LA PUERTA DEL SER

22:22




Cada Ser-y-Humano tiene un equipamiento propio que lo hace único cosmicamente hablando. No solo me refiero a nuestra Huella Divina porque, la Huella Divina es compartida entre Llamas Gemelas. No... Me refiero a una determinada forma dentro de la frecuencia del Amor Universal.

Aunque todos tenemos ese equipamiento único, no todos trabajamos en nuestro hecho diferencial. Al contrario, generalmente (y espero que se aprecie la ironía) el Ser-y-Humano se suele quedar más en lo Humano, que parece que da menos trabajo que liarte a...

Buscar una puerta que ni sabes dónde está. O lo sabes pero da pereza... A lo que voy:

Todos los SERES del UNIVERSO, TODOS, tenemos una peculiaridad que compartimos con los demás. Es decir, cada uno dentro del TODO tiene un algo único y especial que es irrepetible. Algo que si no comparte con los demás se pierde para la eternidad.

El acceso a ese algo, suele experimentarse como la apertura de la Puerta del Ser, porque de alguna forma tenemos que entender el mensaje. Digamos que llegar a la Puerta del Ser es una forma de entender que hemos llegado a reconocer y comprender aquello que nos diferencia de los demás y que, a su vez, nos Unifica con el TODO.

EL PASO POR LA PUERTA DEL SER Y UN POCO MÁS ALLÁ
El paso por la puerta del Ser es muy simple porque el trabajo lo has hecho antes de llegar a la puerta. El trabajo pre-puerta a sido quitarse todos los patrones, los bloqueos y las zurriagas que te condicionaban y no te dejaban SER.

Al reconocerte como Ser vibras en tu frecuencia perfecta de amor. Esto significa que:
-Fluyes con mucha mayor facilidad porque no hay obstáculos, hay experiencias.
-Comprendes tu Ser y tu vida de forma multidimensional, por aprendizajes.
-Entiendes cuál es tu vibración interna, soltando todo lo que no corresponde a esa vibración de una forma amorosa y armoniosa.
-Encuentras en tu Ser el motor de la alegría por la vida. No es que te vuelvas de golpe un happy flower pero sí te conectas con el flujo de vida desde la pasión que sientes.
-Te miras en el espejo y te reconoces en todos los aspectos.
-Hay sinergia, y al mismo tiempo, una gran paz interna.

¿Mola? Un montón.



Namasté.


QUIZÁS TAMBIÉN TE INTERESE:

0 comentarios

Puedes usar todo el material del blog siempre que respetes el contenido y cites la fuente. Gracias. Licencia de Creative Commons
Este obra está bajo una licencia de Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 4.0 Internacional.

Formulario de contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *

Followers