Cómo se prepara una encarnación

21:00




Explicar cómo se prepara una encarnación con palabras humanas es algo muy complejo porque hay muchos factores y actores a tener en cuenta. Cada vez que un Alma decide encarnar se activa un protocolo que ríete tú de cualquier empresa multinacional por eso voy a ir tomando ejemplos que ayuden a simplificar esta labor multi-dimensional.

Cuando un Alma decide encarnar lo primero que hace es decidir qué va a trabajar. Imagina que hay un saquito que contiene emociones como el amor, la autoestima, la compasión... y que cada emoción lleva a su vez un librito con todo lo que ha trabajo en ese aspecto el Alma que decide encarnar. Imagina que hemos elegido venir a encarnar trabajar con la compasión y que nuestro librito al respecto es más bien chiquito porque no hemos tenido ocasión de hacer ese aprendizaje antes ¿Cómo lo vamos a hacer? Pues lo vamos a hacer mediante la experimentación. Hay muchas formas de experimentar la compasión por eso tenemos a nuestro lado, en todo momento, a nuestros guías. Nuestros guías son Maestros y Mentores que tienen como función mostrarnos las opciones y responder a nuestras dudas. Un guía jamás impone o predispone nada, en ninguna encarnación, porque el libre albedrío es SAGRADO. Un guía nos acompaña, nos explica y nos sostiene pero no nos ordena, manda o juzga, jamás. Volviendo al tema, hemos elegido la compasión y, en función a nuestro aprendizaje, se nos presentan varias opciones. Un Alma que ha encarnado pocas veces seguramente trabajará la compasión naciendo y viviendo en un entorno cariñoso que le muestre lo que es sentir compasión por los animales, por ejemplo, porque le permite hacer el aprendizaje con facilidad pero ¿Y cuándo se trata de un Alma experimentada? ¿Tiene las mismas opciones? Todo y que se le pueden ofrecer opciones similares un Alma que ha encarnado más veces y tiene más experiencia seguramente elegirá un grado más alto de dificultad como puede ser encarnar como sin techo, con una malformación o trabajando directamente con personas muy desfavorecidas ¿Por qué? Porque un Alma que ha encarnado con cierta regularidad tiene más recursos para lidiar con situaciones complejas a nivel emocional que un Alma que a experimentado en menor cantidad lo que es vivir en la densidad de la Tercera Dimensión. Igualmente, y como hemos repetido durante todo el curso, no te dejes llevar por la simplicidad y el juicio porque nunca sabes todas las encarnaciones que llevamos en nuestros cuerpos.

En este punto voy a hacer un inciso personal. Los lectores asiduos del blog recordarán el tema de la mala vida. Durante esa encarnación mi Llama Gemela y yo decidimos venir a sufrir por el gusto de sufrir y decidimos, los dos, que él me iba a dar de palos y que yo los iba a aceptar contraviniendo completamente los consejos de nuestros guías, Mentores y Maestros que, supongo, no paraban de rezar para que viéramos la Luz y uno de los dos, o los dos, eligiera el perdón en vez del castigo. Pero... quisimos venir a experimentar eso y eso es lo que tuvimos. Yo ya he aprendido, y espero que mi Llama Gemela también, que la culpa no sirve de nada y que sólo cuando somos capaces de perdonarnos a nosotros mismos y a los demás somos capaces de amar completamente y el libertad. Eso ahora porque cuando diseñamos la actual encarnación aún no lo teníamos claro. Realmente teníamos la opción de hacer el proceso de otra forma, más próximo, pero yo decidí ponerlo en modo experto... y él, pues también tuvo su punto de cabezonería con lo suyo... Yo, ahora, prefiero el modo simple, ya te lo digo y creo que él igual. Dicho esto...

