Muchas cosas por hacer y muy pocas ganas...

21:00



Creo no errar cuando afirmo que las Llamas estamos pasando, en general, un momento extreme, cada uno es lo suyo ¿Verdad? Y cada vez hay más cosas a hacer y menos ganas. El cansancio nos pasa factura y es complicado porque es cansancio acumulado de otras vidas lo que nos lleva a... La pescadilla que se muerde la cola porque...

El cansancio va creciendo lo que se traduce en menos energía para ir sanando y saneando, lo que se transforma en una situación cada vez más problemática y conflictivamente latente lo que deriva en una bajada de nuestra vibración, lo que nos lleva a seguir atrayendo conflictos y problemas ¿Sip? Seh.

A estas alturas sabemos que si no elevamos la vibración seguiremos rodando en el mismo nivel de energía y mientras esperamos que, de alguna forma, llegue un resultado positivo o una solución que no encontramos porque no estamos en sintonía.

Seguramente, en este punto, te has cansado de intentar hacer y no hacer de todo. Lo sé porque me pasa lo mismo, tengo tan poca energía que no encuentro las fuerzas para más. He probado; desconectar del tema, irme fuera para cambiar la rutina, ponerme cual loca a hacer cosas, no hacer nada, encontrar una explicación, buscar una solución, volver a hacer lo que me llena y me gusta, hablar y pasearme con los amigos, mirar escaparates, bailar, escribir, tenderme en la cama y en la nada, invocar y decretar, conectar y desconectar, leer, pintar... y nada porque todo rueda, en apariencia, en un extraño bucle.

Y aunque no me guste quedarme sin recursos, me estoy quedando sin recursos... Lo que viene siendo: el bloqueo creativo y empiezo a desesperar porque estoy tan cansada que ver crecer esa montaña me agobia más... hasta el punto de temer que llegue a tanto que se me vaya a comer porque es mucho más grande, más alta y más profunda que yo.

Entonces ¿Qué hacemos? ¿Qué hacemos con todo esto? ¿Cómo invertimos la dimensión de la situación y pasados de saturados y sobre pasados a grandes y fuertes? Sabiendo que nuestra Llama Gemela no aparecerá en un unicornio blanco con la solución para todo y que el Mundo no hayará paz si no la encontramos en nosotros... ¿Qué hacemos?

Pues lo que voy a hacer es desconectar el teléfono, colgar el cartel de ausente y me voy a visualizar estirada en una playa calentita y maravillosa. Me voy a visualizar relajada mientras alguien sospechosamente parecido a mi Llama me da un masaje revitalizante. Después me daré un baño reparador y descansaré al Sol mientras me visualizo hablando con alguien, aún no sé quién, mientras le explico cómo he llegado a tomar las riendas de la situación con todo lujo de detalles. Le contaré cómo he resuelto esto y aquello de esta u otra forma porque sé que las soluciones ya están en mi solo que, con tanto caos, no hay forma humana de encontrarlas. Sé que el interlocutor que elija será una parte arquetípica de mi misma. Si invoco a Groucho Marx estaré invocando a mi parte divertida, si me veo hablando con mi abuelo representará mi sabiduría ancestral y si llamo a mi niña pequeña será para contactar con mi felicidad e inocencia primigenias. Otra opción es entrar con mi Llama Gemela pero ¿No lo estaré liando de más al invocarlo?

Otra forma de hacerlo es llamar a nuestro consejo de sabios. Visualizar que estamos sentados en un círculo con nuestros guías mientras vamos desgranando temas. También se puede hacer una lista de aquello que está por resolver y dárselo a los ángeles pero, entre nosotros, con el frío que hace en mi plano-tiempo-dimemsión lo que me apetece es calorcito y playa.

Al hacer este ejercicio puede que no obtengas respuestas a la primera porque si estamos en este lío es porque las cuerdas nos tienen muy apretados pero, en algún momento, la solución llegará. En un momento no muy lejano, y podremos renacer de estas abrasadoras cenizas.

Importante: Haz un repaso mental de aquello que deseas poner en sintonia con tu Ser antes de empezar para que tu mente inconsciente pueda ponerse a trabajar y, al finalizar, ten a mano papel para apuntar las ideas y soluciones que vayan apareciendo en ese momento o en días consecutivos, porque llegarán.

Espero que disfrutemos, todos, de estas virtuales vacaciones y de este, peculiar, descanso. No es cómo gozarlo con el cuerpo físico pero a falta de pan siempre podemos imaginar ¿Verdad?

Namasté.


QUIZÁS TAMBIÉN TE INTERESE:

2 comentarios

  1. Claro Rayito¡¡¡ ahora mismo me cojo la tabla de surf ajajjajajjajj ummmmm estoy en hawai... anda¡¡ pero si estas en el chiringuito de detrás...me gusta tu pareo jajjajjajj y... en una hora empieza una clase de submarinismo...¿te apuntas? jajajajja
    besosss

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sis, no debía ser yo porque si me medito en una playa solitaria lo último que me pongo es ropa jajajajajaja
      un rayi-beso!

      Eliminar

Puedes usar todo el material del blog siempre que respetes el contenido y cites la fuente. Gracias. Licencia de Creative Commons
Este obra está bajo una licencia de Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 4.0 Internacional.

Formulario de contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *

Followers