Tú eres tu poder Divino

19:00



Cuando pasamos por momentos complicados hasta el más ateo se encomienda a Dios. Esto sudece porque heredamos un registro religioso que nos viene a decir cuando no puedas hacer nada, recurre a un poder superior. Pero ¿Sabes que somos parte del poder Superior? Es más ¿Sabes que eres el Poder Superior en tu vida y que ninguna Divinidad puede venir a trastearte nada porque no tiene permiso? Ah... Sí, te lo explico...


Verás, aunque tus registros te digan lo contrario, dado que existe el derecho del libre albedrío... nadie, excepto tú, tiene el poder de interferir por ti para transmutarte o transmutar a los demás. Nadie.

Entonces ¿Funcionan los decretos, oraciones y peticiones? Siiiiiiiii. Siempre que le pongas intención a algo... esa intención obra el milagro. Es decir... cuando rezas, pides y aclamas desde el corazón... tu propia Divinidad se pone en marcha para ayudarte... pero esa Divinidad eres tú en tu forma más elevada y no un Dios que te premia o castiga, según tu comportamiento porque... Por el derecho del libre albedrío... es tu Alma la que decide las experiencias que tomas y que dejas. Es tu Alma la máxima autoridad en todas tus vidas.

Y la Divinidad, si la entendemos como algo externo a nosotros, tiene la única función de asistirte en tus decisiones, apoyarte y sostenerte. Bien mirado, esto no es poco... pero no, y nunca, esa Divinidad que consideras externa puede entrar en tu interior y cambiar el cableado que tienes. Ni con tu permiso. No. Lo que sí puede hacer es ayudarte con las herramientas, con las instrucciones y con todo lo demás pero eres tú quien hace la faena. Por eso...

A partir de este momento, si te apetece... en vez de encomendarte a la Divinidad que parece externa... puedes ir a buscar a tu Divinidad interna, por ejemplo, mediante la palabra... que viene a ser: Pido a mi Yo Superior que con la ayuda del Universo entero... porque tú eres tu propio Poder Divino.

Si aún te preguntas por qué te sucede esto a ti quita el foco de atención de la Divinidad y ve a buscar:
-¿Qué has venido a trabajar en esta encarnación?
-¿Qué patrones no reconocidos tienes?
-¿Qué te muestran los reflejos?
Porque es ahí dónde encontraras la respuesta a esa pregunta...

Namasté.













QUIZÁS TAMBIÉN TE INTERESE:

0 comentarios

Puedes usar todo el material del blog siempre que respetes el contenido y cites la fuente. Gracias. Licencia de Creative Commons
Este obra está bajo una licencia de Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 4.0 Internacional.

Formulario de contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *

Followers