Una vez hemos elegido el aprendizaje buscamos a los cooperantes que nos ayudaran a materializar ese aprendizaje: el entorno. El entorno incluye el tipo de familia, lugar, amigos... y también elegimos el cuerpo y el genero que mejor se va a adaptar a la lección. Si queremos trabajar la compasión puede que pidamos a una Alma afín que sea nuestro padre o nuestro hijo y que materialice algún tipo de handicap que nos ayude a conectar con la compasión. Puede que elijamos un cuerpo duro y rígido que suponga un reto extra o puede que elijamos un cuerpo flexible que facilite nuestro aprendizaje. El hecho de ser alto y/o fuerte no tiene por qué significar ser duros pero entenderás lo que quiero decir si te paras a observar los cuerpos. No se trata de juzgar los cuerpos, simplemente observar el cuerpo físico porque es el vehículo que hemos elegido para materializar lo que queremos manifestar. Por ejemplo... mi Llama Gemela en esta encarnación es súper guapo porque en una vida pasada no lo quise mirar y pensó que era por su físico porque tenía una cojera y era mucho mayor que yo en esa vida. Esto lo he contado y los caminantes Llama lo recordarán y es una de esas cosas que no sabes si reír o llorar. A ver, para el que no lo sepa... durante nuestra última encarnación juntos en la Tierra -teniendo en cuenta el tiempo lineal y que yo sepa- mi Llama Gemela era un hombre veterano de guerra que tenía una lesión. Era un hombre que se hizo a si mismo y llegó bastante lejos. Este hombre se enamoró de una joven bastante pija y bastante.. bastante ¿Qué sucedió? Que la bastante -bastante también se enamoró de ese hombre recio pero lo consideraba tan tan tan... maravilloso que giró la cara. El tema es que el hombre maravilloso interpretó esa girada de cara como un desprecio y no como un problema de autoestima y pensó que ella no lo miraba porque no le gustaba lo que veía ¿Qué sucedió? Que el hombre dijo: En la próxima vida te vas a enterar y me vas a mirar. Me vas a ver... ¿Qué pasó? Que lo vi. Lo vi y seguí pensando que estaba fuera de todo alcance porque justamente era demasiado guapo para ser considerado aceptable ¿Qué pasa? Que el quería que lo viera pero, y esto es una lección para él... estamos haciendo el proceso sin vernos y sin que cuente su cara bonita porque todo esto no lo paso yo por un tío por muy cañón que este... pero sí lo paso por mi Llama Gemela, por su Alma, por la Luz que desprende su Alma. Y estoy segura que, si no lo ha trabajado, se sigue sintiendo inseguro al respecto y pensando que su físico juega en su contra porque esa era la herida del Alma que traía mi Llama Gemela. Vamos, es que me juego una cena con él que ha pensado, si no lo hace aún, que no me ha gustado nunca porque le falta o le sobra algo, según su propia paja mental, claroestá... porque a mi nadie me ha preguntado, no él. Y esto, queridos, es lo que quiere decir mi madre cuando comenta que Dios no se queda con nada de nadie ¿Quieres que tu Llama Gemela te mire? Te mirará pero hará el proceso por tu Alma y no porque te vea bien. Mejor que bien. Requetebien. Por mi parte el momento sapo está superado y estoy empezando a pensar que no sabe este hombre lo que se está perdiendo... pero es harina de otro costal.

El hecho es que quiero que veas hasta qué punto detalles como el físico vienen determinados por nuestras propias elecciones. Y la familia, y todo lo que puedas imaginar así que ya puedes borrar el concepto de castigo por el de ¿Qué he querido aprender al elegir este cuerpo? ¿Qué he querido experimentar al elegir este país? ¿Y mi familia? Pero todo sin el concepto de castigo en mente porque es el concepto de castigo lo que hace que nos carguemos de culpa y nos atasquemos. A nivel Divino no hay culpa, ni castigo, ni penitencia porque son conceptos que no están fuera de la limitada mente-lógica-humana.

Como ya te he sacudido los cuerpos suficiente por hoy vamos a dejarlo aquí. Mañana vamos a comentar lo que supone pasar de la teoría a la práctica y cómo nos afecta la densidad una vez estamos aquí. Hasta entonces...

Namasté.



QUIZÁS TAMBIÉN TE INTERESE:

0 comentarios

Puedes usar todo el material del blog siempre que respetes el contenido y cites la fuente. Gracias. Licencia de Creative Commons
Este obra está bajo una licencia de Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 4.0 Internacional.

Formulario de contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *

Followers