Sanar la relación con los padres

19:00



La relación que tenemos con nuestros padres es la relación más importante de nuestras vidas porque es esa relación la que servirá de base para las demás relaciones que tengamos. Será la base para las relaciones de amistad, de elección y relación a nivel de pareja, con el resto de la familia, con los compañeros de trabajo... Porque son nuestros padres el primer contacto que tenemos con el planeta.

Y son ellos los que nos enseñan, por efecto o por defecto, a interactuar con el mundo, a todos los niveles. Si nuestros padres han tenido un problema de abundancia, nosotros tomaremos esa carencia como propia, igual que si nuestros padres han desplazado su energía femenina y masculina... lo haremos nosotros.

De igual forma, no lograremos tener una relación sana con ambas polaridades si no hacemos las paces con ambas polaridades, polaridades representadas en nuestros padres. Exactamente, si hay problemas con los progenitores... hay problemas respecto a la Llama Gemela porque tomamos la energía femenina y masculina básica de nuestros padres. Si ellos no nos dan la energía que nos corresponde (las alas), no podemos relacionarnos desde el amor y la paz. Teniendo en cuenta que lo más habitual es que nuestros padres ya vienen con la energía femenina y masculina tocada... será cuestión de ponerse a trabajar ;)

Inciso: En el caso de ser criados por personas del mismo sexo (sean parejas o sean tios o tias del mismo género), por tutores o por padres adoptivos estamos en las mismas porque cuando se forma un binomio una persona toma más polaridad femenina y la otra más masculina de forma natural. Igual que puede suceder cuando falta uno de los dos progenitores. Imagina que falta el padre (por estar fallecido, por abandono, por lo que sea) pero que el abuelo toma ese papel y pasa la energía masculina. En tal caso, la energía llega. Seguramente tocará sanar la ausencia y sanar la energía en sí pero llegar, llegará.

Trabajar sanando, a nivel de Alma, la relación con los padres para poder tomar nuestras alas y la energía que nos corresponde. Eso podemos hacerlo con la siguiente meditación;





De forma que no hace falta ir a hablar con ellos y crear un nuevo conflicto por querer sanar un conflicto. A demás, al trabajar con una meditación... estamos más allá del tiempo y el lugar, en caso de estar nuestros padres ausentes. 

Al hacer esta meditación vas a sanar la relación con los padres desde el Alma, tomando conciencia de por qué acordaste llegar al planeta Tierra con su ayuda y qué te han enseñado así que es un trabajo doblemente sanador. 

Personalmente, tras hacer la meditación, he notado un cambio espectacular en mi padre. Un cambio brutal. A ver, mi padre gruñe. Le dices algo y contensta con un ah, oh, uf, ajá, vale... y ya. Total que hago la meditación por la tarde y por la noche me llama para decirme que no se puede hablar conmigo. Si no me hubiera sulfurado tanto me habría hasta reído... bueno, me dice, le digo, lo niega, me cabreo, se cabrea, llamo a mi madre, él se queja, yo me quejo, ella nos da la razón alternativamente en pos de la paz mundial, me quejo, se queja y llegamos a un acuerdo. Él cede. Yo cedo. Mi madre se despacha con los dos. Nos aliamos y fin. Paz. En ese momento pensé... parece que vamos bien pero es que lleva más de una semana haciendo el esfuerzo de hablar con frases enteras!!! Por mi parte, también cumplo con el trato e intento que se note que estoy atenta y que valoro el esfuerzo pero es que encima se ha currado mi regalo del santo, que fue hace unos dias. A ver, teniendo en cuenta que no se acuerda ni de cuándo es su cumpleaños... creo que es un gran paso por su parte oír que me felicitaba mi madre e ir a buscar algo. Un pasazo. Un paso inmenso porque desde que tengo uso de razón soy la encargada de hacerle memoria e ir a comprar los regalos de mi madre para su cumpleaños y el aniversario de boda porque, tras 40 años de casados... aún no se acuerda. En fin, que contenta estoy... 

Porque este trabajo a venido en el momento justo para que se vea el resultado de la sanación. Hay otros momentos en los que haces el trabajo y tarda un poco en manifestarse pero esta vez, en mi caso, a sido automático. Me alegra eso y me alegra saber que tomo mi energía masculina y femenina sana, brillante y vibrante. Ahm ¿Cómo lo sé? Pues ya te lo contaré que tienes su tela ;) 

Para lo que no hay que esperar es para hacer el trabajo, tantas veces como sea necesario, para poder gozar de nuestro equilibrio y nuestra paz. Suerte y... 

Namasté. 





QUIZÁS TAMBIÉN TE INTERESE:

0 comentarios

Puedes usar todo el material del blog siempre que respetes el contenido y cites la fuente. Gracias. Licencia de Creative Commons
Este obra está bajo una licencia de Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 4.0 Internacional.

Formulario de contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *

Followers