El problema de las proyecciones mentales y las Llamas Gemelas

21:00



Las proyecciones mentales son todas esas ideas, creencias y conceptos que hemos creado nosotros mismos para justificar aquello que no podemos o queremos asimilar. Las proyecciones mentales, también conocidas como pajas mentales, es todo eso que te dices tantas veces que lo acabas convirtiendo en verdad... en una falsa verdad que condiciona tu forma de actuar y tus emociones. Si las proyecciones mentales son chungas de por sí ¿Qué sucede en el ámbito especifico de las Llamas Gemelas? Que nos pueden llevar a más de un mal entendido y a muchos dolores de cabeza porque son aquello que imaginamos que sucede pero no es lo que realmente sucede. A demás, si nos dedicamos a alimentar a nuestras proyecciones mentales y las tenemos bien gorditas... acabaremos por interpretar todo lo que sucede desde la visión de la proyección mental y no desde la realidad.

Por ejemplo, yo cree la proyección mental que mi Llama Gemela no tenía ningún tipo de interés en mi ¿Qué sucedió? Que no vi las señales que mandaba mediante su lenguaje verbal y corporal. Lo cierto es que hasta ayer no entendí las señales porque esa proyección mental tenía tanta fuerza que transformaba la realidad para adaptarla a ella. Ayer, en cambio, estaba hablando con mi Máster y salió el tema de la postura que tenía siempre mi Llama Gemela cuando hablaba conmigo y lo cierto es que le faltaba ponerse un letrero luminoso. Aún con eso, aún con letrero luminoso, yo no me hubiera enterado de nada porque seguía dando fuerza y poder a mi proyección mental.

Yo cree esa proyección mental porque las emociones que despertaba en mi él, mi Llama Gemela, eran tan fuertes y potentes, tan desconocidas y desconcertantes... que no me sentía capaz de asimilarlas, de dejarlas salir porque llevaba un patrón mental de rigidez casi extremo. A demás, esa proyección mental me hacia de pantalla y ocultaba los problemas de autoestima. Si yo creía que algo entre nosotros no era posible porque él no quería ¿Qué pasaba? Que no tenía que admitir que me sentía poca cosa a su lado, no porque él fuera de nada... era yo que no me valoraba, y ese no es un plato agradable de tragar ¿Qué hice? Decirme a mi misma lo que más me convenía para no tener que admitir que el problema no estaba en él, que estaba en mi.

Y esta es otra de las características de las proyecciones mentales... el problema nunca nace del otro o de aquello sobre lo que nos proyectamos, si no que el conflicto y la incomodidad están en el interior, en nuestro interior. En el caso que he comentado, el problema no venía de mi Llama Gemela, venía de mi. Él, en este sentido, ni pinchaba ni cortaba nada... es más, lo más probable es que él también tuviera sus propias proyecciones mentales y así nos fue.

Detectar una proyección mental es muy sencillo, la única dificultad que tiene el de querer tomar conciencia de todo aquello que nosotros mismos hemos creado para sanarlo y tampoco es que eso sea complicado... pero como nos saca de la zona de confort y nos hace darnos cuenta de la realidad... pues duele. Duele porque te das cuenta que eso que considerabas una verdad y un problema es, simplemente, algo que has puesto ahí pero que es algo que no es verdad. El hecho de darte cuenta que has perdido muchas horas de sueño y has derramado una buena cantidad de lágrimas por algo que te has creado te sacude bien los cuerpos. Pero no hay que por bien no venga y darte tal trompazo ayuda a que no vuelvas a caer en la trampa de la proyección mental. Dicho esto...

¿Cómo podemos detectar nuestras proyecciones mentales? Y, no menos importante ¿Cómo podemos borrarlas de nuestro sistema?
Detectar las proyecciones mentales es bastante sencillo. Haz una lista de lo que crees que sucede entre tú y tu Llama Gemela. Haz una lista con todo aquello que crees que impide que os entendáis bien o estéis juntos. Una vez la tengas hecha justifica tu respuesta :) Por ejemplo:
-Mi Llama Gemela pasa de mi porque no se pone en contacto conmigo.
Ups, no puedo justificar la respuesta. No tengo ninguna base real que justifique esta proyección mental, así que... tengo que admitir que no tengo ni idea de por qué mi Llama Gemela no se pone en contacto conmigo y tengo que admitir que no hay razón para pensar bien o mal porque sólo veo mi parte del pastel. Quién sabe si mi Llama Gemela está montando toda una estrategia para que se dé un encontronazo o si lleva escritos mil correos pero no se siente seguro para enviar ninguno. En fin, que no tengo argumentos al respecto, ni de los que puedo considerar buenos o de los que puedo considerar malos.

