Castración Masculina

22:22



Agárrense los machos (literalmente) que hoy abrimos un tema que trae cola. Vamos con el tema de la castración masculina.

Por si acaso, aviso no hablamos de una castración física. No. Pobretes. Se trata de la castración mental, emocional y espiritual a la que están sometidos la mayoría de hombres.

Digo que trae cola porque, aún entendiendo el sentimiento masculino de castración, desde el lado femenino... lo veo completamente diferente. Desde el lado femenino veo mucha confusión y superposición de temas no resueltos pero castración... siempre, pues no pero... vamos por partes.

ME SIENTO CASTRADO CUANDO...


Para poder escribir con conocimiento de causa, les he estado preguntando a mis amigos, no Llama en este caso para poder hacer una comparativa más amplia, qué les hace sentir castrados. Por popularidad tenemos:
  1. Que creáis (nosotras) que la única forma válida de hacer las cosas es la vuestra. 
  2. Que mi pareja no entienda que soy capaz de tener amigas sin que eso signifique que sean ex-amantes o amantes en activo. 
  3. Comentarios comparativos sobre los ex. 
  4. Que me quieran controlar. Entiéndase preguntar dónde estás, cómo te va, qué haces... 
Y es que sí, parece que sólo las mujeres (generalizando y como representantes mayoritarias de la energía femenina) seamos castrantes. Ahora puede que te preguntes ¿Y eso? 

MUJERES CASTRANTES
Hay que señalar que las mujeres somos consideradas castantres cuando somos la pareja. Si yo, como amiga, le pregunto a mis amigos dónde están y qué hacen, aún a riesgo de llevarme sorpresas, me lo dicen tan tranquilamente (sí, me he llevado sorpresas, más de una vez...). Y si les molesta, que aunque no se ha dado el caso, dudo mucho que tuvieran problema alguno en decírmelo de forma clara y directa, sin malos rollos, porque así es la energía masculina, directa y frontal. Ahora bien, si le preguntas a mi ex seguramente te dirá que fui una castradora controladora pero... ¿Quién castra realmente, la castrante o la castradora?

MUJERES CASTRADORAS
Mujer castradora, en el caso de la energía masculina, sólo hay una, la madre. Cuando la madre es controladora, sofocante y asfixiante... castra al hijo. Y ¿Qué pasa con ese hijo? Que tiene el patrón subconsciente castrante y acaba, hasta que lo remedia, liado con mujeres castrantes. Eh, y si no es castrante, se la imagina así porque no ve otra cosa.

En resumen, siempre que un hombre es educado en las expectativas, en el control, en lo exterior (imagen de hombre exitoso, patrón de perfección laboral, etc) y en la masculinidad controladora mal entendida... se da de bruces con la castración. Es decir, se siente castrado por la madre y lucha, si no encuentra el verdadero origen, con la pareja para recuperar el control que cree que le falta.

A nivel Llama... un Llama que ha sido castrado emocional, mental y espiritualmente, lo primero que pensará/sentirá es que su Llama intenta castrarlo, controlarlo. Aunque su Llama no haga nada, aunque no sea castradora, el hombre castrado lo experimentará así.

Solución: Como energía femenina lo único que podemos hacer es... nada. Bueno, podemos comprender y aceptar el patrón. Es decir, darnos cuenta y saber que no es algo que tenga origen en nosotras. Lo que viene siendo soltar. Como energía masculina, tu trabajo es recuperar tu poder. Tu trabajo es darte cuenta del origen y perdonar para poder sanar. Por ejemplo:
  • Puedes escribirle una carta a tu madre y decirle que recuperas tu poder masculino. Que comprendes que ella lo hizo lo mejor que pudo y que la amar pero que ya no necesitas que ella guarde tu poder. 
  • Puedes visualizar a tu madre y decirle lo mismo que le dirías en una carta. Te amo, comprendo que me has educado lo mejor que has sabido. Gracias, pero ya no necesito eso, así que, recupero mi poder masculino sano y equilibrado. 
Porque hay que tener en cuenta que una madre castradora es una mujer castrada. Una mujer des-empoderada. 

Igualmente, mañana hablaremos sobre cómo llegar a un acuerdo con nosotros mismos y con la polaridad complementaria para liberarnos de todo aquello que consideramos castrante. También explicaré porque creo que, a veces, confundimos actitudes castrantes con temas que no tienen nada que ver. Mientras...

Namasté.


QUIZÁS TAMBIÉN TE INTERESE:

5 comentarios

  1. Creatividad, por curiosidad, tu que sí sabes...
    Sí hay hombres Llama que visiten tu blog? los conoces?...
    Sólo tengo la intriga.
    Buen post al igual que el de la castración femenina ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si, hay hombres Llama que visitan el blog :) No creo conocerlos a todos porque son muchas visitas al día pero sí que conozco unos cuantos, mayormente porque me han escrito!

      Gracias Luna :)

      Eliminar
  2. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  3. Qué curioso...hoy pensaba en esto al observar que al darles a elegir a los mecenas del proyecto las ilustraciones con las que serigrafía la camiseta. ellos eligen la del niño que sale de una jaula volando..ja,ja,ja. Y he llegado a la misma conclusión: la madre . Por cierto , mi llama también ha elegido esa y en su estado de whsts up dice: libre...y conozco a su madre y es tal cual lo describes.

    gracias!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La madre es el pilar de nuestra vida. Si ella tiene carencias y rigidez... que no nos pase nada!

      La camiseta pinta guay. Mola.

      Un besazo y gracias a ti!

      Eliminar

Puedes usar todo el material del blog siempre que respetes el contenido y cites la fuente. Gracias. Licencia de Creative Commons
Este obra está bajo una licencia de Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 4.0 Internacional.

Formulario de contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *

Followers