FASE III: La conclusión

20:30



Tras recapacitar seriamente sobre lo acontecido no me ha quedado otra que reconocer los fallos, o dicho de otro modo... reajustar los datos de la hoja de ruta por estar mal calibrados. En definitiva... observar dónde la he estado cagando.

Pero... antes de repasar qué es lo que he calculado mal voy a explicar con más detalle cómo llegué el domingo al shock y por qué el shock, a veces, es lo mejor que te puede suceder.

CÓMO DESCUBRÍ QUE ESTABA METIENDO LA PATA
Descubrí que estaba metiendo la pata gracias a una constelación familiar. Cuando haces una constelación tomas representantes que se sitúan en el papel de, los vamos a llamar, protagonistas de la historia. En este caso éramos mi Llama Gemela y yo. Nos pusimos uno frente al otro y la consteladora, en este caso mi Máster, puso unos objetos entre nosotros figurando los obstáculos que impedían que nos acerquemos mi Llama y yo. Resulta que el representante de mi Llama tenía su campo despejado mientras que yo... pos no. A todo esto el representante de mi Llama estaba que echaba humo porque mi Llama sabe que la única que pone trabas soy yo... a demás estaba cabreado porque decía que no lo estoy mirando. Tras ese ejercicio dimos varios pasos avanzando en la linea temporal y sucede que más pasa el tiempo menos paciencia tiene mi Llama y más me rajo yo. Conclusión, me dio el bajón porque el está ahí, listo, preparado y esperando, muy herido, mientras yo estoy aquí y sigo escaqueandome. De ahí el susto y de ahí el bajón con su susodicho dramón. Por eso me quedé... Tocada y hundida, porque me di cuenta que si no cambio la actitud, lo pierdo. En el fondo siento que jamás lo voy a perder y que eso es, en resumidas cuentas, lo que cabrea a mi Llama pero, sinceramente, no tengo ganas de tentar a la suerte y comprobarlo porque no me gusta verlo sufrir. Y bastante a sufrido ya, en estas y otras vidas ¿Verdad? En fin, esto es lo que sucedío, lo que me tocó y lo que me ha llevado a la siguiente reflexión...

LA REFLEXIÓN TRAS LA INFLEXIÓN
De todo lo que he contado lo más doloroso fue darme cuenta y ver que no estaba mirando a mi Llama Gemela, que él no se siente mirado. Eso fue algo que no puedo describir porque, desde mi punto de vista, estaba convencida de lo contrario... pero no es así y espero haber dado en el por qué. Este detalle es, en realidad, la piedra angular de la cuestión en muchos más aspectos de los, primeramente, sospechados por mi...

EN CONCLUSIÓN
Mi Llama Gemela me está pidiendo que deje de mirarlo como ese chico alto y guapo que conocí en una fiesta para empezar a verlo como lo que es... Mi muy Amado Complemento Divino. Que lo vea y lo reconozca como parte de mi y no como alguien externo a mi. Lo que pide es que me dé cuenta de quien es realmente a nivel de corazón, esto significa saber y sentir que confío en él porque sé que jamás me hará daño y que lo que él ve en mi y que yo no veo, y por eso se cabrea, es a la Diosa. La Diosa o la Chispita Divina que le hace cosquillas, que lo hace más que feliz y que lo fascina. Esa Diosa de la que él a sido siempre un fiel devoto ¿Qué cambia en mi reconocerlo como mi Complemento Divino? Todo. Todo porque paso de sentir que debo trabajar para llegar hasta él porque, como Complemento Divino... ya lo tengo. Ya lo tengo y ya lo siento. Sé que no me lo está poniendo sencillo a drede para hacerme espabilar pero también sé que siendo la Diosa no me lo va a poner complicado. Pero ¿Qué supone Ser la Diosa? Pues supone dar un salto cualitativo y cuantitativo para mi. Y supone volver a darle la razón a mi Complemento Divino porque la primera vez que lo vi en un sueño ya me dio la clave y la resolución y es... CREES LO QUE TE HA DICHO TODO EL MUNDO SOBRE TI PERO A MI, QUE TE VEO COMO REALMENTE ERES, NI CASO. En resumen, la única forma de avanzar es hacerle caso, no porque se imponga, no... si no porque al ser mi C.D. es mi reflejo y mi corazón. Pero ser la Diosa implica mucho más porque supone para mi...
-Revisar mi vida y abandonar lo que no me hace feliz, da igual que se trate de creencias, hábitos o emociones... lo que no me hace feliz no me sirve para expresar a la Diosa.
-Reconocer que no puedo confiarme respecto a la autoestima porque si me despisto la pierdo de vista. Es mi punto flaco y hay que reforzarlo, constantemente. Y eso, en sí, no es ningún problema, el problema es creer que está resuelto y controlado.
-Abrirme a una nueva/ancestral forma de relación. Me juego algo que cuando le cuente a mi C.D. lo de las Llamas Gemelas me dirá que no tienen por qué ser pareja porque en su situación es lo mismo que haría yo pero dentro de mi sé que para él no hay otra opción. No creo que él pueda imaginarme en su vida, o él en la mía sin que sea nuestra vida. No cuando ha estado pensando en mi 15 años de su vida. De hecho, se lo merece, se merece ser mirado, reconocido, amado y aceptado como es porque enfadado y cansado, lo cierto es que... sigue ahí, espero que no por mucho...
INCISO: Al reflexionar sobre este asunto he llegado a suponer que me puede caer un chaparrón pero si hubiera chaparrón ¿No valdría, igualmente, la pena? Lo cierto es que se ha ganado el derecho a la pataleta. En fin, sigamos...
-Ser la Diosa supone ocuparme de mi en vez de ocuparme, primeramente, del resto del Mundo. Yo me voy al bosque y olvido los árboles... en esta y otras vidas lo que ha hecho que mi Llama Gemela se sienta el segundón infinidad de veces, y con razón.

