Lo dejo, no lo dejo, lo dejo, no lo dejo, lo dejo, no lo dejo...

19:00



¿Cuántas veces has pensado dejo el camino de la Llama Gemela? Buuuufffff!!! ¿Cuántas veces has pensado madre mía, esto lo hago yo cueste lo que cueste? Otras tantas veces... ¿Cuántas veces has dicho que sea lo que tenga que ser que ya no puedo más? Y ¿Me rindo? Mogollón. Seguro que también has dicho infinidad de veces que puedes, que no puedes, que ya estás mejor, que te sientes peor... porque es normal.

Lo que no es normal es tener siempre el mismo nivel de confianza, de certeza, de duda y/o de cansancio ¿Por qué? Porque eres humanoide y tienes emociones. Emociones que fluctúan igual que las estaciones a medida que vas viviendo, en todos los aspectos de tu vida. Sip, lo que pasa es que no lo recuerdas ;)

Ahora no recuerdas que estudiando había dias de confianza total y días de duda absoluta, igual que tampoco recuerdas las inseguridades laborales, los cambios emocionales vividos con otras parejas o en tus relaciones en general pero era esto mismo en menor intensidad.

Tampoco recuerdas que cada vez que has perseguido un sueño eso a supuesto un saco de dudas, de temores, de sueños, de confianza, de llorera, de trabajo, de cansancio y de superación, como lo supone ahora pero ahora como amplificado.

Porque estoy segura que ya has pasado por eso antes y que de ahí viene la falsa creencia de poder decidir si seguir o abandonar. Y bien falsa que es... ya verás por qué. Sip, has leído bien :)

Como humanos... cada vez que hemos estado en una situación así a sido por nuestra propia elección consciente. Yo elegí sacarme el acceso a la Universidad y hacerme un bonito grado de Psicología (porque esa era la idea) que se convirtió, al final, es un grado de Humanidades. Es decir, yo me fui a inscribir conscientemente. Fue mi elección ¿Qué pasó? Que tenía mogollón de dudas -porque me metí en asignaturas que jamás había tocado, sí me va el rock and roll...- y muchas veces pensé que no podía, que era mejor tirar la toalla y abandonar pero... lo conseguí. Más que conseguirlo, lo peté.

Como Llamas, esto es igual pero muy diferente... ¿Por qué?
Porque hiciste la inscripción antes de encarnar. La hiciste, conscientemente, sabiendo que no recordarías las asignaturas a las que estabas matriculado, que iba a ser duro y que en muchos momentos ibas a creer que no sacabas el curso. Por eso... no computan las veces que dudas y dices que abandonas.

No computan porque el plan de estudios ya está programado para tí (y lo has programado tú, aunque ahora no lo recuerdes) y se está materializando. Por ejemplo...

Imagina que en tu plan de estudios Llama pone que vas a trabajar la compasión y que estás ahí dudando de tus capacidades. Mientras dudas vas por la calle y ves a un animal mal herido. Aún con las dudas en la cabeza, sientes el dolor del animal y le mandas amor. Seguramente harás algo por el bienestar de ese animal por... POR PURA COMPASIÓN aún y dudando del tema Llama.

En otra ocasión, y esta vez estarás muy en confianza Llama total, pasarás al lado de una anciana y no te llamará la atención esa bolsa tan pesada de compra que lleva la mujer. Estarás en el convencimiento de estar haciendo un gran trabajo Llama pero, en realidad, estás abandonando un pelín el plan de estudios.

¿Qué viene a decir todo esto? Pues viene a decir que no tenemos un mapa con las claves. No tenemos el plan de estudios que nos hemos programado. Tampoco tenemos las fechas de los exámenes... porque solamente tenemos unos pequeños apuntes. Y no tenemos el control sobre si seguimos o no porque nuestro Yo Superior, que somos nosotros, antes de encarnar se lo vio venir y no se guía por lo que decimos/pensamos, se guía por lo que hacemos. Se guía por el resultado de nuestros exámenes.

