FASE IV: Recuperar el sentido del humor y la alegría

21:00



Llevo tanto tiempo estresada que había perdido completamente el sentido del humor y he llegado, incluso, a olvidar qué es lo que me hace feliz. Me he olvidado completamente de aquello que me libera, que me hace vibrar y que me suelta a base de risas. Esta pérdida de humor y felicidad no tiene, en ningún caso, que ver con el Llama-proceso porque viene de muchooo antes. De mucho, mucho antes... vamos, que el proceso se encadenó a lo que ya estaba realizando. Quizá si la pérdida del sentido del humor y la felicidad hubiera estado ligado al Llama proceso sería más sencillo de recuperar porque no andaría tan perdido, pero las cosas están como están y ya no hay vuelta a atrás. El tema es que en algún lugar andarán mi extraño sentido del humor y mi felicidad, la cuestión es... dónde y ¿Será por eso que mi Llama Gemela está enfadado? Pero vamos por partes...

Reconozco, y no es fácil, que jamás he hecho el camino desde la alegría porque tiendo a convertirlo todo en una obligación. Sea lo que sea me las apaño para modificar la eventura en rutina cuando tendría, por el bien de todos, ser al revés. Creo que nuestra vida cambiaría si fueramos capaces de hacer lo contrario, de conventir nuestra rutina en una aventura porque, jamás, sabemos lo que nos depará la vida. Y sé, a todo esto, que justamente tengo la capacidad de transformarlo todo en algo extraordinario. No me pidas que haga una tortilla que parezca una tortilla pero sí tengo la imaginación y la capacidad de ponerle a todo mi Creatividad.

Dado que como Llamas Gemelas somos UNO no se le debe haber pasado a mi Amado Complemento Divino que no he estado viviendo el proceso con la inociencia y la creatividad que van tan ligadas a la alegría. Hace siglos que no le escribo ningún cuento, que no me invento una rara sucesión de palabras, de hechos, que no me dejo envolver en la fantasía. Realmente debe ser criminal ser la aventura más grande de muchas vidas y sentir que te han convertido en un lastre más de la vida. Y creo que, aunque mi Llama no esté leyendo mi libreta lila, tiene que haber notado que hace meses, muchos meses, que no le pongo emoción al proceso.

Y sé que, tras la capa de muralla que he construido yo misma, su corazón sí siente alegría por el proceso y por la Llama aventura. Que él sí se emociona al pensar en todo esto pero que esa emoción queda, en parte, diluida por mi seriedad. Él tiene ganas de jugar, de relajarse en el proceso y de gozar de las etapas del camino. Él tiene ganas de envolverse de todo lo que soy, que es  magia y poesia. Pero no puedo legar a la magia y la poesia envuelta en capas y capas de serieda cuando no soy seriedad.

En fin, a lo que iba... ¿Cómo se recupera la alegría y el sentido del humor?
1)Volviendo al Ser. Estoy en ello, cuando lo tenga claro os cuento.
2)Dejando todo lo que se supone que debe ser para Ser. Esto lo he hecho así:
Yo_______ dejo, ahora, las expectativas que tengo yo misma sobre mi. Abandono, en estos momentos, todas las ideas, registros e influencias propias y de terceras personas que he permitido, consciente o inconscientemente, que se instalen en mi forma de ver, vivir y apreciar la vida. 
Familia, vuestras expectativas sobre mi son vuestras y con vosotros las dejo. Gracias por ayudarme a comprender qué es lo que deseo en mi vida al poner sobre mi aquello que no deseo, sin eso no hubiera descubierto mi propio camino. 
Amigos, conocidos, compañeros de trabajo... vuestras expectativas sobre mi son vuestras y con vosotros las dejo. Gracias por ayudarme a comprender qué es lo que deseo en mi vida al poner sobre mi aquello que no deseo, sin eso no hubiera descubierto mi propio camino.
De igual forma también renuncio a mis propias expectativas sobre el proceso de la Llama Gemela, a las expectativas que tengo sobre mi Llama Gemela y a las expectativas de nuestra misión común. Si mi Llama Gemela tiene expectativas sobre mi y/o con mi propia forma de hacer el proceso, con mi Llama Gemela las dejo desde la gratitud, el amor y el perdón. 
Doy gracias porque así es ya (x3) Gracias (x3)
Esto es la versión resumida porque lo que he hecho a sido enumerar a todas las personas y situaciones correspondientes que he sido capaz de descubrir, a demás de lo general. Este ejercicio es especialmente recomendable cuando los padres le pone su nombre a los hijos o cuando hay una tradición laboral consecutiva dado que es en estos casos en los que hay mayores expectativas. Lo que también he hecho es recoger mis expectativas sobre los demás para, después, reciclarlas en aceptación. Es un curro porque todos ponemos y llevamos muchas expectativas pero, al mismo tiempo, es una gran liberación.
3)Volviendo a leer a mis autores de humor preferidos porque me recuerdan que en un momento de mi vida me abrieron una inmensa puerta. No sabes lo que es reír con un libro hasta que casi tiran la puerta de tu habitación porque creen que te a dado un ataque de algo o la gente del tren te mira fatal hasta que, sin saber por qué, también se ponen a reir.
4)Reflexionado sobre Qué quiero ser de mayor sabiendo que adulta soy ya y que no va solo por lo laboral.

Y aunque no sé cuánto tardaré en volver a recuperar las ganas y la ilusión por la vida, por el proceso y por ser yo misma ya me siento más ligera y más aventurera.

Namasté.


QUIZÁS TAMBIÉN TE INTERESE:

0 comentarios

Puedes usar todo el material del blog siempre que respetes el contenido y cites la fuente. Gracias. Licencia de Creative Commons
Este obra está bajo una licencia de Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 4.0 Internacional.

Formulario de contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *

Followers