Visto esto ¿Qué estoy haciendo al respecto?
1)Ocuparme de mi y descubrir lo que me hace feliz.
2)Bañarme en rayo Rosa para que diluya y elimine los miedos y resistencias.
3)Tirar de aplicaciones y alarmas para currar la autoestima.
4)Integrar qué significa ser Llamas Gemelas que viene a ser, confiar en mi, en él y en el Universo entero. Principalmente supone dejar el estrés porque en mi siempre he sabido, como lo sabe él, que nos encontraremos. Sé que es para estrangularle pero hasta ahora no me había parado a escucharme y a sentirlo así pero realmente sé que se dará el encuentro porque ya estoy en movimiento. Sé que tengo trabajo por delante, conmigo misma y con él, pero es lo que toca hacer y, ya puestos, más vale hacerlo con y desde la felicidad porque, al fin y al cabo, estamos hablando de mi Complemento Divino.

Y en eso estamos... pero bien porque ¿Cómo iba a estar mal cuando voy al Cielo Bendito? Es imposible, al menos para mi, sentirlo a él y estar triste. Me duele no haberme dado cuenta antes del dolor que nos estaba causando a ambos pero sé que esta toma de conciencia está impulsando el cambio, EL CAMBIO, que llevaba pendiente de muchas vidas. Os iré contando...

Namasté.

De nuevo os quiero agradecer todos los mensajes de ánimo y todo el apoyo recibido, lo valoro y aprecio enormemente en esto momentos. Por cuestiones de logística no podré contestar hasta dentro de un par de días porque mañana tengo mi gran prueba. Mañana tengo la oportunidad de superar muchos de mis miedos y sé que todo saldrá bien pero necesito descansar, prepararme y darme tiempo porque me van a sedar y llevaré un globo, gentileza de la Seguridad Social, que no te cuento... salgo de allí que ni para llevar carritos de súper sirvo... Cuando vuelva a ser yo dadlo por hecho ;) Mil gracias y mil besos.

QUIZÁS TAMBIÉN TE INTERESE:

4 comentarios

  1. Suerte mañana, estás haciendo un trabajo maravilloso y admirable de acción-reacción.

    Como llama "chaser", te invito a que no tengas miedo al "chaparrón"... Porque realmente SENTIMOS cuándo avanzáis y SENTIMOS cuándo nos pensáis y amáis, aunque a veces nos cueste hacerle caso a ese sentimiento, demasiado bonito y de repente como para ser cierto... O eso dice la mente jajajaja

    Pero se nota. Se agradece, y se ama. Y nos sentimos orgull@s, y no sabes cuantísimo, de verdad... De vuestro trabajo.

    Imposible reprocharos nada cuando os sentimos tan asustados de repente, imposible odiaros ni dejaros...

    Él, ya es tú.

    Y estoy segura al 200% de que se siente orgullosísimo al sentirte, y nervioso y agitado, e ilusionado e impactado, todo de repente... ¡Pero así funciona! Nos revolveis los cuerpos, de arriba a abajo.

    Y damos gracias. Gracias. Gracias.

    Continúa, estás tan cerquita...

    Mucha fuerza.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola koa, muchas gracias por tus palabras. Justo pedí saber qué sentía mi Llama Gemela al respecto cuando apareció tu mensaje y realmente me impactó, mucho.
      Estoy cerquita y, esta vez, sin recular :)
      Mil gracias por el bálsamo que han sido tus palabras. Un besazo.

      Eliminar
  2. Mucho animo.. Todo saldrá bien... Eres una campeona .. Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Tenin. con vosotras cerca es imposible desfallecer. Un abrazo.

      Eliminar

Puedes usar todo el material del blog siempre que respetes el contenido y cites la fuente. Gracias. Licencia de Creative Commons
Este obra está bajo una licencia de Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 4.0 Internacional.

Formulario de contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *

Followers