La energía de noviembre

22:22



Vamos a ver qué tipo de energía nos trae este noviembre, para estar preparados. Que no se diga que no nos sintonizamos :)

Y es que este noviembre tiene tela. No es que sea malo, es que trae trabajo. Bien mirado, tampoco es nada nuevo, ya estamos acostumbrados a currelar ¿Verdad? Seh.

NOVIEMBRE


La energía de este noviembre nos empuja a discernir entre nuestro interior y lo exterior. Como sabemos ya, nos han educado, igual que han educado a nuestros padres, a nuestros abuelos..., para tener el foco en el exterior. Desde bien pequeños sabemos, por pura supervivencia, qué hace feliz a mamá, qué espera papá de nosotros, cómo podemos contentar a nuestras abuelas. Demasiado pronto recibimos lo que la sociedad espera, lo que los jefes esperan... incluso, lo que espera nuestra futura pareja de nosotros. Así es como ha funcionado todo... y así es como está dejando de funcionar.

Lo que funciona, ahora, con la nueva energía, es la libertad personal y emocional. Es el amarse a uno mismo, completamente. Lo que se lleva es estar conectado con uno mismo, empoderado. Por eso, por el cambio energético, es posible que nos sintamos desorientados y que tengamos la sensación de falta de zona de confort. No es que estemos perdidos, es que estamos descubriendo el camino hacia la máxima expresión de la plenitud en nosotros mismos.

Aunque este paso nos puede producir cierta ansiedad, dependiendo siempre de los antecedentes y teniendo claro que estos picos pueden ir desde una leve sensación de ansiedad a su mayor expresión, hay que recordar que este caos está permitiendo que creemos un orden nuevo. Un orden basado en el equilibrio entre lo interno y lo externo.

Como sé que nos puede parecer un paso complicado, vamos a resumir el concepto general en dos simples preguntas. Frente a todo y ante todo:

¿Por qué hago esto?

¿Cómo me siento al respecto?

Como humanos... estamos acostumbrados a ir en modo automático, sin saber por qué estamos haciendo lo que estamos haciendo. Sin reconocer nuestras emociones y sensaciones mientras hacemos lo que hacemos.

Por si acaso... no hace falta enrabietarse por el trabajo. Seguramente, y me aventuro completamente ;), trabajas para comer, para pagar la hipoteca o el alquiler, para vestir... y otras cosas mundanas (que no por eso prescindibles). Entiendo que te puedes sentir mal si tu trabajo no te gusta pero... hay que vivir. Entonces... lo que te propongo es que, en vez de perder el tiempo encabritado por algo que -por ahora- no va a cambiar... dediques el tiempo y el esfuerzo a cambiar lo que puedes cambiar, como por ejemplo, el canal de televisión.

A nivel Llama: este noviembre nos va a empujar a pensar en nosotros. En lo que nosotros deseamos, soñamos y queremos, independientemente de nuestra Llama Gemela. Este mes nos pide que nos centremos en nosotros, dejando de lado lo que es de nuestra Llama Gemela. Aunque puedes pensar que es egoísmo, se trata de profundizar en uno mismo para comprender nuestras necesidades y límites. No se trata de menos amar, se trata de aprender a amarnos primero, antes de amar a los demás.

Curiosamente, hablamos del mes más Llama del año :)  No te extrañes si te dan ventoleras y sientes una gran necesidad de libertad y/o independencia, este mes, es normal.  Igual te puede dar por una cosa que por otra. Relax. Dicho esto...

Me voy a mi rincón a preguntarme

¿Por qué hago esto?

¿Cómo me siento al respecto?

que hay temas que muy claros no tengo.



Namasté.



QUIZÁS TAMBIÉN TE INTERESE:

4 comentarios

  1. Pues yo me doy cuenta de que sí que estoy en eso de discernir e irme a mí... Lo que pasa es que no lo llevo muy bien, porque lo vivo como algo excluyente o contradictorio respecto a la Llama, y me intento explicar: cuando me centro en lo que necesito y en lo que no, en hasta donde, en de que manera me gustan las cosas, etc etc, me siento mas empoderada, pero luego veo a mi Llama que hace mil malabarismos par poder combinar el trabajo, la casa y los niños (es padre divorciado) para verme a mi, y ahi viene mi contradiccion, que se traduce en malestar: si yo quiero las cosas de una manera (tener mas tiempo para los dos, mas compromiso, mas reconocimiento, mas "normalidad", por decirlo asi) y el las hace como puede (porque veo claramente el esfuerzo y que es asi), como combino yo esto? Como combino lo que quiero con lo que es? Busco otro que me lo de? Cuando me planteo eso algo me dice que no es la solucion... Asi que por ahora mucha paciencia y mucho ponerme en el lugar del otro y mucho respirar... Aun asi, si se te/os ocurriera alguna orientacion para combinar las dos cosas lo agradeceria mucho! :)
    Ah! Y como es eso de que Noviembre es el mes mas Llama de todos?

    Gracias por todo!!
    Un abrazo!
    Ana

    ResponderEliminar
  2. Hola Ana,

    Como creo que tus preguntas son de interés general, lo trato en un articulo, hace?

    Ya verás que es realmente simple.

    Besos!

    ResponderEliminar
  3. Claro, Alma! Me alegro de ser de utilidad! ;)
    Muchas gracias y besos!

    ResponderEliminar

Puedes usar todo el material del blog siempre que respetes el contenido y cites la fuente. Gracias. Licencia de Creative Commons
Este obra está bajo una licencia de Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 4.0 Internacional.

Formulario de contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *

Followers