LA HERRAMIENTA DEL PERDÓN RADICAL ( Por S.)

21:00



El día 4 de julio de hace 8 años escribí esto en mi libreta después de haberme liberado de un amor obsesivo por alguien al que, erróneamente, le había adjudicado la condición de ser mi alma gemela.

Dios, te pido por favor que pueda conocer a una persona que vea mi alma y no el envoltorio.

Esa noche iba a una fiesta relacionada con la moda en la montaña de Montjuich y al contarle a un amigo sobre mi petición, se rió diciéndome que más bien me fuera a una biblioteca a buscar el especimen que yo buscaba. Esa noche conocí a J, mi llama gemela (un ratón de biblioteca) y se inició el proceso que dura hoy 8 años. Hago este flashback para enmarcar en el tiempo el uso de la herramienta del perdón radical que para mi ha marcado un antes y un después. 

Tuvimos una primera etapa de unos 4 años en los que, o tocábamos el cielo, o ardíamos en el infierno. With or without you de U2 es y ha sido nuestra banda sonora. Uno de los problemas básicos eran la dependencia enfermiza de él (que me hacía rechazarle por la sinuestra  razón de que me recordaba a la mía, que no he reconocido hasta hace muy poco), mi bloqueo emocional, constante lucha de egos, necesidad de tener la razón, egocentrismo...en fin, todo ello conviviendo también con lo mejor de nosotros, que no era poco, pero no suficiente para tener cierta estabilidad. 

Tuvimos una hija y a pesar de nuestra voluntad de que la relación funcionara no pudimos evitar que el barco naufragara (y bendito el día que naufragó). Yo tomé la decisión. Simplemente sentí que me había desenamorado y me convertí en lo que llamamos una corredora. Estuvimos dos años separados, viviendo en el mismo pueblo y compartiendo la custodia de nuestra hija.

Yo tuve experiencias de aprendizaje en relación a la dependencia en las amistades, las adicciones, la soledad y él las suyas propias, diferentes de las mías. Cada vez que él empezaba una relación yo lo vivía como una traición y sufría lo indecible pero aun así no me daba cuenta de que sufría porque existía un vínculo irrompible entre nosotros.

Al cabo de dos años volví a enamorarme de él y se lo hice saber. Ambos habíamos evolucionado y él nunca había dejado de amarme así que volvimos a intentarlo. Al principio todo iba bien pero no tardaron en llegar los conflictos de siempre: luchas de poder, posesividad, desconfianza, falta de comunicación de las emociones, competitividad...de nuevo un infierno. Nuestras versiones de nosotros mismos eran mejores pero todavía no era suficiente. En esta segunda etapa de la relación la vida me dio la oportunidad de interpretar el papel del cazador y pude vivir en mis carnes el dolor que pudo haber vivido mi llama.

Finalmente mi profunda dependencia y baja autoestima estaban emergiendo sin yo poder evitarlo. Mi orgullo y mis murallas se desmoronaron y tras la separación caí en una profunda depresión. De esto hace casi dos meses. Tuve la suerte de conocer a Anafha, una terapeuta que a través de los sueños y de afirmaciones me ha ido ayudando a liberar emociones reprimidas desde mi infancia: Sensación de abandono, rabia, celos, envidia, tristeza. Ella me explicó que yo me había enamorado de J porque me recordaba a mi padre del cuál yo estuve muy enamorada de pequeña. ¡Y era verdad! J despertaba en mi el sufrimiento que mi vivencia infantil con mi padre había reprimido: Un trabajo muy absorbente, una personalidad exigente, control, falta de reconocimiento, perfeccionismo. Y, obviamente, yo a J le recordaba a su madre; una madre ausente, controladora y que también, por sus circunstancias, no pudo evitar abandonarle emocionalmente.Estuvimos trabajando la relación con mi padre al que yo pensaba había perdonado y comprendido. En realidad le seguía culpando de mis problemas y sobretodo de que mi relación con J no funcionara. Una actitud totalmente infantil ya que en realidad era desde donde me seguía relacionando con mi padre y con J: desde la niña herida y exigente. 