Imagina que dices abandono pero que vas cumpliendo en plan de estudios a raja tabla y con nota ¿Qué sucederá? Que te darán tu diploma (en este caso sería la Llama*) porque te has currado lo que tenías programado currar. Y luego dirás justo cuando abandono es cuando suceden las cosas y eso es una parte sí y una parte no. Sí porque más te alejas, más te pone tu Alma de vuelta... y no porque, seguramente, al dejar de pensar en la Llama es cuando te has puesto a currar para la Llama.

*Digo la Llama porque es el tema que nos ocupa pero observa que es un tema de crecimiento y evolución espiritual y que el premio no es la Llama en sí misma porque el premio es tu propia evolución :)

¿Qué sucede si no paso el examen? Nada, porque al estar tratando un tema a nivel de Alma, siempre tenemos a nuestra disposición otra posibilidad. Puedes pensar que son recuperaciones por seguir el símil pero a nivel de Alma no hay recuperaciones, ni suspensos. Hay otra posibilidad infinita más :)

Por eso...

-Cuando tengas ganas de abandonar, abandona... sabiendo que sucederá lo que has escrito que sucederá. Es decir, no te preocupes. No tienes que decidir algo cada día porque lo hicieste antes de nacer.

-No te estreses o te castigues. Si no tienes cuerpo en estos momentos... descansa y fluye con lo que la vida te pone delante.

-No creas que tu consciente es el que decide. Por eso, relax... no tienes que tomar ninguna decisión ahora y no tienes que deshacer ninguna decisión pasada porque será lo que tenga que ser.

Pero sin esa angustia que es estar pensando que lo dejo, no lo dejo, lo dejo, no lo dejo... que es mucha. Es igual que pensar es posible, no es posible, es posible, no es posible, una agonía.

En tal caso, lo que puedes hacer, y eso me ha ido muy bien... es; cada vez que tengas dudas y te sientas que sí o que no decir para tus adentros:
-Sé que antes de encarnar ya resolví esta cuestión, por eso, me relajo y fluyo con la vida porque eso es lo que me llevará al destino que he escrito, sea cual sea. 
-Dejo que la infinita sabiduría en mi se encargue de todo. Es la Divinidad, interna y externa, la que se ocupa de seguir el programa haciendo que solamente me tenga que ocupar de Ser y estar aquí y ahora. 
-Me relajo y disfruto, permitiendo que las emociones se manifiesten pero que no tomen el control de mi Ser. 
Si te parece muy largo y muy complicado, puedes hacer un Zip. Hacer un Zip es elegir una palabra que resuma la idea general. En mi caso uso mucho ya está. Que viene a ser; ya está escrito, ya está decidido, ya está resuelto y ya está hecho pero en corto.

Igualmente, lo que esté destinado a pasar, sucederá de todas formas... así que relax y

Namasté.






QUIZÁS TAMBIÉN TE INTERESE:

6 comentarios

  1. Jajajaja ay mi reina si la hiciste con este articulo...super interesante y nos viene muy bien a todos quienes pasamos por este proceso..alivia la estres y la deseperacion de la incertidumbre..no sabes que bien me hizo lo necesitaba y creo que tambien a mi llama le vendria bien leerlo y releerlo verdad...excelente..un fuerte abrazo con carino.

    ResponderEliminar
  2. Hecho está.
    Ya está.
    Todo será!

    ResponderEliminar
  3. ....chequen la letra de esta canción de Coldplay, esta me llego ayer a la mente....y justo ahora que estoy distanciada de mi llama gemela....cansada de decidir si lo dejaba o me quedaba, al final fui yo como siempre la que corre, y ahora no sabemos en que parara esto, porque hace semanas que ninguno sabe nada del otro....no lo esta sintiendo para nada, pero hoy, justo hoy he tenido como un remolino en el centro de mi pecho, se me acelera el corazón y tengo recuerditis aguda!!!...gracias creatividad por tu post...como siempre leerte me salva el día! una abrazo inmenso para ti!

    https://www.youtube.com/watch?v=lbDse15bmC0

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias a ti! La letra de la canción es.... es.... es! Gracias por compartirla :)
      Un abrazo!

      Eliminar

Puedes usar todo el material del blog siempre que respetes el contenido y cites la fuente. Gracias. Licencia de Creative Commons
Este obra está bajo una licencia de Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 4.0 Internacional.

Formulario de contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *

Followers