Crudo febrero

21:00



Este mes de febrero está siendo muy crudo, no solo por las bajas temperaturas. Está siendo un mes crudo porque está poniendo frente a nosotros todo aquello no resuelto en nuestra vida. Este mes está mostrando la cara más brutal de nuestros fantasmas internos para que los afrontemos y se desvanezcan. Pero ¿Cómo resolver, ahora, lo que antes no hemos sabido resolver?

¿Cómo afrontar lo que nunca hemos sido capaces de afrontar? Porque si hubiéramos tenido la fórmula con anterioridad no existiría el conflicto, obviamente...

Y en ese pensar en el cómo he vuelto a llegar a la conclusión que la única opción es hacer las cosas de forma diferente. Pensar diferente para resolver lo no resulto, para ver diferente y llegar a una solución que, hasta ahora, ha pasado desapercibida.

En mi caso reconozco que soy afortunada porque todo el trabajo anterior a dado sus frutos y sólo me estoy dando de bruces con mi propósito divino y, menos, con la Llama Gemela porque el resto está muy calmado y colmado. Tengo una familia presente, muchos y muy buenos amigos, una casa confortable en un lugar energéticamente mágico y un trabajo que me gusta, aunque no sea mi pasión. Tengo más que las necesidades básicas cubiertas y me puedo, incluso, permitir el lujo de dedicar tiempo y espacio a mis aficiones. Y aunque esta situación era algo que parecía ciencia ficción hace un año... aquí estoy y lo he logrado. Pero sé que todo puede mejorar y que me toca mejorar lo que aún no está en un nivel que me produce una plena satisfacción personal. Y eso es lo que ahora me está gruñendo.

Por eso, porque gruñe y no me gusta que me ladren, estoy haciendo el esfuerzo de cambiar mi forma de hacer y de pensar. Si antes intentaba de todas probar cosas para ver qué es lo que he venido hacer ahora estoy viéndolas caer y dejando que el camino se muestre, claro, por sí mismo. Y aunque parece sencillo eso de estar parada esperando... para mi no lo es, y supongo que ahí la gracia de aprender lo que no controlamos bien.

Y respecto a la Llama, en mi caso, es al revés porque se trata de actuar, de dejar miedos y actuar. Este actuar es un actuar en mi, que es sobre lo único que puedo intervenir, para que luego se muestren los resultados en este plano-tiempo-dimensión. Y es hacer lo que nunca habría imaginado hacer... Buscar a alguien con el corazón en la mano. Sé que hay situaciones de todo pero siempre he sido una persona cómoda respecto a las relaciones y eso de dar los pasos yo es algo desconcentante por desconocido. Tampoco se me ha dado bien esto de mostrar y reconocer mis emociones a nivel sentimental por no añadir que desconozco el protocolo del lenguaje no verbal y ese rollo, porque me parece un rollo. No vamos a tratar el tema de filtrear porque me puede explotar el coco... Así que, más tarea por delante para mi porque lo que queda de Llama no me resulta nada fácil. Es curioso pero esto de partirme en varias partes y construirme otra vez me ha resultado más sencillo que lo que queda por hacer... Un caso.

Y para el caso... aunque este extremado cansancio me cuente que no me organizo de forma eficiente, me siento bien. Bien llena y plena de mi, de tranquilidad y de paz. Si tiene que llegar más quiebre interno, que llegue, que empiezo a tener práctica en esto de desmontarle y volverme a montar.

Sé que en estos momentos, al salir lo no resuelto, destaca más la soledad, el desconsuelo, la falta de recursos, de salud, de apoyo o lo que sea que nos toque atajar. Y sé que cuando la energía se pone extrema y nuestra situación también lo que sentimos es que no vamos a poder porque nos aplasta. Sé que es horrible sentir que no sabes por dónde empezar y que todo te desgarra por dentro porque he estado ahí no hace mucho tiempo. Por eso, porque todo aprieta y ahoga a base de bien... Vamos a usar la crisis personal como la oportunidad que es para reinventarnos y, así, encontrarnos.

Puede parecer muy simple pero lo que estoy haciendo es pensar qué haría normalmente y, después, girarlo. Si me quejaría, empiezo a agradecer... Si actuaría, me quedo quieta... Sí me quedaría quieta, busco algo que pueda hacer... y a base de traspar mis propios límites, me voy superando. No es algo fácil, no es agradable, porque me toca los dos puntos sensibles de mi existencia, pero si el dicho cuenta que cuando ya no puedes cambiar nada es para que cambies tú, por algo será. Fuerza y...

Namasté.



Aunque sea una de mis canciones de noviembre este "Breakin' down" de Skid Row tiene gusto a febrero. 

QUIZÁS TAMBIÉN TE INTERESE:

0 comentarios

Puedes usar todo el material del blog siempre que respetes el contenido y cites la fuente. Gracias. Licencia de Creative Commons
Este obra está bajo una licencia de Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 4.0 Internacional.

Formulario de contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *

Followers