El hecho de no tener una razón, un motivo o una justificación a lo que agarrarse es una novedad porque, a nivel Humano, intentamos racionalizarlo todo. Todo. Buscamos las razones y motivos para todo como si tuviéramos todas las respuestas. Seguramente tenemos todas las respuestas pero eso no es lo importante, lo importante es darse cuenta que cada uno ve su parte del pastel y que hay cosas que, por el momento, no sabemos comprender o explicar.

Ahora bien, tampoco te centres en las palabras que ha dicho tu Llama Gemela para reconocer tus proyecciones mentales porque las proyecciones mentales también hablan por nuestra boca. Por ejemplo, como yo creía que mi Llama Gemela no estaba interesado en mi... si se hubiera acercado a besarme me hubiera asustado y habría girado la cara. Pero no habría girado la cara por desinterés, al contrarío, habría girado la cara porque mi proyección mental hubiera tomado el poder y hubiera interpretado el gesto como algo que no era posible, aunque estuviera pasando.

Y te voy a poner otro ejemplo. Imagina a una Llama Gemela se está profundamente enamorada de su Llama Gemela pero tiene pavor a lo que puede pasar ¿Qué, puede, hacer? Crear una proyección mental en la que se dice que es muy feliz con su pareja actual y que su vida le encanta. Ya... realmente no es que esté encantado o encantada, lo que sucede es que el mismo miedo hace que la persona se construya una excusa a la medida. Si estoy taaaan feliz con esta persona no me tengo que arriesgar ¿Verdad? Pero como el inconsciente me traiciona acabo pensando en mi Llama Gemela, acabo escribiéndole o acabo quedando con ella pero eso no es porque sienta algo... qué va... es porque estoy muy feliz con mi pareja. Mucho ¿Pillas el concepto? Exacto, pues eso ;)

Realmente, cuando tomamos conciencia de nuestras proyecciones mentales ya estamos dando un gran paso porque les quitamos mucha fuerza pero, si encima, vamos a ver el motivo por el cuál hemos proyectado esa creencia seremos capaces de tomar conciencia de muchos asuntos no tratados o resueltos.

Curiosamente las proyecciones mentales están ligadas con las expectativas. Si me construyo una creencia que dice que tu me amas aunque estés con otra persona me estoy diciendo que me amas y estoy midiendo tus actos desde mi baremo del amor. Si admito que me acojona que no ser amada, no sólo por mi Llama Gemela -en general... ¿Qué sucede? Que dejo de poner las expectativas en ti, dejo de interpretar las señales según me convenga y puedo ver realmente cómo vas, cómo te sientes y que me estás diciendo en realidad, más allá de las palabras y las apariencias.

Sé que este proceso es muy duro porque lo he hecho y cuesta admitir que somos nuestro enemigo número uno y cuesta llegar al punto en el que te das cuenta que no sabes nada de nada, menos de lo que le pasa a la otra persona por la cabeza pero todo tiene su lado bueno y el lado bueno de eliminar las proyecciones mentales es que eres capaz de ver, con mayor claridad, que rara vez nuestros miedo son reales. A demás, cuando eliminas las proyecciones mentales ves enseguida si tienes un patrón de víctima porque la víctima se alimenta de todas esas proyecciones mentales que justifican su dolor.

Lo importante, en todo caso, es tener presente que entre las Llamas Gemelas no hay sólo mucho amor y mucha energía rica, hay también creencias limitantes, complejos, miedo y, entre otros, las proyecciones mentales de ambos y eso, queridos, es una multitud.

Namasté.


QUIZÁS TAMBIÉN TE INTERESE:

0 comentarios

Puedes usar todo el material del blog siempre que respetes el contenido y cites la fuente. Gracias. Licencia de Creative Commons
Este obra está bajo una licencia de Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 4.0 Internacional.

Formulario de contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *

Followers