Papeleos

22:22



La próxima semana me la voy a pillar libre para fulminar los papeleos varios que tengo. Mira por dónde... todos son temas médicos. Auch!

De salud estoy bien... lo que llevo mal son los papeles... y es que, por primera vez en mi vida, le he puesto una queja a un médico. Hombre ya! Hay cosas por las que no se tiene que pasar...

A parte de no estar a gusto con él, el summum, fue una invasión a mi privacidad médica y emocional que da vergüenza. Total...

Tengo varias reuniones con las enfermeras y me toca darle el toque a mi Doctor (especialista) para ponerlo en antecedentes. Aunque no es su especialidad, le voy a hacer saber que, por ahora, no tengo médico de familia asignado y que acepto sugerencias.

A demás, hablaré con él para que me asigne un endocrino de su confianza porque la última... era como el médico... impresentable.

A ella no le he puesto ninguna queja pero... dependiendo de lo que me diga, no lo descarto. El tema es que me dio una medicación que me hizo reacción. Puedes pensar que, bueno, siempre hay alguien a quién le hace reacción pero... es que la mayoría de medicamentos me hacen reacción porque no los tolero y estaba más que avisada del caso.

Mira que lo digo, ojo con lo que me das que los medicamentos me hacen reacción, aviso, aviso y aviso para qué, para que se lo pasen por el forro? Pues no. Más cuando mi Doc siempre me ha hecho todo tipo de pruebas para saber si una medicación era viable o no.

Sí, sí, me han llegado a decir que mi Doc me tiene muy mimada pero... es un Médico como la copa de un pino. Le han hecho varias entrevistas en la tele y siempre dice lo primero es el paciente, es una persona, no es un número. Cada persona tiene unas necesidades, unas obligaciones y unas responsabilidades. Cada paciente es único. Eso sin contar que ha creado una unidad especial que agiliza mucho la respuesta y que ha materializado programas de ayuda bastante pioneros.

No digo que todos los médicos y doctores tengan que ser igual de entregados y luchadores pero... un mínimo sí, que tienen nuestra salud en sus manos. Si yo me responsabilizo de mi cuerpo y resulta que me toca un carnicero ¿Qué hacemos?

Pues reclamar y discernir, que médicos hay varios pero cuerpo sólo uno.

Que me sea leve! Y que os vaya bien :)

Namasté.




QUIZÁS TAMBIÉN TE INTERESE:

0 comentarios

Puedes usar todo el material del blog siempre que respetes el contenido y cites la fuente. Gracias. Licencia de Creative Commons
Este obra está bajo una licencia de Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 4.0 Internacional.

Formulario de contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *

Followers