Menor Llama intensidad

19:00



El otro día una Llama comentó que notaba menos a su Llama y que, ahora, estaba mucho más por ella, curiosamente... a mi me sucede lo mismo.

Lo que me está pasando es;
-He dejado de notar sus emociones y sus reacciones. No sé vosotros pero yo sentía su alegría, su pena, su nerviosismo, su ansiedad y/o su paz interior, dependiendo del caso :)
-Ya no lo veo cuando medito y/o sueño. Creo que no es algo general esto de soñar con tu Llama día sí, día también, al igual que cerrar los ojos para meditar y tenerlo ahí. Bueno, meditando y sin meditar también.
-Hay momentos en los que ni me acuerdo de "esto" de la Llama Gemela. Puedo ver su nombre o algo que asocio con él pero es diferente a pensar en la Llama Gemela.
-Lo noto todo como desinflado, es decir, como si ese globo que me apretaba hubiera perdido el aire y ahora soy yo lo único en lo que me apetece centrarme.

Todo esto sin mermar un ápice lo que siento por él porque como que lo amo más. Es algo así como quererlo menos pero amarlo más. Ya me entiendes ¿Verdad?

El hecho es que me ha dado por pensar en ello, porque me parece un hecho bastante significativo, llegando a la siguiente conclusión:
Creo que esta fase es el resultado de quitar la muleta Llama en la que nos hemos estado apoyando para calibrar el estado de cada Llama que pueda estar en la misma situación ¿Por qué?

Porque este notar menos a nuestra Llama nos da la libertad de elegir seguir el camino de una forma u otra. El notar menos nos puede llevar a sentir miedo o puede reafirmar nuestra confianza porque podemos ir al "mierda, ya no lo noto y parece que todo va mal" o podemos sentir que todo va bien y cómo me encanta cuidarme, por ejemplo.

Inciso: ninguna opción es "mejor" que la otra y no significa que unas Llamas estén por encima de otras, simplemente cada uno tiene sus aprendizajes y su ritmo. Que nadie sienta que tiene más o tiene menos por esto porque lo importante es que todos vamos a llegar, más si nos ayudamos y acompañamos ¿Vale? Pues eso.

Volviendo al tema, esta sensación de desconexión es una oportunidad para observarnos y crecer desde la libertad dado que podemos decidir por donde ir. Es una oportunidad para vernos, para sentirnos y para seguir creciendo.

Y es una valiosa oportunidad para saber si nos rige la mente o el corazón... Pero no desde el decirnos que estamos en el ego, si no desde ver qué necesitamos para desplazar nuestra conciencia del reino mental al emocional, sin juicios. Porque esto no es más que otra oportunidad de seguir avanzando y creciendo desde el amor.

Desde el amor a nosotros mismos porque es de ese amor hacia nosotros mismos que fluye el amor hacia el exterior, hasta nuestro Complemento Divino... hasta la estrella más alejada del Universo.

Personalmente, y es mi opinión, creo que esta sensación es una etapa natural en el camino igual que la noche es más oscura antes de la salida del Sol. Por eso... Disfruta del amanecer y...

Namasté.


QUIZÁS TAMBIÉN TE INTERESE:

4 comentarios

  1. Yo creo que cuando trasciendes la necesidad o la ansiedad de que el encuentro suceda, paradojicamente comienzas a amar mas y mejor, al menos como yo lo estoy sintiendo, ya no intento atrapar o medir el tiempo sino dejar que todo suceda..

    Me alegro que estés de vuelta y con nuevas energías!!

    Un abrazo,
    Esther

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Exactamente, porque te permites fluir.
      Gracias, Esther! Espero que también estés bien.
      Un besazo.

      Eliminar
  2. Estoy en esta etapa, a diferencia de la mayoría de ustedes soy masculino, a la espera de que mi llama acepte la situación, es una etapa donde dejas de desear la unión física con tu llama y pasas a un estado donde eres más consciente de la situación, es una situación donde "fluyes", ya no esperas nada, se tiene plena consciencia de que soy alguien que tiene llama gemela que no puede estar con ella por determinadas circunstancias y no sé si algún día pueda estar con ella, pero estoy consciente de que ella existe, la conozco, ella no me acepta, pero sé que ella me "pertenece" y yo le "pertenezco", entonces me limito a amarla desde la distancia, ya no deseo verla, amarla, abrazarla, estar con ella físicamente 24 horas al día. Se han superado ya algunas etapas como la de la euforia inicial, la de los pleitos a morir, golpeándonos e hiriéndonos donde más nos duele, porque al conocernos mejor que a nadie más, sabemos donde golpear de modo que duela hasta el fondo del alma, pero curiosamente es una etapa donde me he dado cuenta de la comunicación telepática que existe entre ambos, a pesar de que se lo he demostrado, no me acepta, es cansada esa situación de que no me acepte, entonces prácticamente he dejado de actuar en 3D he intento enfocarme en 5D.

    Gracias Alma Creativa por todos tus posts, y gracias a las chicas que comentan en tu blog

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias a ti!
      Ai, esa aceptación... si no se aceptan a si mismos, no pueden aceptar al otro... nianuniau!

      Besos y gracias por tu comentario :)

      Eliminar

Puedes usar todo el material del blog siempre que respetes el contenido y cites la fuente. Gracias. Licencia de Creative Commons
Este obra está bajo una licencia de Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 4.0 Internacional.

Formulario de contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *

Followers