Después de la segunda separación la actitud entre nosotros era mas bien hostil, sobretodo por mi parte, ya que él empezó un rodaje y tuvo que viajar muchos días. De nuevo el dolor del padre ausente. Organicé un viaje a Palma para ver a mi padre e intentar un acercamiento con él. En realidad lo que buscaba era que él se convirtiera en lo que no es: un padre hipercariñoso y que me diera reconocimiento. Seguía dirigiéndome hacia él señalándolo con el dedo como el causante de todos mis problemas. Y así lo percibió él a un nivel sutil lo cuál provocó que se cerrara en banda. 
Hacía unos días que había leído el artículo en el blog crecejoven sobre el perdón radical y en medio de la frustración y mientras mi padre cabeceaba a mi lado, lo volví a leer. No perdía nada por ponerlo en práctica y así lo hice. Al momento de leerlo me di cuenta de que era el momento, que tenía que dejar de magnificar los errores de mis padres, que podía hacer un ejercicio de comprensión y compasión. Vi claro que el perdón radical podía ayudarme a caminar mas ligera y también aligerarle a J la carga de mis exigencias veladas y mis acusaciones. Simplemente me resonó y la apliqué. Os recomiendo que os leáis el artículo porque se trata de una entrevista y seguro que lo entenderéis mejor explicado desde Colin Tipping que desde mi subjetividad. Yo opté por la opción de las cartas ya que me gusta y me libera escribir. En la primera te proponen explicar todo desde la posición de víctima lo cuál nos permite validarnos nuestras emociones dolorosas; valida a nuestra niña herida que tiene todo el derecho a sentir rabia, dolor, tristeza...por la herida original. En la segunda carta nos centramos en la comprensión del otro y de sus circunstancias. Yo incluí a mi padre y a J en la misma carta y creo que cada uno, si decide utilizar esta herramienta, puede dejarse llevar por lo que siente que tiene que hacer en ese momento. No me acuerdo cuántas cartas ponía pero yo me dejé llevar siempre teniendo claro que el final del camino era la aceptación y el perdón radical desde la comprensión y el amor. 

Creo que en mi caso el trabajo previo con Anafha respecto a las emociones reprimidas fue fundamental para que el ejercicio tuviera un efecto rápido. Si os decidís a leerlo veréis que habla de emociones fuertes que pueden emerger y que no tengamos miedo ya que no sucederá nada que no podamos soportar. Yo sólo se que cuando acabé me sentía ligera y joven pero mas adulta...miré a mi padre que todavía dormía y le toqué con un inmenso amor y compasión su cabecita. Hice algo que nunca había hecho espontáneamente y de corazón: le di besitos en la frente y el pobre hombre, incapaz de dar y recibir afecto por sus propias carencias infantiles, saltó de un brinco y se fué. En otros tiempos lo hubiera tomado como un rechazo pero aquel día, tras el ejercicio, lo comprendí perfectamente y hasta me reí. Luego asomó la cabeza tímidamente desde detrás de la puerta y, simplemente, me sonrió. 

Al día siguiente volvíamos a Sevilla y nos venía a recoger J. Algo dentro de mi había cambiado y ya no podía ofrecerle mi fachada hostil.  No pude evitar sonreírle y estar comunicativa. Instantáneamente se restableció un clima de cordialidad y afecto y por supuesto, en mi al menos, una renovada esperanza de futura unión. 

A día de hoy estamos acercándonos cada vez mas. Sobra mencionar que ambos tenemos miedo de que nuestras nuevas versiones tampoco encajen y volver a fracasar pero las ganas y la voluntad perviven. Esto es una carrera de fondo y yo sigo enfocada en mi autoestima y en la itv de mi ego. La terapia que he iniciado me está ayudando a conectar con mi ser y esto no es cosa de un mes por mas que lleve años en el camino del crecimiento personal y espiritual. Para mi el camino de la llama está siendo una constante lección de humildad y un despliegue de mi lado femenino, permitiéndome a mi misma la vulnerabilidad, la sensibilidad, sentir y expresar mis emociones.

Agradezco a Creatividad permitirme compartir mi experiencia en esta acogedora casa que ha creado y que tanto, tantísimo, me está ayudando en este camino. 


Muchas gracias por vuestro tiempo.



QUIZÁS TAMBIÉN TE INTERESE:

0 comentarios

Puedes usar todo el material del blog siempre que respetes el contenido y cites la fuente. Gracias. Licencia de Creative Commons
Este obra está bajo una licencia de Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 4.0 Internacional.

Formulario de contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *

Followers