El síndrome de Estocolmo y sus repercusiones en las Llamas Gemelas

21:00



El otro día estaba hablando con mi Máster y salió el tema del síndrome de Estocolmo, supongo que a todo el Mundo le suena pero lo que suene de antes da igual porque vamos a ver cómo afecta el síndrome de Estocolmo a nivel de Llamas Gemelas.

Bien, conoces a tu Llama Gemela y hay - o no hay una relación- y, sea lo que sea lo que había, se acaba. Se acaba -o no empieza- y tu piensas -o sientes- que le has dado todo lo que tenías a tu Llama Gemela. Te sientes mal porque le has puesto el Mundo a sus pies pero parece que no lo aprecia, que no valora todo eso. Incluso te llegas a preguntar por qué tu Llama Gemela ignora los sentimientos tan bellos y profundos que había o hay entre vosotros. Te preguntas por qué prefiere seguir llevando una vida gris llena de dolor o pasividad antes que una verdaderamente luminosa contigo. Puede que llegues, incluso, a pensar que el problema viene de ti o que el motivo está en el entorno cuando lo cierto es que tu Llama Gemela tiene síndrome de Estocolmo.

Cuando una persona tiene síndrome de Estocolmo, sobre todo en el Mundo Llama, está tan hecha a su realidad cotidiana que no es capaz de contemplar la posibilidad que todo ese amor maravilloso sera real. La parte de su Alma conoce ese amor pero la parte Humana sigue el patrón de lo que ha conocido. Sigue el patrón de una vida de dolor pero porque no ve más allá, porque no es capaz de elegir la opción de la felicidad. Entiendo que desde el punto de vista del otro Llama eso se percibe como un abandono pero la Llama que está viviendo eso realmente no contempla otra opción porque cree que eso es lo único, único, único que hay en la vida. Y sí, tu Llama Gemela puede estar tolerando cualquier tipo de maltrato psicológico y seguir sin darse cuenta que hay otra realidad más allá de la que vive. De hecho, justamente el síndrome de Estocolmo lo tienen las Llamas Gemelas que han vivido algún tipo de situación de maltrato o abuso por parte del entorno familiar llegando a creer que como eso es lo que han vivido es lo único que hay y llegando al punto de volver a su antigua vida y/o entorno porque eso es lo que les da seguridad. Cuando una persona ha aprendido y respirado determinadas situaciones acaba integrando tanto ese aspecto que lo que nosotros pensamos que es una buena vida llena de felicidad y alegría le puede causar problemas de adaptación porque no sabe reconocer ese tipo de amor y no sabe como desenvolverse. Siente tal inseguridad que prefiere volver al entorno dañino que seguir el camino.


Ahora que estás leyendo esto puede que relaciones situaciones con tu Llama y entiendas que tiene síndrome de Estocolmo, también puede que te preguntes ¿Qué puedo hacer para que salga de ahí? Lo cierto es que directamente no puedes hacer nada porque tiene que ser tu Llama la que vea que esa realidad que cree que no es posible realmente es una realidad pero estás ante una parte humana que no sabe que tiene ese síndrome, que no sabe lo que le pasa. Realmente si se lo dices no vas a llegar a ninguna parte porque no lo entenderá y será un follón... entonces ¿Qué opciones reales tenemos? Pues la única opción real que tenemos es la de trabajar en nosotros desde la paciencia porque, como he dicho, no podemos hacer nada directamente.

Sé que es muy duro ver y no poder actuar pero no es nada sano enfrentar a nuestra Llama con sus conflictos porque si no los ha visto hasta ahora no harás que acepte tus palabras. Lo que se puede hacer es ir dando pasitos pequeños. En vez de ir a soltar a bocajarro toda la información quizá es más práctico tomar un café, ser amable y empezar a enseñarle que esa realidad que considera imposible es posible, pero sin expectativas, desde el acompañamiento desde el Alma. Eso sí, te presente que no vas a poder acompañar a tu Llama Gemela desde el Alma si no eres capaz de meterte la mano en el pecho cada vez que haga falta. Recuerda que no puedes ayudar a nadie si no te ayudas a ti primero.

Espero que ahora comprendas que tu Llama Gemela no te está rechazando a ti, que no estás haciendo nada mal, simplemente te has topado con un conflicto interno suyo que no le permite conectar con sus verdaderas emociones. Espero, también, que eso te alivie y te permita comprender la situación desde el Amor.

Namasté. 


QUIZÁS TAMBIÉN TE INTERESE:

0 comentarios

Puedes usar todo el material del blog siempre que respetes el contenido y cites la fuente. Gracias. Licencia de Creative Commons
Este obra está bajo una licencia de Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 4.0 Internacional.

Formulario de contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *

Followers