Otra cosa...

22:22



Hay una frase que dice:

No eres un humano teniendo una experiencia cósmica, eres un Ser Cósmico teniendo una experiencia humana


Sobre eso vamos a poner nuestros fundamentos hoy.

NO TE FALTA NADA (en todo caso, te sobra)

El camino de las Llamas Gemelas nos lleva al extremo del padecimiento a base de sacudidas violentas, como sucede siempre en la Naturaleza. Sí, digo que la Naturaleza tiene mucha carga violenta.

Aunque los terremotos, las erupciones volcánicas y los fenómenos climáticos son las evidencias más obvias de la violencia Natural, no olvidemos los partos mamíferos o la metamorfosi de la mariposa. Si las mariposas pudieran contar cómo sienten durante su vida, seguramente íbamos a leer experiencias muy parecidas a las del camino de las Llamas Gemelas.

Esa violencia, que nos horripila en su mayoría, no es más que un proceso natural de evolución. Un proceso por el que pasamos los humanos, las mariposas y todo lo que hay en Gaia. Piensa en un árbol. Un árbol nace de una semilla ¿Te imaginas lo que tiene que pasar el árbol para salir de la semilla y llegar a ver el Sol? Y no acaba ahí, después de eso se eleva sin ningún tipo de soporte externo hacia arriba ¡Arriba! Creo que si le explicas a un árbol lo que es la ley de la Gravedad, ni si quiera sería capaz de echar raíces pero... se sostiene y crece.

En el caso de las Llamas Gemelas, y de todos los humanos, lo que nos sobra son las creencias anti-nuestra propia naturaleza. Ese tipo de creencias que dicen que:
-Ya no quiere saber nada de mi.
-Es imposible.
-Ahora sí que está acabado.
-No puedo.
-No alcanzo.
-Soy demasiado...
-Soy poco...
-Es imposible...
-Me duele...
-...

Repito:

No eres un humano teniendo una experiencia cósmica, eres un Ser Cósmico teniendo una experiencia humana


El camino de las Llamas Gemelas duele igual que duele la vida. Duele lo mismo que le duele a un árbol nacer de una mini-semilla, atravesar la Tierra y salir al Sol, sin ningún tipo de ayuda exterior.

E igual que al árbol, no te falta nada para SER, te sobran creencias, patrones y bloqueos. Te sobra todo lo que le sobraría a un árbol si quisiera que alguien lo sostenga ¿Te imaginas a un árbol diciendo que no puede crecer porque no tiene a su Llama Gemela al lado? No, porque si algo nos enseña la naturaleza es a Ser. El árbol no sabe que ES, sólo ES. No se preocupa por el clima, por las condiciones de la Tierra o por su tamaño. Crece y ES.

Ah, no, pero nosotros nos tenemos que quejar de todo!!! ¿Cómo voy a crecer si duele? ¿Quién me va a alimentar? ¿Cómo van a ser mis frutos? Porque no quiero ser un naranjo, quiero ser un manzano. Etc...

Era un árbol tan humano, tan humano, tan humano que creció para abajo pensando, pensando, pensando. Cuando atravesó la Tierra en el otro lado del planeta, se quejó por tener un camino largo!!!  


Entonces ¿Qué más necesitas para soltar el drama y SER? Porque estoy dispuesta a dártelo. Y de hacerlo de forma directa y franca, sin subterfugios ni recovecos, sin envoltura ni anestesia porque no necesitas más fantasía irreal en tu vida. No necesitas seguir creyendo que el problema está en la Tierra, en la falta de lluvia o la estación. Lo que necesitas es darte cuenta de lo que no necesitas.

No necesitas:
-Sufrir de más y de forma innecesaria.
-Creer que tus frutos son peores o mejores que los de los demás.
-Pensar que necesitas un jardinero (tu Llama Gemela) para crecer y evolucionar.

Porque ya eres. Dicho esto ¿Qué decides? ¿Vas a soltar lo que no necesitas o vas a intentar ser lo que no eres? Porque la elección es tuya.

Namasté.



QUIZÁS TAMBIÉN TE INTERESE:

0 comentarios

Puedes usar todo el material del blog siempre que respetes el contenido y cites la fuente. Gracias. Licencia de Creative Commons
Este obra está bajo una licencia de Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 4.0 Internacional.

Formulario de contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *

Followers