como karma oscuro aquellas situaciones en las que ha habido un mal uso de la energía sagrada Universal. Por ejemplo, imagina que hay un Alma que ha sido iniciada en una escuela sagrada y que ve que, mediante el uso de determinados elementos, puede enriquecerse o conseguir poder. Este Iniciado, sabiendo que eso viola la ley del libre albedrío, manipula y usa la energía para su propio bien de forma que genera karma oscuro ¿Qué sucede cuando este Alma desencarna? Pues que es llevada ante el tribunal Karmico y, como en las anteriores situaciones, se evalúa su nivel de consciencia. Si sigue en el mismo nivel de consciencia puede elegir seguir encarnando en la mismas circunstancias o puede, si ha subido el nivel de conciencia, optar por prescindir de esos poderes hasta que decide, a nivel de Alma, que está preparado para usar para el mayor bien de todos, no para el suyo propio, sus capacidades pero jamás es algo que vaya impuesto por la Divinidad o por el propio tribunal karmico.

Creo que sobre el karma oscuro hay mucha leyenda que no hace más que mitificar aspectos más mitológicos que reales. Un Alma que intenta sanar a otra mediante una pócima y acaba con su vida no lleva karma oscuro siempre que su intención sea la de sanar a la otra persona pero ¿Qué sucede? Que esa Alma va a creer que sus dones son dañinos porque, sin querer, le hizo daño a otra persona pero eso no es, ni será jamás, karma oscuro.

De hecho, lo de karma oscuro es una etiqueta humana que hemos creado para señalar o señalarnos como culpables de actos que no recordamos haber cometido y que nos generan más culpa y nos alejan del perdón.

Y el perdón, queridos, es lo único que puede sanar un karma de cualquier tipo. El perdón hacia uno mismo y hacia los demás. Creo haberlo contado con anterioridad pero lo volveré a repetir. Cuando estaba en plena actividad regresiva llegué a un punto en el que dije: Basta, me perdono y perdono a todo el mundo por todo. Nadie sabía lo que estaba haciendo realmente. Ya. Y me preguntaron en el mismo tribunal karmico ¿Perdonas? Y me reafirmé en mi perdón, pues ese día se acabaron las regresiones a vidas pasadas para sanar heridas. Posteriormente, a habido otras regresiones o conexiones con vidas pasadas pero a sido a nivel de recuperar aspectos de mi, aspectos como conocimientos, información y otras cosas. Y esto no es algo que me suceda solo a mi lo que pasa que el velo del olvido, ese que se interpone entre tu como humano y el mundo multidimensional, en mi caso es algo transparente desde que nací, pero -lo recuerdes o no lo recuerdes en este plano-tiempo-dimensión- a nivel de Alma todos somos iguales.

¿Qué hacer respecto al karma oscuro? Pues lo mismo que con cualquier otro karma, tomar conciencia de ello y perdonar. Perdonarnos a nosotros mismos y a los demás porque si alguien hubiera conocido las consecuencias de sus actos ya estaríamos en la doceava dimensión.

Realmente creo que lo importante no es ir a medir el karma que podemos llevar nosotros mismos o los otros, creo que lo importante es preguntarnos a nosotros mismos ¿Hasta cuando vamos a elegir cargar con las culpas de nuestros actos pasados? Porque somos los únicos que tenemos el poder de elegir abandonar la culpa y evolucionar.

No hay ni un solo Ser Celestial que señale a nadie, que lo juzgue o que lo considere malo. Nadie es juzgado en el tribunal karmico y nadie es castigado, somos corregidos, enseñados, amados y respetados en todo momento.

Puede que en este punto te preguntes ¿Qué es el tribunal karmico y por qué se llama así? Supongo que el nombre se lo hemos puesto los humanos y está formado por un conjunto de seres que son nuestros mentores pero esto lo aclararemos en la próxima entrega porque será el momento de hablar de cómo preparamos cada encarnación.

Namasté.




QUIZÁS TAMBIÉN TE INTERESE:

0 comentarios

Puedes usar todo el material del blog siempre que respetes el contenido y cites la fuente. Gracias. Licencia de Creative Commons
Este obra está bajo una licencia de Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 4.0 Internacional.

Formulario de contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *

Followers