La pregunta llega cuando tienes la respuesta

22:22




Sé que, por el título de este artículo, puede parecer que estoy muy mal de lo mío, de la dislexia pero no. Hoy no. Hoy estoy fina-fina. Por eso te digo que la pregunta llega cuando tienes la respuesta.

Como bien sabes, el camino de las Llamas Gemelas se recorre a ciegas. Nunca sabes cuál es la siguiente etapa, dónde estás poniendo el pie y/o por qué se pone tan empinado. No hay mapa. No hay referencias. Por no haber... ni suele haber compañía.

Pero a nosotros nos gusta saber, por curiosidad, por inseguridad y/o por las dos, da igual. El camino es tan sorprendente y desconocido para nosotros que siempre nos empuja el querer saber. Y es ahí dónde llega la pregunta cuando tienes la respuesta. Desgranaó:
Nosotros, y con nosotros me refiero a los humanos, siempre tenemos la respuesta a todo en nuestro interior, en lo que viene siendo el chakra corazón. Esto no es palabrería mística, en la zona del corazón tienes una brújula y una especie de interruptor que te conecta con tu Alma. Ahí está. En fin, y como iba diciendo...

Nosotros tenemos todas las respuestas en nuestro interior, archivadas por temas, fechas, experiencias, colores, tamaños y letra. Tenemos toda la información en nuestro interior, organizada, y guardada ¿Por qué? Pues porque la información sólo es útil cuando la necesitamos. Por ejemplo, le puedes explicar a un niño de 1 año cómo poner la lavadora pero sabes que no se va a enterar y que estás perdiendo el tiempo. Tampoco es útil y/o práctico dar costura en primero de Mecánica. Coser está genial pero un taller de autos puede, sólo puede, no ser el lugar ni el público. Seguro que alguno se apunta pero... por mucho que le demos vueltas, hay cosas que no tienen sentido. Entonces...

¿Cómo se organiza toda la información de nuestra vida para aparecer en el momento indicado? Se organiza mediante un código. Aunque tienes las respuestas para todo, no tienes las preguntas. Es cojonudo. Simplemente genial. No me digas que no está bien organizada la cosa. Toma las respuestas que ya te harás las preguntas.

Imagina que te dan un examen sin ningún tipo de pregunta ¿Qué respuesta das? No das, te quedas tan fuera de juego que no das ninguna respuesta. O, al contrario, escribes todo lo que sabes de la materia pero eso no significa que vayas a aprobar.

Bien, ahora que sabemos que tenemos la respuesta pero no la pregunta ¿Cómo nos organizamos? ¿Cómo llegamos a las preguntas? Aaah, esto es aún más genial!

Tú no alcanzas las preguntas, las preguntas te alcanzan a ti. Sí, sí. Ni lo dudes. El truco, el quid, el como lo quieras llamar es estar atentos aquí y ahora. No, ya empezamos no. Es lo que hay...

Normalmente, así en general, nos hacemos las preguntas incorrectas. Nos preguntamos cosas que nadie puede responder, del tipo:
¿A qué huelen las nubes?
¿De qué color es el caballo blando de Santiago?
¿Por qué mi Llama Gemela...?
¿Por qué yo?
¿Por qué a mi?
¿Porque yo no?
¿Porque no a mi?
¿Por qué hace eso...?
¿Por qué no hace eso?
¿Me quiere?
¿No me quiere?
¿Dónde he puesto las gafas?
¿Le doy o no le doy?
Etc.

En vez de plantear cuestiones prácticas del tipo:
-¿Qué necesito saber ahora mismo?
-¿Qué me está diciendo mi cuerpo?
-¿Cómo me siento?
-¿Por qué estoy haciendo ....?

Por si no fuera poco hacer las preguntas al revés, cuando nos llega la respuesta vamos y desconfiamos porque nos viene de forma interna y no de forma externa. Ai Dios! Y lo sabes. Es el pez que se muerde la cola... No hago las preguntas que pueden ser respondidas y si las hago, no confío en la respuesta. Así seguimos y volvemos a empezar.

TRUCO CHACHI PARA CONFIRMAR RESPUESTAS
Si recibes una respuesta y no sabes con seguridad si te lo estás imaginando o no, pide que en el trascurso de 24 horas suene una determinada canción, por ejemplo. Pide una señal que sea orientativa e indicativa para ti. Es un ganar-ganar.

Sobre todo, ganarás tranquilidad, por no hablar de la confianza y la seguridad en tus propias capacidades!

Si no lo acabas de ver completamente claro, medita un sobre ello, plantea tus dudas que allá iremos. 

Namasté. 

QUIZÁS TAMBIÉN TE INTERESE:

2 comentarios

Puedes usar todo el material del blog siempre que respetes el contenido y cites la fuente. Gracias. Licencia de Creative Commons
Este obra está bajo una licencia de Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 4.0 Internacional.

Formulario de contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *

Followers