Reconciliarnos con nuestro cuerpo

21:00


Nuestro cuerpo físico es el vehículo que nos permite manifestar nuestra experiencia terrestre pero lejos de verlo como la maravilla que es, solemos mantener con él una relación de fuerza, carecía e, incluso, odio en los casos más extremos.

Y todos, de alguna forma u otra estamos acostumbrados a forzarlo desde la exigencia y no lo cuidamos desde el amor y la comprensión como debería ser. Porque nuestro cuerpo es nuestro hogar, nuestro aliado y es perfecto en si mismo pero ¿Qué hacemos? O solemos hacer con él:


1)Exigirle un ritmo de vida extremo porque tiene que dar para el trabajo, para el ocio, para la familia, para la casa...
2)Castigarlo privándolo de comida, de descanso o de placer.
3)Despreciarlo porque no mide, no pesa, no es lo que queremos que mida, que pese, que sea...
4)Alimentándolo con ideas, sentimientos o alimentos tóxicos.

Cuando, en realidad, hemos sido nosotros los que, antes de encarnar, lo hemos elegido. Hemos sido nosotros mismos los que hemos decidido la talla que vamos a tener, nuestra altura y nuestra constitución. Sé que dar este paso consiente y cambiar el chip cuesta porque tenemos muy integrado que nuestro cuerpo se debe adaptar a nosotros y nuestra vida y no que, lo lógico, es que sea al revés. Sí, compañeros y compañeras, lo lógico es que adaptemos nuestra vida a nuestras capacidades y posibilidades físicas. Y que recordemos que si tenemos cierta forma es por algo. Un algo que no recordamos pero es tan importante como para que no hayamos optado por cualquier otro. Te invito a reflexionar sobre ello y a hacer esta meditación porque te ayudará a mirar a tu cuerpo físico desde tu Alma.



Tener una buena relación con el cuerpo es la base de una buena autoestima porque si no amamos lo que somos tampoco apreciaremos el resto de nuestras cualidades. 

Tras hacer la meditación, si la relación con tu cuerpo a sido especialmente difícil, puede que tengas alguna crisis de llanto, tomas de conciencia o otro tipo de reacción pero es natural porque son muchas las emociones que puedes llevar encerradas, no admitidas e ignoradas que van a brotrar y liberarse pero, recuerda, no pasa nada, estas seguro. Espero que lo goces...

Namasté.

QUIZÁS TAMBIÉN TE INTERESE:

0 comentarios

Puedes usar todo el material del blog siempre que respetes el contenido y cites la fuente. Gracias. Licencia de Creative Commons
Este obra está bajo una licencia de Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 4.0 Internacional.

Formulario de contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *

Followers