Castración Femenina

22:22



Estaba escribiendo sobre el sentimiento de castración de la energía masculina cuando me han empezado a venir imágenes sobre la castración femenina.

Sí, queridos y queridas, la energía femenina también se siente castrada cuando:

-No se valoran sus emociones. Es muy bonito decir que estás dispuesto a escuchar pero si dices que una emoción es ridícula, insignificante, te ríes y/o criticas (por ejemplo, esto te pasa por tonta), estás castrando el flujo emocional femenino. A la larga la energía femenina se cerrará y optará por no contarte nada, o casi nada.

-Se usa el comodín menstrual. Queridos, porque me dirijo a la energía masculina, a veces -o siempre- la menstruación, en cualquiera de sus fases, nos afecta, vale... pero es muy desconsiderado decirle a una mujer que está más emocional, sensible o irritable porque tiene la regla.

-Cuando se hacen referencias a lo sexual. En confianza, hay piropos que no son piropos porque sientan como una patada en las narices. A lo mejor crees alagar a una mujer criticando a otra es positivo... pero no. Es feo.

-Cuando se usan coletillas genéricas tipo es que las tias siempre, es que las tias nunca. Por si no lo sabes... igual que no sois iguales, nosotras tampoco. A ver dónde tiene el foco para acabar atrayendo siempre el mismo patrón.

-Cuando, en vez de enseñar, nos apartáis para hacerlo vosotros. No podemos ser buenos en todo y está bien compartir las responsabilidades pero... una cosa es compartir y la otra barrer directamente.

-Cuando nos queréis arreglar. A veces, más que una solución, lo que buscamos en la energía masculina es apoyo y comprensión. Frente a un problema, valoramos antes el helado que el discurso. Con sinceridad te lo digo. Obviamente tiene mucho que aportar pero, dependiendo del momento, resulta sumamente castrante que te quieran poner la tirita ya.

-Huir frente a las lágrimas. Aunque no hay diferencia entre las emociones que sienten la energía femenina y la energía masculina, sí tenemos formas diferentes de expresar esas emociones. Llorar no está mal, no significa que estemos destrozadas, significa que nos sentimos seguras y en confianza. El llanto es llanto, no es chantaje ni veneno. Te digo más, tiembla el día que la energía femenina no llore (y no se ría) porque, entonces, si que estará destrozada.

-Cuando pedís sin dar. Parece que está tácitamente establecido que la mujer quiere la relación y el hombre no. Erh, no es cierto. Nadie es pone una pistola en la cabeza para mantener una relación. Son excusas. Si tienes una relación es porque quieres. Si no tienes el tipo de relación que quieres, también es tu responsabilidad.

Esto en sentido general. A nivel Llama, es muy castrante sentir que:
  • Eres la única que parece tener interés. 
  • Eres la única que hace algo por la Unión Llama. 
  • No se escuchan tus opiniones y emociones. 
Digo esto, todo esto, a modo de explicación y también de reflexión. He sido concisa y escueta para que cada uno y cada una tenga la oportunidad de reflexionarse en la intimidad, sin presión... porque sólo la reflexión nos llevará a la comprensión. 

Namasté.

P.D: Por supuesto que hablaremos de la castración masculina pero, no sin antes, hablar de las consecuencias de la castración femenina en el cuerpo físico.



QUIZÁS TAMBIÉN TE INTERESE:

0 comentarios

Puedes usar todo el material del blog siempre que respetes el contenido y cites la fuente. Gracias. Licencia de Creative Commons
Este obra está bajo una licencia de Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 4.0 Internacional.

Formulario de contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *

Followers